Todo es culpa de la covid: la llave el celular y más cosas

Suiza No.30

Mauricio Castro Salazar
mauricio.castro.salazar@gmail.com

Mauricio Castro

Ya salí de la covid. Me siento súper bien. Y no he querido ser psicosomático con esto de la covid, de verdad créanmelo, pero la verdad es que tengo solo dos opciones: echarle la culpa a la covid y a sus afecciones posteriores que pueden tener efectos a largo plazo por la infección, y no lo digo yo que conste, sino el famoso CDC de los Estados Uni…

“Castrosalazar: mae, que habladas, pero de verdad que habladas, ahora todo es culpa de la covid y ahora se la echás al CDC y al tal “Doctor Fauchi” ese…hmmmm, mae de verdad es que sos un toque psicosomático y quizás te pasan cosas, digamos, por la edad..”—me dijeron en tono de burla.

En realidad, no quiero hablar de nada de lo que dice el CDC, ni Doctor Fauchi, sobre la covid 19 persistente, covid 19 de larga duración, covid 19 posagudo, secuelas posagudas de la infección, efectos a largo plazo, de covid 19 crónico o de…

“Castrosalazar: que cansón que sos…que pereza, empezá lo que querés contar”—me dijeron con tonito

Okay okay…voy

—El celular, el celular…puchis lo dejé en el súper…— pensé mientras iba manejando, me traté de parquear a un lado de la carretera, porque aquí no se puede parquear adonde a uno le da la gana, porque le podría costar de 50 a 200 dólares… Paré, y antes de devolverme al súper, me bajé a buscarlo a ‘la joroba’, porque había acomodado algunas cosas y a veces, solo a veces, lo he dejado ahí, incluso lo he metido en una valija. Chequié todo…

No había nada ni en las valijas, ni en ‘la joroba’ ni en el piso del carro… —puta ahora sí— me dije, y empecé a hacer cálamo, hice un recuento de donde estuve…y se me ocurrió llamarme con otro celular y voilà: el puto celular estaba en algún lugar del carro…

“Castrosalazar: ajá, ¿y eso es despiste o cuál de todos los nombres se aplican: covid persistente, de larga duración, posagudo, ¿secuelas…? No me jodás om…ese despiste si mal de no me acuerdo lo tenés desde que tenías 3 años o por ahí, que es lo que tengo memoria yo desde que te conozco”—me dijeron en tono de burla.

A esos comentarios no les pongo demasiada atención y seguí buscando…¡puta aquí está!¡aquí está!—gritaba como loco….”alguien” lo dejó en la trompa del carro, por dicha no se cayó en este par de kilómetros que recorrí a 80 kph…

“Castrosalazar: de verdad que manda güevo mae…que barbaridad” —me dijeron a modo de regaño.

Seguí el camino, aunque el tren que tenía que alcanzar en Nyon —a unos 8 minutos de donde había hecho la búsqueda del teléfono— saldría en 10 minutos no sería posible cogerlo, faltaba el tiquete y bajar valijas y demás…

“Castrosalazar: no jodás mae, que cuento tan largo para contar que perdiste el celular” —me dijeron.

No di bola… efectivamente llegué a la estación, bajé valijas y listo para que cogiera otro tren…busqué la ruta para devolverme, y me fui, como a los 5 minutos empezó una especie de sonido en el carro y se encendieron unos letreros en ‘el dash’ —por cierto que los españoles le dicen ‘salpicadero’— que decían algo así, en francés: el carro que se apagará en 5 minutos porque no tiene contacto con la llave—

“Castrosalazar: ay que mae más carga… entendés francés…¿y qué…olvidar las llaves también es un tema post covid porque lo dice el CDC… el doctor “Fauchi”? No me jodas mae, que papelón…contá, contá ” —me regañaron.

Me empezaron a temblar las piernas, estaba en medio de una carretera de 80 kph, las llaves iban en un bolso para el aeropuerto, —llamé, llamé y llamé y no contestaban…puta que hago– calmate mae, calmate mae —me decía, pero las señales decían 4 minutos para apagarse
“Castrosalazar: de verdad que sos cansón para echar cuentos, que agüevazón mae, que pereza con vos, espero que no contés minuto a minuto tus congojas” —me dijeron.

Bueno, okay, para no cansarlos con el cuento y no contar los malabares que tuve que hacer solo digo: tengo el celular, el carro parqueado en la casa y todo lo que me pasó no tengo duda alguna que es parte de los efectos a largo plazo de la covid, yo nunca he sido así, bueno tan así, no soy psicosomático y mentalmente hago ejercicios todos los días dividiendo, multiplicando, contando en forma regresiva de 3 en 3 o de 4 en 4…

“Castrosalazar: ¿y dejar el vuelto en la máquina de pago automático del Súper es un efecto de la covid también, todo es culpa de la covid?

¡No me jodás!”—me regañaron.

Revise también

El futbol nos retorna a la infancia

¡Se acabó el sufrimiento! Freddy Miranda Castro la derrota ante Alemania, de alguna manera acabó …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.