Times Square (Nueva York)

Bazar digital

Carlos Revilla Maroto

Carlos Revilla

En mi visita a Nueva York, tuve el cuidado de buscar hospedaje en Midtown Manhattan, cerca de la famosa Times Square, la plaza que es el dentro neurálgico de esa ciudad. Al igual que la Plaza Roja de Moscú, Piccadilly Circus en Londres, la Plaza de Tiananmén en Pekín y Shibuya en Tokio; Times Square se ha convertido en un ícono mundial y símbolo de la ciudad de Nueva York que se caracteriza por su animación y por la publicidad luminosa.

En realidad Times Square es una intersección de avenidas en Manhattan; antes llamada Plaza Longacre, que está situada en la esquina de la avenida Broadway y la Séptima Avenida. Recibió su nombre actual por las oficinas del periódico The New York Times, que se encontraban en el famoso edificio One Times Square. Concretamente la zona de Times Square está formada por las manzanas situadas entre las Sexta Avenida y Octava Avenida que constituyen la parte occidental de la zona comercial de Midtown Manhattan. Hay que anotar, que en realidad lo que se llama Times Square comprende todo un sector, además de la propia plaza, que incluso en la parte norte es llamada Duffy Square (más adelante daré algunos detalles sobre este nombre).

Los teatros de Broadway y la enorme cantidad de letreros luminosos de neón, han convertido a Times Square en un icono de Nueva York, y un símbolo del urbanismo de Manhattan.

Pero el lugar, no siempre fue como es ahora. Por muchos años, más o menos de los años 20 a inicios de los 90 del siglo pasado, la zona estuvo invadida por la delincuencia, la corrupción, los juegos de azar y la prostitución, incluido el porno. A finales de los 90 el alcalde, junto al Times Square Alliance, llevaron a cabo un gran esfuerzo por “limpiar” la zona, aumentando la seguridad, eliminando los cines pornográficos y los traficantes de drogas. Como consecuencia aumentó el número de lugares de interés turístico y establecimientos de lujo. Los defensores de la remodelación afirmaron que el sector se había hecho más seguro y limpio. Los detractores por el contrario, sostenían que se había diluido el carácter de Times Square.

Actualmente el lugar está lleno de lugares de interés, como por ejemplo los estudios de ABC, donde Good Morning America es emitido en directo, el M&M World, una tienda lindísima de tres pisos, llena de —por supuesto— chocolates M&Ms, y artículos relacionados como llaveros, lapiceros, gorras, camisetas, etc., la cual visité; las tiendas de Hershey, así como restaurantes como Ruby Foo’s (comida china), Bubba Gump Shrimp Company (mariscos), Planet Hollywood (restaurante temático) y Carmine’s (italiano) junto con varias salas de cine y teatro.

También al sector han llegado un gran número de entidades financieras. Un ejemplo notable es el edificio de NASDAQ, que se ubica en Times Square en la calle 43, que fue inaugurado en enero de 2000 y costó 37 millones de dólares.

Aunque la vigilancia en la zona es constante desde los atentados del 11 de septiembre de 2001, en la mañana del 6 de marzo de 2008, una pequeña bomba estalló cerca de la oficina de reclutamiento militar, sin causar heridos, provocando únicamente daños menores.

El bullicio y la algarabía son constantes y casi a toda hora. Incluso en la tarde-noche es difícil transitar, por la aglomeración de gente. Pasamos varias veces por el lugar y siempre había una gran cantidad de personas. Como curiosidad un día que pasamos temprano como a las 7 a.m., ya había gente en la plaza tomando una clase de yoga, que supongo era gratuita.

En la parte norte, hay una gradería que me llamó la atención, que en las noches pasa totalmente llena, y que se usa para ver la actividad completa que hay en la plaza. Claro mucho de lo que estoy hablando es sin las restricciones que impone la pandemia, que desgraciadamente parece han vuelto.

Las celebraciones de año nuevo en Times Square ya se han vuelto tradición y leyenda. Usualmente las cadenas de televisión de EE.UU. transmiten desde este lugar la noche vieja, siendo una de ellas la cadena de noticias CNN. Ha habido celebraciones donde se han reunido más de 500 mil personas. El siguiente es un vídeo con la famosa celebración de la “caída de la bola” para la celebración de año nuevo del 2021 (con las restricciones por la pandemia), junto a la famosa canción de Sinatra “New York, New York”.

Aproximadamente, durante el año, en todo Times Square hay unos 230 anuncios diferentes. El alquiler anual de uno de estas vallas publicitarias va desde 1,1 a 4 millones de dólares, en función de variables como su tamaño, ubicación y formato (tradicional o digital).​ Las razones de su alto costo se justifican en el alto número de impresiones que reciben los anuncios. Se calcula que más de 100 millones de peatones transitan la zona al año (en tiempos normales), en parte debido a su atractivo turístico.​ Además, dichos anuncios aparecen en numerosas series de televisión y películas de forma incidental, y se calcula que la retransmisión de año nuevo es vista por más de mil millones de personas en todo el mundo.​ Por estos motivos, la facturación anual obtenida por publicidad ha crecido hasta el punto de competir con el Piccadilly Circus de Londres por ser el espacio publicitario más costoso del mundo.​

En la plaza hay dos estatuas, una dedicada a George Cohan (en la parte sur), y la otra al Padre Duffy (justo al pie de la gradería), que como mencioné, la mitad norte de Times Square se llama así en su honor (Duffy Square). En una próxima columna voy a ampliar sobre el Padre Duffy, cuya vida fue realmente fascinante.

Por el momento solo me referiré brevemente a Duffy y Cohan. Francis Patrick Duffy (1871-1932) fue un sacerdote católico y capellán castrense estadounidense. Como capellán del 165º Regimiento de Infantería, conocido como “Fighting 69th”, se convirtió en el clérigo más condecorado en la historia del ejército estadounidense. Por el otro lado George Michael Cohan 1878-1942), conocido profesionalmente como George M. Cohan, fue un artista del entretenimiento de nacionalidad estadounidense, con actividades tan diversas como la de dramaturgo, compositor, actor, cantante, bailarín y productor teatral. En la década anterior a la Primera Guerra Mundial se le llamó “el dueño de Broadway”, y es considerado el padre del teatro musical estadounidense.

Si uno visita Nueva York, definitivamente hay que conocer Times Square, tanto de día como de noche, ojalá ya en período postpandémico para sentir toda la “vibra” del lugar.

La galería es relativamente pequeña, con un par de imágenes antiguas.

 

Con la ayuda de la Wikipedia


Revise también

Hernán Imhoff

Código QR: el efecto perverso

Hernán Imhoff En sociología existe un concepto bastante difundido para explicar cómo en algunas circunstancias …

Comentar en Cambio Político

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.