El terremoto de Viernes Santo en Alaska

Bazar digital

Carlos Revilla M.

Carlos Revilla

El viernes 27 de marzo de 1964, a las 5:36 p.m., uno de los terremotos más devastadores que ha azotado América del Norte y el mundo, golpeó Alaska con una magnitud de 9,2 en la escala de Richter. El Gran Terremoto de Alaska, como también se le conoce, es el tercer terremoto de mayor intensidad registrado, después del de Valdivia, Chile (9,5) en 1960 y el de Indonesia (9,3) en 2004. También generó el segundo tsunami más devastador de la historia; la altura de ola máxima registrada fue de 67 metros en la ensenada de Valdez. Se le llama de Viernes Santo (Good Friday), porque coincidentemente ocurrió en ese día de la Semana Mayor de ese año.

El epicentro se localizó a 10 km al este del fiordo College, unos 20 km al norte de la ensenada Prince William en el Golfo de Alaska, una zona deshabitada en la costa suroccidental del estado, a 128 km al este de Anchorage. El desplazamiento del fondo oceánico generó un gran tsunami (con olas de hasta 67 mt de altura), que fue responsable de la mayoría de las víctimas y de los daños materiales. Se produjeron también grandes corrimientos de tierra que causaron muchos daños. El terremoto afectó 160 000 km2 de la superficie terrestre que fueron desplazadas vertical y horizontalmente. El desplazamiento vertical fue de 11,5 mt. El terremoto del Viernes Santo duró más de 4 minutos, sacudiendo, agrietando y demoliendo gran parte del área más desarrollada y poblada de Alaska. Este gran terremoto se sintió en una amplia área de Alaska y en partes del oeste del territorio de Yukón y Columbia Británica (Canadá).

Los terremotos con frecuencia afectan el paisaje de la región central de Alaska. Esta área está en el límite activo de dos placas tectónicas. Las placas tectónicas son las piezas grandes, delgadas y móviles de la capa externa de la Tierra. Los terremotos ocurren cuando se acumula la fricción entre dos placas, y luego liberan rápidamente energía. El megaterremoto de Alaska se produjo en una zona de subducción causada porque una placa oceánica (placa del Pacífico) se hunde bajo una continental (placa Norteamericana). La responsable es la falla de Alaska-Aleutianas, una falla inversa causada por fuerzas de compresión.

Para que se den un idea de lo que tiembla en Alaska, el siguiente mapa muestra los movimientos telúricos que se dieron solo en 2018. La mayoría de los cuales ocurren a lo largo de los límites de las placas tectónicas. Los círculos más grandes representan terremotos de mayor magnitud. El mapa lo tomé en mi visita al Museo de Anchorage, que tiene una sección dedicada al gran terremoto.

Terremoto Alaska

Uno de los fenómenos que se da con los terremotos de gran magnitud, es el que se conoce como licuefacción, que sucede cuando las tensiones y vibraciones transforman un terreno aparentemente sólido en un líquido que fluye. La licuefacción es especialmente probable en áreas donde el suelo es de arcilla blanda y suelta como la de la ensenada de Cook en Anchorage. Con el movimiento de 1964, las áreas propensas a la licuefacción vieron deslizamientos de tierra dramáticos y daños severos a edificios e infraestructura. Un ejemplo de esto fueron los suelos blandos debajo la 4ta Avenida de Anchorage, que experimentaron licuefacción, lo que provocó colapsos dramáticos en la calle, tal como se puede apreciar en esta imagen. En Costa Rica no somos ajenos a este fenómeno, que se dio en el terremoto de Limón de 1991.

Los efectos del terremoto fueron graves en muchas otras ciudades además de Anchorage, incluyendo Chitina, Glennallen, Homer, Hope, Kasilof, Kenai, Kodiak, Moose Pass, Portage, Seldovia, Seward, Sterling, Valdez, Wasilla, y Whittier.

Anchorage sufrió los daños materiales más graves. Alrededor de 30 manzanas de viviendas y edificios comerciales fueron dañados o destruidos en el centro de la ciudad. El edificio de la compañía JC Penny fue dañado sin posibilidad de reparación, el edificio Four Seasons, una nueva estructura de seis pisos, se derrumbó, y muchos otros edificios de varios pisos sufrieron grave deterioro. La mayoría de las escuelas fueron también devastadas. Los deslizamientos de tierra también causaron graves daños.

Girdwood y Portage, localizadas a unos 60 km al sureste del centro de Anchorage, sufrieron subsidencia y fueron inundados por la posterior acción de las mareas. Girdwood se trasladó hacia el interior y Portage fue abandonado. Cerca de 32 km de la carretera de Seward se hundieron por debajo de la línea de pleamar.

El tsunami generado devastó muchas ciudades a lo largo del golfo de Alaska, de Canadá, la costa oeste de los Estados Unidos (15 muertos) y en Hawaii. Se registró también en los mareógrafos en Cuba y Puerto Rico.

En total las víctimas del terremoto fueron 139 muertos (60 del terremoto y 130 del posterior tsunami)

Entre la dramática destrucción causada por el terremoto, está el del exclusivo barrio “Altos de Turnagain” de Anchorage, donde se dio el deslizamiento de tierra más largo y destructivo. Solo bastaron 90 segundos después del terremoto, para que una faja de terreno de 2 400 mt de largo por 365 mt de ancho colapsara en grandes bloques, que se deslizaron en la ensenada de Cook. Con un paso salvaje y demoledor, el derrumbe transportó algunas casas hasta 150 mt hacia el mar, y destrozó o aplastó otras. Los residentes se apresuraron a salir de sus hogares, solo para ser arrojados al suelo cuando otros bloques se separaron y se arremolinaron a su alrededor. Otros quedaron atrapados en sus viviendas. Más de 11 millones de metros cúbicos de arena, arcilla y grava se deslizaron hacia la ensenada, 75 casas fueron destruidas y cuatro personas perecieron.

En el lugar donde estuvo ese exclusivo barrio, fue creado un parque al que le pusieron el nombre de “Parque Terremoto”, para que sea un vivo recuerdo de la tragedia. Tiene senderos y un bonito mirador a la ensenada de Cook. Además de láminas informativas, y un monumento que rememora el acontecimiento. El parque es muy interesante, y tuve la oportunidad de visitarlo en mi reciente viaje a Alaska. Apenas uno ingresa al parque se percibe a simple vista el “hundimiento” del terreno que causó la tragedia.

Más devastador que el terremoto del Viernes Santo en sí, fueron los subsiguientes tsunamis que causaron grandes pérdidas de vidas y propiedades. Los tsunamis se generan por el repentino movimiento ascendente del fondo del mar a lo largo de una falla de ruptura. Estas olas pueden viajar miles de kilómetros, y pueden golpear áreas costeras bajas horas después de un terremoto con fuerza violenta. En el terremoto, algunas áreas como Anchorage fueron afectadas por tsunamis, y otras comunidades costeras con topografía diferente, como Chenega, Kodiak, Seward y Valdez sufrieron una devastación total. También compartiendo un poder destructivo sombrío, están las olas generadas por deslizamientos de tierra submarinos a lo largo de las áreas costeras, donde grandes cantidades de agua son rápidamente desplazadas por los escombros del suelo. Estas olas ocurren durante o inmediatamente después de un terremoto y pueden tener una altura de 9 a 15 metros, tan altas como una gran ola de tsunami.

Como en el título del famoso libro de Charles Dickens “Una Historia de Dos Ciudades”, les voy a detallar a continuación como afectaron el terremoto y especialmente los tsunamis, los puertos de Valdez y Seward.

Valdez estaba ubicado a la cabeza de un fiordo escénico en Prince William Sound. Una ciudad próspera de 1 200 habitantes, la economía de Valdez se basaba en la pesca, el transporte marítimo y el turismo. Cuando el terremoto del Viernes Santo golpeó, toda la ciudad comenzó a agitarse violentamente y se formaron enormes fisuras en la tierra que arrojaron barro, agua y aguas residuales seis metros en el aire. Veintiocho personas estaban en el muelle, observando la descarga del barco S.S. Chena de 122 metros. Cuando el terremoto alcanzó toda su fuerza, provocó un deslizamiento de tierra submarino debajo del área del puerto, lo que generó una ola de 12 metros que instantáneamente destruyó el puerto, los muelles, las fábricas de conservas y mató a todas las personas en el muelle. El Chena tocó fondo tres veces, rodando y golpeando tan violentamente que murieron tres marineros. Cuando la gran ola se retiró, arrojó al Chena al mar, relativamente intacto. Sucesivos tsunamis completaron la destrucción de Valdez. Después del terremoto, la ciudad decidió mudarse a un área sísmicamente más segura en lugar de refundar. Hoy Valdez se encuentra a seis kilómetros al noroeste de su emplazamiento original.

Seward una ciudad afortunada, era uno de los pocos puertos libres de hielo en la parte central sur de Alaska, y tuvo una economía activa en la pesca y la industria durante todo el año. Todo eso cambió con el terremoto. Cuarenta y cinco segundos después de que comenzara, enormes porciones del puerto de la ciudad se deslizaron hacia la bahía. La instalación del muelle de Standard Oil se rompió, arrojando combustible por todas partes. Cuando los tanques de Standard Oil se volcaron, explotaron y se incendiaron. Una pared de agua de 9 metros de altura, generada por un deslizamiento de tierra submarino y cubierta de petróleo en llamas, se tragó el área restante del puerto y el muelle. Cuarenta vagones de ferrocarril llenos de petróleo explotaron en una reacción en cadena. Cuando la primera ola disminuyó, las personas se dirigieron a tierras altas, temiendo los tsunamis. Veinticinco minutos después del terremoto, el primer tsunami golpeó a Seward con olas de 12 metros moviéndose a 160 kph. Las olas aún ardían con el petróleo en llamas. Los últimos tsunamis abandonaron la ciudad 10 horas después, dejando 13 personas muertas y Seward totalmente devastado.

Seward fue reconstruida, y actualmente es una ciudad-puerto muy pintoresca y bonita, punto de partida y llegada de cruceros. También el lugar para visitar el vecino Parque Nacional de los Fiordos de Kenai, donde se puede apreciar la vida marina y los glaciares. Pero de esto y otras cosas más de Alaska, les contaré en futuros artículos.

Como es costumbre preparé un álbum del parque terremoto, con algunas imágenes de los estragos del terremoto en Anchorage, que se puede ver en alta resolución aquí (las imágenes del parque). También pueden ver una galería con imágenes a color del US Geological Survey “1964 Alaska Earthquake Damage Photos”. Además hay un documemtal muy bueno en Youtube.


 
Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Con la ayuda de la Wikipedia y otras fuentes


Relacionado:
Compartir:

Una respuesta a El terremoto de Viernes Santo en Alaska

  1. Gustavo Elizondo 24-09-2019 en 8:05 am

    Gracias don Carlos, sus artículos aparte del valor por su contenido, están tan bien respaldados por datos y fotografías, que es como andar caminando a su lado.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.