Ding Dong, la bruja ha muerto

COMPARTIR:

Bazar digital

Carlos Revilla M.

Carlos Revilla

Esta semana murió la exprimer ministra de Inglaterra Margaret Tatcher, conocida por muchos por el mote de “La Dama de Hierro”. De triste recuerdo para muchas personas, países y grupos sociales, sus actuaciones polémicas, por decir lo menos, fueron muchas.

Por ejemplo, siendo ministra de educación en los años 70s del siglo pasado, eliminó el subsidio que daba el Estado a las escuelas públicas para dar un vaso de leche diario gratuito a los alumnos de entre siete y once años. Sostuvo que pocos niños se verían afectados si en las escuelas se quitaba la leche. Su decisión provocó una tormenta de protestas, lo que le valió el apodo de “Margaret Thatcher, Milk Snatcher” (ladrona de leche).

Por el contrario en el mismo período en Costa Rica, los programas impulsados por el gobierno de Daniel Oduber prácticamente acabaron con la desnutrición infantil en el país: en 1974, 16.000 niños comían en comedores escolares; cuando entregó el poder, 505.000 personas, entre niños, madres embarazadas y lactantes, recibían de una a dos comidas completas al día. El compromiso de Daniel con la niñez era absoluto: “Dar una botella de leche al niño de la costa y al de la montaña que no conocían ni el nombre del producto, es una verdadera revolución”, afirmó en un discurso por televisión en el segundo año de su gobierno.

Otro ejemplo fue el de la huelga de las minas de carbón, con su negativa a negociar con los sindicatos, como estrategia para debilitarlos. Después de un año en huelga, en marzo de 1985, el líder del sindicato de los mineros cedió bajo un acuerdo. Ese mismo año el gobierno cerró 25 minas de carbón, y para 1992 la cifra ya ascendía a 97; y aquellas que permanecieron activas fueron privatizadas. El cierre eventual de las 150 minas de carbón resultó en la pérdida de 10.000 empleos y el efecto económico devastó comunidades enteras en el Reino Unido.

Por el contrario en Costa Rica Daniel Oduber decía “El verdadero fin de nuestros esfuerzos no es la riqueza, sino el hombre”, y por eso su gobierno se volcó de lleno al impulso de programas de desarrollo social. En diciembre de 1974 logró la aprobación de la ley de Asignaciones Familiares, y en febrero de 1975, la aprobación de la Ley de Protección al Consumidor. Daniel también dijo “Gobernar es estar junto a los que más necesitan, no a la par de los que todo lo tienen. Gobernar es buscar los medios de dar ayuda a los pueblos que no tienen el mínimo vital que otros sí tienen”.

Por medio de recortes y privatizaciones desmanteló el Estado de Bienestar en Inglaterra. Algunas de las industrias privatizadas, como las del gas, el agua y la electricidad, eran monopolios naturales donde la privatización hizo poco por incrementar la competitividad. La privatización de las empresas públicas se combinó con la desregulación financiera en un intento por mantener el crecimiento económico.

Por el contrario en Costa Rica Daniel Oduber distribuyó más de 45.000 hectáreas en programas agrarios, e impulsó decididamente el proyecto de riego de Moracia, con una concepción claramente agrarista. Impulsó la participación del Estado en proyectos esenciales para el desarrollo económico, y logró romper el monopolio cementero privado y el oligopolio en la producción e importación de fertilizantes. Recuperó para el Estado el control de la distribución de combustibles, y luchó para fortalecer un sector de industria mediana y pesada, en manos de empresarios nacionales.

Quise contrastar estos pocos ejemplos con actuaciones del gobierno de Daniel Oduber, para darnos cuenta de las distintas formas de hacer política, una poniendo la economía al servicio del hombre y no al contrario como en el caso de Tatcher. Esto se ve muy claro en la nueva ola económica conservadora que se desató y que a la postre resultó en políticas neoliberales alrededor del mundo, que resultaron muy onerosas para los países que las aplicaron. Junto a Ronald Reagan, Margaret Tatcher será recordada como una de las iniciadoras de este movimiento económico.

No menciono el episodio de la Guerra de las Malvinas, porque más bien se requiere una columna solo para ese tema. Así que dejaré para otra oportunidad el episodio del hundimiento del General Belgrano con sus 343 víctimas argentinas.

Sin embargo de todas las cosas que hizo Margaret Tacher, la que en lo personal más me impactó, por su fuerte componente humano, fue la de Irlanda del Norte y la huelga de hambre de los prisioneros del Ejército Republicano Irlandés (IRA por sus siglas en inglés).

En 1980 y 1981, los prisioneros del IRA en la cárcel norirlandesa de Maze, llevaron a cabo varias huelgas de hambre en un esfuerzo por recobrar el estatus de prisioneros políticos. Bobby Sands inició la huelga de 1981 aclarando que ayunaría hasta la muerte de ser necesario, a menos que sus compañeros obtuvieran ciertas concesiones que mejoraran sus condiciones de vida. Los prisioneros se iban incorporando a la huelga de forma paulatina según intervalos establecidos, con el propósito de atraer la máxima atención pública con ayuda del movimiento republicano y ejercer así una mayor presión sobre el gobierno inglés. Thatcher se negó a devolver el estatus de prisioneros políticos a los presos, declarando que el “crimen es el crimen y nada más que el crimen; no hay nada de político”.

Por cierto, sobre esto hay una película llamada “Hunger“. Yo recuerdo este caso, me causó una gran impresión. La prensa seguía día a día la evolución de los huelguistas de hambre, especialmente desgarrador fue el caso de Sands, ver como no quiso abandonar el ayuno, hasta que murió. Estaba tan flaco que los huesos de las caderas le produjeron llagas en la piel, lo único que tomaba era agua azucarada. Fue algo tremendo.

Cuando a los 66 días de ayuno Bobby Sands murió, la primer ministra Tatcher ni se inmutó y solo dijo “Eligió suicidarse. Fue una elección que su organización no ofrece a ninguna de sus víctimas”.

La huelga de hambre, que duró siete meses, dejó como saldo 10 presos muertos, entre ellos Bobby Sands, Francis Hughes, Raymond McCreesh, Patsy O’Hara, Joe McDonnell, Martin Hurson, Kevin Lynch, Kieran Doherty, Thomas McElwee y Mickey Devine.

Bobby Sands se convirtió en mártir y héroe. Para muchos que sólo habían visto la máscara del terrorismo, el IRA mostró su aspecto humano: el rostro de un rebelde de 27 años muerto prematuramente. Él inmortalizó la frase “Nuestro día llegará”, y el día llegó con los acuerdos de Viernes Santo en Irlanda del Norte.

Queda de consuelo, que su sacrificio fue el inicio de un cambio para algo mejor en esa región del mundo.

Con razón en Inglaterra la canción “Ding Dong! The Witch is Dead” (Ding Dong, la bruja ha muerto) se convirtió en un éxito tras el fallecimiento de Tatcher.

EVALUE ESTA COLUMNA
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

COMPARTIR:

Revise también

FANAL

FANAL: Análisis FODA

Elaboración: Lic. Rafael Barrientos Germé Comentarios: Arq. Oscar Rodríguez Mejías Datos Históricos La Fábrica Fábrica …

6 comentarios

  1. Tomàs Artiñano Ferris

    Curioso!
    Nosotros tan mal…y ellos (con todo y bruja) tan bien!

  2. ¿Quién dice que están bien Tomás? Cuando Thatcher ascendió al gobierno el nivel de pobreza marcaba nueve por ciento, cuando lo dejó había aumentado a 24 por ciento.

  3. Tomas Artiñano – nosotros en America Latina interrumpimos el proceso de la construcción del Estado de Bienestar, ellos llegaron al punto maximo que hoy pueden darse el lujo de achicarlo, desacelerarlo, principalmente para ayudarnos, imagine!

  4. Tomás Artiñano Ferris

    @admin…pues habrá que ver los datos…porque los salarios en el Reino Unido no dejaron de subir entre 1980 y 1990. La expansión económica sólo se contajo hasta el año de 2007.
    @Marzha…qué es eso de que “llegaron al punto máximo”?

  5. AL punto maximo del Estado de Bienestar Social, por ejemplo: Un hogar de ancianos totalmente asistido por el Estado, omnibus de lujo los busca para llevar a una opera y luego los lleva al hogar, que le parece? Llegaron al maximo. Hoy hacen ciertos cortes, desaceleran sus economias para ayudarnos – globalizacion

Comentar en Cambio Político

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!