50 años

José María Penabad López

Compañeros, colegas: Acertadamente, celebra hoy (16 de setiembre 2019) el Colegio de Periodistas los 50 años de su fundación. Por razones de salud, ruego disculpar mi ausencia. No olvido, si embargo, fecha y circunstancias, aunque en mi memoria se pierden todos los nombres de tan singular y positiva gesta profesional.

La colegiatura se fraguó y nació en la vieja casona que ocupaba LA HORA en la Avenida Quinta, sita 50 metros al Oeste de la Radiográfica, cuadra y media distante del Parque Morazán. Soy testigo de primera fila. Les diré:

¿Por qué en LA HORA? Es historia real y anécdota periodística que vale la pena rememorar, sintetizando.

Julio Suñol y José María Penabad ocupaban lugares de mando en la cúpula directora de La Prensa Libre. Un día, retrocediendo medio siglo, el ex presidente don Otilio Ulate citó en su casa habitacion, Barrio Amón, a Suñol y Penabad. Y del encuentro surgió un acuerdo mediante el cual ambos periodistas pasarían a ser propietarios de la franquicia, no circulaban, de La Hora y Diario de Costa Rica.

Los periodistas pagarían y pagaron 40 mil colones a don Otilio y recibirían la casona de la Quinta Avenida donde se ubicaba taller de formación y la rotativa que alquilaba local en una calle próxima al Mercado central. Don Ricardo Madriz, de la gerencia del Banco Nacional, ayudó con un préstamo y la operación se formalizó.

Primero, circuló La Hora. En la casona acomodamos taller, redacción y administración. El primer redactor contratado fue Enrique Tovar que debutaba como periodista. Tambien Ángela Ulibarri y Miguel Arce. Más tarde, alternativa de propiedad y lugar para La Hora, trabajaron Alvaro Madrigal, Miguel Ángel Agüero, Norita Ruiz y la colaboración de Enrique Obregón.

La casona de la Quinta Avenida se convirtió en sitio simpático muy visitado y acaso tertulia del gremio. Y saltó la chispa: Colegiatura periodística. Sus principales animadores, acaso gestores, fueron Julio Suñol, Carlos Darío y Rolando Angulo, Javier Solís y siempre, ayer y hoy, Carlos Longhi. No recuerdo otros nombres, perdón. Los 91 años que cargo a la espalda no me dan para más.

El Colegio de Periodistas gozó del apoyo general de los profesionales de Prensa. Orlando Núñez, de La República, Guido Fernández de La Nación, Yehudi Monestel de La Prensa Libre afianzaron el entusiasmo de sus compañeros. Y el proyecto fue realidad. Es realidad.

En su despedida de West Point, allí se formó y enseñó, el General MacArthur dijo: Los viejos soldados no mueren, de diluyen. Hoy, este viejo periodista, colegiado 33 se difumina con un abrazo cordial.

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún sin evaluar)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.