Los principios cooperativos en la clínica de Tibás

Bazar digital

Carlos Revilla M.

Carlos Revilla

Hace algún tiempo que tuve que ir a la farmacia de la clínica de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) en San Juan de Tibás, al costado sur del estadio Saprissa, me tocó hacer una buena fila. Mientras esperaba en la cola, noté unos cuadros en la pared que me llamaron la atención. Los observé en detalle y resultaron ser unos muy bonitos con los principios del cooperativismo, a los que entonces, aprovechando la espera mientras avanzaba, les tomé una foto con el celular. Recordemos que la clínica de Tibás esta administrada por una cooperativa.

Un día de estos revisando fotos, me aparecieron las que tomé en esa oportunidad en la clínica de Tibás, y me pareció una bonita idea escribir un poco sobre las cooperativas y transcribir sus principios y valores, más que actualmente hay tanto desconocimiento, especialmente en los jóvenes, sobre lo que es una organización de este tipo. Y además compartir las imágenes que están muy bonitas.

Antes de entrar en materia, vale la pena hacer unas breves anotaciones sobre los inicios de la clínica de Tibás. En 1989 un grupo de trabajadores de la salud, tanto del área pública como privada, teniendo en cuenta la experiencia de Coopesalud con la clínica de Pavas, plantean la posibilidad de que la nueva clínica de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) en San Juan de Tibás, sea administrada por una cooperativa. La propuesta es aceptada y los trabajadores constituyen en enero de 1990 la Cooperativa Autogestionaria de Servidores para la Salud Integral – Coopesain R.L. y en mayo del mismo año, bajo la administración de esta cooperativa, la clínica integrada de Tibás Rodrigo Fournier Guevara abre sus puertas para atender a las comunidades de Tibás (distritos de San Juan y Llorente) y de Moravia (distrito de San Vicente) junto al distrito de San Juan en el cantón Santo Domingo de Heredia. En ese modelo el inmueble y los equipos requeridos pertenecen a la CCSS, sin embargo los gastos de mejoras y de mantenimiento corresponden a la cooperativa; la atención de los afiliados es financiada por la CCSS.

Para hablar de los principios y valores cooperativos no se puede dejar de hablar del nacimiento de ese movimiento. Así que de forma muy sucinta voy a hacer una introducción.

Con varios precedentes a lo largo de la historia (en 1769, se había fundado la cooperativa de consumo de la Sociedad de las Hilanderas de Fenwick o “Fenwick Weavers’ Society”, en East Ayrshire, Escocia), y con las excepciones de los socialistas utópicos, el punto de partida efectivo del movimiento cooperativo se inicia el 24 de octubre de 1844 en Inglaterra cuando un grupo de 28 trabajadores (27 hombres y 1 mujer) de la industria textil de la ciudad de Rochdale que se habían quedado sin empleo tras una huelga, constituyeron una empresa que se llamó “Sociedad Equitativa de los Pioneros de Rochdale”, a la cual aportaron cada uno la cantidad de 28 peniques.

Estos primeros cooperativistas, conocidos como los “Pioneros de Rochdale” se dotaron de una serie de normas que presentadas ante la Cámara de los Comunes del Reino Unido fueron el germen de los “Principios cooperativos” como los conocemos hoy en día. No los voy a enumerar, más que todo porque estos han sido revisados a través del tiempo, y especialmente porque los que están en la clínica de Tibás, son los que fueron revisados por última vez por la ACI (Alianza Cooperativa Internacional), en el congreso del centenario y la asamblea general de esa organización, en Manchester en setiembre de 1995. La nueva propuesta consta de siete principios: membresía abierta y voluntaria; control democrático de los miembros; participación económica de los miembros; autonomía e independencia; educación, formación e información; cooperación entre cooperativas; y compromiso con la comunidad.

En cuanto a Costa Rica, ya había escrito un poco sobre el cooperativismo en mi columna sobre la historia de la Cooperativa Victoria, la primera que se fundó en el país.

La nueva versión de los “Principios Cooperativos” está contenida dentro de una “Declaración sobre Identidad Cooperativa”, que define los valores cooperativos básicos a la ayuda mutua, la democracia, la igualdad, la equidad y la solidaridad y además declara que los cooperativistas creen en los valores éticos de la honestidad, la transparencia, la responsabilidad social y la preocupación por los demás.

Ahora si, veamos los cuadros, nueve en total, y lo que nos dicen. Los principios son siete, así que los otros dos son los valores y una definición de lo que es una cooperativa. El de los valores viene con una foto antigua de los Pioneros de Rochdale y el que tiene la definición de cooperativa con mapa del continente americano, por venir del capítulo ACI américas.

Recordemos que todos estos conceptos fueron revisados y adoptados en Manchester, el 23 de Setiembre de 1995.

Las imágenes se pueden ver colectivamente en la galería al final del artículo, o individualmente pulsando el título de alguno de los puntos a continuación.

Valores. Las cooperativas se basan en los valores de ayuda mutua, responsabilidad, democracia, igualdad, equidad y solidaridad. Siguiendo la tradición de sus fundadores, sus miembros creen en los valores éticos de honestidad, transparencia, responsabilidad social y preocupación por los demás.

Definición. Una cooperativa es una asociación autónoma de personas que se han unido voluntariamente para hacer frente a sus necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales comunes por medio de una empresa de propiedad conjunta y democráticamente controlada.

Principios cooperativos

1er Principio. Membresía abierta y voluntaria. Las cooperativas son organizaciones voluntarias, abiertas a todas las personas capacitadas para utilizar sus servicios y dispuestas a aceptar las responsabilidades de ser socias, sin discriminación por motivos de sexo, raza, situación social, política o religiosa.

2do Principio. Control democrático de los miembros. Las cooperativas son organizaciones gestionadas democráticamente por las personas socias, quienes participan activamente fijando sus políticas y tomando decisiones. Los hombres y mujeres elegidos para representar y gestionar las cooperativas son responsables ante el resto. En las cooperativas de primer grado, se ejerce la igualdad de voto (una persona, un voto). Las cooperativas de otros grados se organizan también de forma democrática.

3er Principio. Participación económica de los miembros. Las personas socias contribuyen equitativamente al capital de sus cooperativas y lo gestionan de forma democrática (al menos parte del patrimonio social es normalmente propiedad común de la cooperativa). Acostumbran a recibir una compensación, si hay, limitada al capital entregado como condición para ser socio. Asignan los excedentes a todos o algunos de estos fines el desarrollo de su cooperativa posiblemente mediante el establecimiento de reservas, parte de las cuales, al menos, no serían repartibles; el retorno a los socios en proporción a sus operaciones con la cooperativa; y el apoyo de otras actividades aprobadas por los socios.

4to Principio. Autonomía e independencia. Las cooperativas son organizaciones autónomas de autoayuda, gestionadas por las personas socias. Si firman acuerdos con otras organizaciones, incluidos los gobiernos, o si consiguen capital de otras fuentes externas, lo hacen en términos que aseguren el control democrático por parte de sus socios y mantienen su autonomía cooperativa.

5to Principio. Educación, entrenamiento e información. Las cooperativas proporcionan educación e información a las personas socias, a los representantes elegidos, a los cargos directivos y a los trabajadores que puedan contribuir de manera eficaz al desarrollo de sus cooperativas. Informan al público, especialmente a la juventud y a los líderes de opinión, de la naturaleza y beneficios de la cooperativa.

6to Principio. Cooperación entre cooperativas. Las cooperativas sirven a las personas socias lo más eficazmente posible y fortalecen el movimiento cooperativo trabajando conjuntamente mediante estructuras locales, nacionales, regionales e internacionales.

7mo Principio. Compromiso con la comunidad. La cooperativa trabaja para el desarrollo sostenible de su comunidad por medio de políticas aceptadas por sus miembros.

Cuantas veces no hemos estado en algún lugar y no le ponemos atención a lo que está en nuestro entorno. Muy bien por Coopesain, que tuvieron esta gran idea de poner esos cuadros en la pared donde se hace fila para la farmacia de la clínica. Una forma muy diferente y entretenida de repasar los principios y valores cooperativos.

0
0

Con la ayuda de la Wikipedia y otras fuentes


Revise también

Un cuento de hadas…

Fernando Berrocal Del diálogo multisectorial del Gobierno no salió un auténtico e inmediato Plan de …

Comentar en Cambio Político

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.