La Patrulla Internacional de Bares: Barrio Malasaña

Especial para Cambio Político

SEMPER COMPOTATIUM

Y LLEGO LA PATRULLA DE BARES

Al rescate de la más noble de las tradiciones culinarias costarricenses: la boca
Enemigo mortal del karaoke y los bares de pipicillos

Patrulla de BaresMisión: Barrio Malasaña
Dónde: Madrid, España (ver mapa)

Barrio Malasaña

Los lectores avezados de estas crónicas conocen las glorias caballerescas de su narrador, quien cada dos años asiste a Cortes en Madrid a honrar con su hidalga presencia las asambleas de su ilustre orden caballeresca. Y es que precisamente deambulando por las calles castellanas se sentaron las bases de lo que posteriormente se conoció como la Patrulla de Bares, grupo de investigación científica y reflexión filosófica dedicado a glorificar los méritos culinarios de los nobles expendios de licor.

Para su más reciente periplo, el Cronista se contactó con uno de los miembros de la nobleza originaria, uno de los sacrificados patrulleros fundadores, quien no por casualidad se convirtió en residente madrileño, tal es su espíritu de sacrificio. Como caracteriza a la acuciosa exploración patrullera luego de rigurosas evaluaciones se escogió recorrer el tradicional barrio de Malasaña, actual punto caliente de la abundante actividad etílica de Madrid, junto con sus celebradas tapas.

Primero la introducción histórica de rigor, el barrio en cuestión ocupa la parte noroeste del centro de Madrid y su nombre original era “barrio de las Maravillas” pues ahí había un convento en donde se veneraba a una virgen con ese nombre. Más tarde se le conoció barrio Universidad porque allí estuvo la primera universidad de Madrid, pero desde 1961 se cambió a su nombre actual en homenaje a una heroína de la resistencia a las invasiones napoleónicas. El sector en cuestión se edificó en la segunda mitad del siglo XIX, en los años 70 se le considera el iniciador de la llamada “movida madrileña”, cuando finalizó la dictadura y la gente se podía mover con libertad, pero luego se deterioró bastante, de hecho abundaba en drogos y delincuentes, hasta que recientemente la moda hípster lo hizo su lugar favorito. Es increíble ver como en relativamente poco tiempo la zona se renovó urbanamente, atrajo a nuevos residentes de pintas extrañas, pero sobre todo, se llenó de locales interesantes para saciar los apetitos.

icon-car.pngFullscreen-Logo
Malasaña

cargando mapa - por favor, espere...

Malasaña 40.426700, -3.704230

 
Dentro del estricto planeamiento de la incursión, se escogió iniciar un domingo a las 12 mediodía (en España las actividades se realizan en promedio unas dos horas después de lo que se acostumbra en nuestras latitudes tropicales, lo que entonces equivalía a madrugar), en la esperanza de que los excesos de la noche anterior ahuyentaran a las aglomeraciones que caracterizan a los bares madrileños, sin embargo esta previsión resultó vana, en España todos los días y todas las horas son hábiles para tomar. Además, algunos locales interesantes estaban cerrados, pero eso no impidió hacer una fructífera revisión.

La primera escala fue Casa Macareno, en la calle San Vicente Ferrer número 44 un local fundado en 1920 pero recientemente remodelado, las ansias digestivas pronto fueron saciadas con unas tapitas de patatas ali oli, que hay que aclarar dado que en Costa Rica están deformando este nombre, la salsa no es simplemente ponerle mayonesa, tiene que llevar también ajo, aceite de oliva, limón y perejil. Luego se ordenó la comida de verdad: anchoas de Santoña con pan de Bergamota; anchoas naturales con tomate pimiento y alcaparrón y unos mejillones al vapor con ajo, tomillo, laurel, cebolla morada y vino blanco, esto último algo verdaderamente sublime, pero ni modo, hubo que cambiar de sede y seguir con la misión en otro lugar.

Hubo un intento por entrar a un local que es famoso, La Ardosa, pero estaba que no cabía ni un alma, obviamente, queda en la lista de pendientes.

Malasaña

Una muestra de un pueblo infeliz y desventurado

Otro de los estudiados de previo y que sí se pudo reseñar fue Casa Perico en la Calle de la Ballesta 18, un local más nuevecito, fundado en la década de los 40 y que fue casi que la única opción que se encontró con espacio para albergar a la Patrulla, que en su misión degustadora ordenó raciones de un delicioso chorizo, que estaba muy jugoso; croquetas herrera imperial de jamón de jabugo, uno de los jamones más apreciados y caros de España porque los chanchitos viven en libertad y se alimentan con bellotas; las tradicional morcilla de Burgos que se caracteriza por ser picantita y llevar arroz tostado y finalmente se probaron unas patas de pulpo a la brasa con vinagre balsámico, aunque no eran a la brasa, estaban exquisitas.

Y aunque la idea original de la Patrulla era recorrer por lo menos una media docena de locales, lo apetecible de los menús degustados y la aglomeración sólo permitieron examinar otro lugar más, esta vez se escogió uno de corte nuevo, denominado Sobrado en la Calle del Pez 30, ya con sólo ver la barra se produce un amor a primera vista porque estaba llena de pinchos, o sea, tajadas de pan con apetecibles ingredientes encima. Aquí se degustaron unas croquetas caseras variadas de jamón bacalao, hongos boletus y espinacas y para que no nos diera mal de patria, unas tostadas de maíz crujientes con guacamole, langostinos y cebolla encurtida.

Hay veces en que gallardamente se debe admitir la derrota y esta vez la Patrulla fue vilmente vencida por las multitudes de sedientos madrileños que no cedieron espacio en sus veneradas tabernas. Afortunadamente la jornada del Cronista se estaba iniciando y vendrán momentos más felices que serán narrados en relatos venideros.

Aunque repasando las fotos, no nos podemos quejar…

Un video de muestra con reflexiones filosóficas patrulleras

 

Evalúe esta crónica: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Crónicas LPB

PATRULLA DE BARES

LLOREMOS POR SIEMPRE POR LA EXTINTA SAINT FRANCIS
¡LA BIRRA EN VASO SIN HIELO! ¡NI A PICO DE BOTELLA!

Combatiente declarado contra los sports bar
Los aborrecibles Pancho’s, Millenium, Yugo de Oro Cinco Esquinas y el Valle de las Tejas dichosamente de Dios gozan


Relacionado:
Compartir:

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.