Hay que nacionalizar Alunasa

Luis Fdo. Díaz

Luis Fernando Díaz

Alunasa es un enclave del capitalismo militar (disfrazado de socialismo) venezolano en territorio costarricense.

Alunasa se niega a reconocer los derechos laborales de los obreros costarricenses.

Los despide sin garantías (hoy, ahora, después de nuestra gesta democrática del primero de abril).

Alunasa está tratando de camuflar la naturaleza de los bienes (activos reales, por lo menos), por medio de una figura legal artificiosa para no darlos en respaldo de su deuda laboral.

Alunasa no tiene, no ha tenido razones para tener pérdidas, otras que el agiotaje con sus resultados y excedentes, tanto como el robo descarado. En 2013, por ejemplo, “con 413 trabajadores, que producen un promedio de 26 toneladas métricas por trabajador, el mayor rendimiento de los últimos cinco años. En 2009, la producción promedio por trabajador era de 20 toneladas métricas.” Ese año “tuvo ingresos superiores en 51,9% a los del año previo, al situarse las entradas en Bs. 322 millones. El balance anual registra números azules con una utilidad de Bs. 35,2 millones, cuatro veces mayor al beneficio obtenido en el 2012.” “La utilidad neta proyectada al cierre del año se ubicaba en US$ 4.945.844 “.

Entonces era tutelada por la Corporación Venezolana de Guayana (CVG). En noviembre de 2017, mediante Decreto Nº3176 (Gaceta Oficial Nº 41286) se transfirió el control de CVG y sus 20 filiales al aventurero Tarek El Aissami, vicepresidente de Maduro.

Desde el 17 de marzo 2015, el presidente de ALUNASA es el general Noel Rafael Martínez Rivero (Guasipati). La prensa afirma que “En la empresa cobran más de 10 familiares del presidente Guasipati: la esposa es Jefa de la Oficina de Desarrollo Social y la hermana no tiene cargo conocido, pero ambas reciben sueldos mensuales de 4.500 dólares. El cuñado es vice-Presidente Ejecutivo ($ 6 mil). Tres sobrinos del presidente: el auditor Interno ($ 5 mil), otro es el Gerente de Recursos Humanos (5 mil $) y otro Ayudante en el taller de electromecánica ($ 2.500). Además, un sobrino de su esposa es el Jefe de la Oficina de Comunicación y Relaciones Públicas ($ 4.500), el tío de la esposa del Presidente ($ 3.500 chofer de uso exclusivo de sus hijas). La cuñada (sin cargo identificado gana $ 2 mil), la esposa de un sobrino es Asistente Personal ($ 4 mil).” Y la lista es interminable (secretarios otros vividorcillos, banquetes, hoteles, aviones, etc.)

Mientras tanto, se juega a cerrar la empresa, a abandonar a los empleados costarricense y a robarle a Costa Rica más aún que lo ya han escamoteado de los excedentes por la vía de esos gastos inflados e injustificados.

El Gobierno de Costa Rica dice estar preocupado. “El Ministerio de la Presidencia señaló que tienen una actitud proactiva para defender los derechos de los trabajadores. Sergio Alfaro agregó que el proceso de diálogo y de negociación se realizan con el objetivo de velar por los derechos de los trabajadores” (la Prensa Libre).

Pero hay que parar el robo. Hay que detener a esos maleantes, militarotes disfrazados de socialistas ¿del siglo XXI?

Hay que nacionalizar Alunasa.


Relacionado:
Compartir:

Comentar en Facebook

comentarios

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.