Entrevista con el periodista israelí Gideon Levy

El periodista israelí Gideon Levy explica por qué Israel debería levantar el asedio y cancelar los planes de invasión terrestre de Gaza

Desde Tel Aviv, nos acompaña el galardonado periodista y escritor israelí Gideon Levy, cuya más reciente columna para el periódico Haaretz se titula “Israel no puede encarcelar a dos millones de personas en Gaza sin pagar un precio cruel”. Levy analiza la reacción de la sociedad israelí ante el ataque inesperado de Hamás y repudia que el Gobierno de Netanyahu solo se movilice para intensificar la guerra en lugar de proporcionar asistencia efectiva a las víctimas. Levy afirma que “en Israel no hay liderazgo” y llama al Gobierno a levantar su bloqueo contra Gaza y aceptar que su campaña de erradicación de Hamás es “imposible”. Después de décadas de subyugación del pueblo palestino al dominio israelí, “se puede matar a los actuales líderes de Hamás, pero no se matará a la ideología de Hamás”, sostiene Levy.

Democracy Now

Esta transcripción es un borrador que puede estar sujeto a cambios.

AMY GOODMAN: Esto es Democracy Now!, democracynow.org, el informativo de guerra y paz. Soy Amy Goodman, con Juan González.

“Netanyahu es responsable de esta guerra entre Israel y Gaza”. Ese es el título de un editorial del periódico israelí Haaretz. Los editores del periódico escribieron: “El desastre que sufrió Israel durante la celebración de la Simjat Torá es claramente responsabilidad de una persona: Benjamin Netanyahu. El primer ministro, quien habla con orgullo de su vasta experiencia política y sabiduría irreemplazable en materia de seguridad, falló por completo en identificar los peligros ante los que conscientemente estaba llevando a Israel al establecer un gobierno de anexión y desposesión, al nombrar a Bezalel Smotrich e Itamar Ben-Gvir para cargos clave [en su gabinete], mientras adoptaba una política exterior que ignoraba abiertamente la existencia y los derechos del pueblo palestino”, decía el editorial de Haaretz.

Vamos ahora a Tel Aviv, desde donde nos acompaña Gideon Levy, galardonado periodista y escritor israelí, columnista del periódico Haaretz y miembro de su consejo editorial. Su más reciente columna se titula “Israel no puede encarcelar a dos millones de personas en Gaza sin pagar un precio cruel”.

Gideon Levy, ¿puede hablar sobre la respuesta israelí en este momento y sobre qué considera que es importante que las personas fuera de Israel, sobre todo en Estados Unidos, entiendan y hagan, en estos momentos en los que 300.000 reservistas israelíes están siendo desplegados a lo largo de la frontera con Gaza?

GIDEON LEVY: Básicamente, Israel está conmocionado. Al menos en los primeros días se podía sentir así en todas partes. Nadie esperaba esta situación sin precedentes, la cual acabó con muchas percepciones, tanto sobre Hamás, los palestinos y sus capacidades, como sobre nosotros mismos y nuestras propias capacidades. Pero esto ahora se ha dejado de lado. La gente todavía está digiriendo lo que sucedió. Cuanto más tiempo pasa, más horribles son las escenas que se exponen, día tras día. El lunes estuve en la región del sur [de Israel]. Y puedo decirle… He estado muchas veces en el sur en tiempos de guerra, pero lo que vi es algo que jamás había visto en el pasado. Pero debo decir que junto a todo lo que menciono aquí también hay un gran sentimiento de venganza, un gran deseo de venganza. Y el odio hacia los palestinos se está elevando a niveles muy peligrosos.

La misma ira también está dirigida contra el Gobierno, menos que al Ejército. Pero creo que el Gobierno, una vez que esta guerra termine, ojalá pronto, va a pagar un precio muy alto y deberá dimitir. No veo una situación en la que Netanyahu pueda seguir, al igual que todos los ministros a su alrededor, que son, todos ellos, no algunos, fascistas, y ellos, parte de ellos, incluso serían catalogados en Europa como neonazis. Esas personas instaron a hacer todo tipo de cosas terribles y no hicieron nada para que Israel se preparara ante cualquier peligro, y continúan ahora sin hacer nada. Es asombroso que estemos en el quinto día de guerra, y el Gobierno está desaparecido. Siguen preocupados por sus propias carreras políticas, por realizar todo tipo de manipulaciones políticas. Nadie se ocupa de la situación. El Ejército se está preparando para una operación por tierra. Pero a excepción del Ejército… Yo estuve en muchas casas que fueron atacadas, vi a muchas personas que perdieron seres queridos. Nadie estuvo ahí para ellos. Nadie les ofrece ningún tipo de ayuda.

Israel se está desmoronando desde este punto de vista. Y el hombre que ha gobernado Israel durante los últimos 15 años es el único responsable, antes que cualquier otra persona. Esto sobra decirlo. Y supongo que después de la guerra millones de israelíes saldrán a las calles con una sola demanda: Netanyahu, al menos renuncia. Y si no lo haces debes ir a los tribunales para ser sentenciado por estas políticas irresponsables que has estado implementando.

JUAN GONZÁLEZ: Gideon Levy, quería preguntarle sobre los informes de prensa que dicen que al menos 1.500 combatientes palestinos de Hamás fueron dados de baja dentro de Israel, así que había una enorme cantidad de milicianos que pudieron entrar a territorio israelí. ¿Puede hablar sobre la decisión del Gobierno de reubicar grandes segmentos del ejército de Israel desde la frontera de Gaza para proteger colonos de extrema derecha en Cisjordania?

GIDEON LEVY: Claro. Ese es uno de los grandes fracasos del sábado, no el único, porque el primer fracaso se dio obviamente por la sorpresa, la sorpresa estratégica. Israel se enorgullece mucho de tener los servicios de inteligencia más sofisticados del mundo, con todo tipo de unidades de élite, con todos los dispositivos. Lo saben todo. Lo entienden todo. Pero luego, ante una operación que se preparó durante un año por cientos de combatientes, no se enteraron de nada. Ese es el primer fracaso.

El segundo error fue obviamente haber dejado el frente sur en la frontera con Gaza totalmente abandonado, porque estábamos ocupados con todos los festivales de apoyo a estos colonos dementes, protegiéndolos, pero no solo protegiéndolos, sino también colaborando con ellos en sus “pogromos” contra los palestinos. Tenemos pruebas claras de que el ejército vio los “pogromos” y no hizo nada. Y cuando tienes un ejército ocupado desde hace años, no solo recientemente, persiguiendo a niños palestinos que tiran piedras y a todo tipo de palestinos que ven como sospechosos, cuando el ejército está sobreocupado en estar situado en puestos de control ilegales y en penetrar en hogares palestinos en medio de la noche para arrestar a alguien sin ninguna base legal, entonces el resultado que obtienes es este. En lugar de un ejército profesional, motivado y experimentado, tienes un montón de gente que no sabe qué hacer en tal situación, porque después del primer shock, pasaron horas hasta que apareció el ejército. Y eso es increíble.

JUAN GONZÁLEZ: Y este tema de Netanyahu preparando una invasión de Gaza, ¿podría hablar del inmenso reto que esto implica, tener que ir literalmente casa por casa o edificio por edificio en Gaza para encontrar a los rehenes retenidos? Hable de la enormidad de este plan.

GIDEON LEVY: En primer lugar, ir de edificio en edificio es imposible, porque hay muchos edificios derruidos. Y no estoy seguro de cuántos edificios quedan en pie, por ejemplo, en el barrio de Rimal. En realidad, la idea de encontrar a los rehenes con vida es buena para una película de Hollywood, pero no creo que eso sea posible, seguro que no con este ejército y con sus capacidades, como fuimos testigos el sábado.

La invasión de Gaza tiene otros objetivos, entre ellos, poner fin al gobierno de Hamás. Y esta es otra misión imposible, porque puedes matar a los actuales líderes de alto nivel de Hamás, pero no se puede matar la ideología de Hamás, y esos líderes siempre serán reemplazados.

Una incursión por tierra cuenta con el apoyo de casi toda la población israelí, porque los israelíes entienden que tenemos que hacer algo después de esta vergüenza, de esta catástrofe. Pero al mismo tiempo, he de decir y les puedo asegurar que si Israel lanza en este momento una operación por tierra, esta se extenderá durante unas semanas o tal vez meses. Se derramará mucha sangre palestina e israelí, principalmente palestina, obviamente. Y al final de esta operación, me invitarán de nuevo aquí a Democracy Now!, y verán que seguiremos exactamente en el mismo punto en el que estábamos hace una semana, porque mientras Israel siga creyendo que el problema de Gaza se va a resolver con el uso de la espada y de la fuerza bruta, a través de sentimientos de venganza, sentimientos justificados, entonces seguiremos exactamente en el mismo punto. Atrapados en este círculo vicioso que no será resuelto por la fuerza, ni por los tanques, ni por el ejército, solo a través de un acuerdo político y, sobre todo y en primer lugar, levantando este asedio criminal, por el amor de Dios, después de 17 años. Este asedio trataba de garantizar la seguridad de Israel. ¿Y qué se logró con este asedio más allá del increíble e inhumano sufrimiento al que se ha sometido a dos millones de personas? ¿Qué ha aportado ese asedio a la seguridad de Israel? Aquí tenemos el resultado.

AMY GOODMAN: Nos queda menos de un minuto, Gideon. Quería preguntarle por la diferencia entre la petición de las familias de los rehenes, personas mayores, jóvenes, niños, y sus familiares, uno tras otro, hablando de que entre esos rehenes hay, por ejemplo, un activista por la paz, y diciendo: “Por favor, usen la moderación”, y el contraste entre eso y el presidente Biden, en su discurso de este martes, decidiendo conscientemente, —y se puede ver en la transcripción de su conversación con Netanyahu unos minutos antes de salir a hablar— decidiendo no pedir moderación. ¿Qué opina de eso? ¿Qué tan importante es la posición del presidente de Estados Unidos en esto? Tenemos menos de un minuto.

GIDEON LEVY: En menos de un minuto, le puedo decir, Amy, que anoche cuando estaba viendo al presidente Biden, realmente sentí envidia de los estadounidenses por tener un líder así. Nunca había pensado eso hasta anoche. Pero anoche, Biden fue un verdadero líder, alguien en quien puedes confiar, porque fue extremadamente sincero y alguien con quien se puede contar. Si Netanyahu hubiera pronunciado el mismo discurso, no sería Netanyahu. Netanyahu está ocupado con la política. Y llega Biden y le dice a Israel lo que Israel quería escuchar. Me encantaría que también dijera algunas cosas sobre el sufrimiento palestino, la agonía palestina. Pero ignoró eso por completo, y eso es algo muy lamentable. Pero, al fin y al cabo, esto es lo que Israel necesita ahora: algún tipo de liderazgo. Y hay una falta total de ello. En realidad no hay nadie que entienda que tenemos que ir en otra dirección. Nadie.

AMY GOODMAN: Gideon Levy, muchas gracias por acompañarnos. Galardonado periodista israelí, escritor y columnista del periódico Haaretz, y miembro de su consejo editorial. Enlazaremos en nuestra web a su artículo más reciente, “Israel no puede encarcelar a dos millones de personas en Gaza sin pagar un precio cruel”. Sus libros incluyen “The Punishment of Gaza” (El castigo de Gaza).

​​Traducido y editado por Igor Moreno Unanua e Iván Hincapié.

Revise también

Guy Standing

“Todos los viejos modelos de estado del bienestar desaparecieron hace tiempo”

Ángel Ferraro entrevista a Guy Standing El profesor Guy Standing, autor de El precariado (2022) …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.