Sobre la Lehman y otras deudas históricas

Cuaderno de Vida

Gustavo Elizondo Fallas

Gustavo Elizondo

Mi primera idea de esta semana era referirme a los últimos acontecimientos atinentes a las huelgas del sector público, pero mis vecinos de columna don Guido Mora en el artículo “Violación de derechos y abuso del derecho a la huelga” y don Freddy Miranda en “La mesa retonta”, expresan con su excelente pluma, lo que este “pata pelada” de Santa María de Dota pudo haber dicho. Aprovechando el favor de este par de amigos, este Cuaderno de Vida quiere hacer un esfuerzo por rescatar una deuda histórica que tiene este país con los alemanes e italianos, que fueron perseguidos, confiscados y expulsados del país en el gobierno de Calderón Guardia como una forma de congraciarse con el gobierno norteamericano, por el único pecado de tener la misma nacionalidad del par de asesinos que hacían desastres en Europa, Hitler y Mussolini.

Precisamente, la carrera política de don Pepe inició a partir de acontecimientos relacionados con esta persecución; el 2 de julio de 1942, el barco San Pablo es hundido frente a la costa de Limón, en apariencia por un torpedero alemán y como reacción violenta, azuzados por el mismo gobierno, las turbas se dedicaron por varias noches a atacar locales de honrados comerciantes alemanes e italianos, mientras familias completas de estas nacionalidades eran separadas, para enviar a los varones a campos de concentración de EEUU entretanto las mujeres y los hijos se quedaban en Costa Rica viviendo en la más extrema pobreza, ya que se les negó el acceso a sus negocios y propiedades.

Don Pepe se encontraba en San José haciendo algunos mandados de su finca de Santa Elena y La Lucha, siendo enterado de los abusos cometidos en las noches anteriores y aprovechando la amistad de don Chico Orlich y don Alberto Martén, que lo apadrinaron, anunció en los periódicos del día que a las 7 de la noche daría un discurso en Radio América Latina donde denunció los oprobiosos hechos, la policía interviene y al final solo puede agregar “Me mandan a callar con la policía. No podré decir lo que creo que debe hacerse, pero resumo en pocas palabras: ¡Lo que el Gobierno debe hacer es irse!”; al día siguiente es puesto en un avión y enviado al exilio.

El caso del traslado de la Librería Lehman de su ubicación que data en el lejano año de 1916, es una consecuencia injusta de los hechos referidos; la familia Lehman se vio dividida cuando don Antonio y sus hermanos fueron enviados a EEUU; presintiendo que el local les iba a ser confiscado, pasaron la propiedad al sacerdote Enrique Kern, también de origen alemán posiblemente con la esperanza que por su investidura no se viera perseguido, pero al final también tuvo que salir del país, pasando la titularidad a una señora de apellido Ramírez; terminó la guerra, regresó el padre y los Lehman, pero la devolución se complicó, al final la señora tratando de ganar “indulgencias” traspasó la propiedad al Hogar de Ancianos Carlos María Ulloa y esta familia de origen alemán tuvo que tomar en alquiler la propiedad que en realidad les pertenecía; los administradores del Hogar se volvieron cada vez más leoninos y llegó el momento que los propietarios ante la ley de Dios y no de los hombres, decidieron dejar el local y trasladarse al local contiguo que también era de su propiedad.

Como ellos, también otras familias perdieron sus propiedades como el caso de los Niehaus que fueron despojados del ingenio y cañales que tenían en Grecia, aquí por lo menos quedó el consuelo, que esta propiedad fue trasladada a la primera cooperativa fundada en el país en 1946: Coopevictoria.

Ante estos vergonzosos hechos, lo menos que podía hacer el gobierno en representación de todos los costarricenses, es reunir a los descendientes de estas distinguidas familias y realizar un acto de desagravio, por lo menos para acallar la conciencia; en este acto develar una placa que recuerde los hechos a las futuras generaciones con un mensaje como el que sugerimos:

“EN HONOR Y DESAGRAVIO A LAS FAMILIAS DE ORIGEN ALEMAN E ITALIANO, QUÉ A PESAR DE HABER ESCOGIDO A COSTA RICA COMO SU PATRIA, FUERON PERSEGUIDOS Y CONFISCADOS, POR EL ESTADO QUE LOS DEBÍA DE PROTEGER”

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.