La Patrulla de Bares: Ilusión perdida (Nuevo Ciros)

Especial para Cambio Político

SEMPER COMPOTATIUM

Y LLEGO LA PATRULLA DE BARES

Al rescate de la más noble de las tradiciones culinarias costarricenses: la boca
Enemigo mortal del karaoke y los bares de pipicillos

Patrulla de BaresMisión: Bar Ciros
Dónde:
Del Parque Vargas Araya, 100 mt oeste y 25 sur, antiguo Cuchifrito
(ver mapa)

Ciros

No hay nada más romántico para un patrullero que un lugar al que cueste llegar. De esos que requieren planificación y preparación para una visita, pues el viaje de ida en sí mismo se convierte en un proceso de salivación y generación de hormonas del apetito. El tradicional Ciros en Vargas Araya era uno de esos lugares. Aunque no estaba muy lejano, llegar allí en medio de un día de presas era difícil y para peores, siempre había llenazo por lo que a veces el sacrificio de la jornada era en vano. Y si se iba en carro, encontrar un lugar para dejarlo en una estrechísima calle era toda una odisea.

Por otra parte, tres cuadras al oeste en el mismo barrio estaba el famoso Cuchifrito, uno de los últimos bailongos que quedaban, convenientemente sombreado junto a la finca de la Universidad y con un discreto parqueo en la parte trasera ideal para los malportados. En lo que parecía la fórmula perfecta, la próspera cantina se trasladó al local del decadente salón de baile y al tomar nota del acontecimiento, los patrulleros decidieron ir a practicar una sacrificada incursión al sitio. Tómese nota que hay otro descendiente de Ciros en el famoso higuerón de San Pedro, ese por supuesto también será oportunamente examinado.

icon-car.pngFullscreen-Logo
Bar Ciros

cargando mapa - por favor, espere...

Bar Ciros 9.937370, -84.041398

 
Nada más llegar, un mal presentimiento alerta a los sentidos, pues el bar ocupa la planta baja del amplio local, mientras que en la planta alta hay una cancha de fútbol bajo techo. Resulta entonces que el amplio parqueo se desvanece porque lo invaden los mejengueros, para el que llega en carro entonces persisten las estrecheces.

Ciertamente el local ahora es mucho más amplio, amplísimo, con una iluminada remodelación en el área de baños y cocina y con una enorme barra rectangular que ocupa el centro. La delegación patrullera procedió a ensillarse, pero la atención que siempre había destacado por lo esmerado, aunque sigue siendo muy buena, el día de la visita fue lentísima, pues había sólo dos saloneros para el enorme lugar, que además estaba casi lleno. Y para peores había música en vivo, no tenemos nada contra la música en vivo, excepto que en un bar que es para tertuliar el volumen debe estar a un nivel que permita seguir conversando, en este caso no, pero parece que alguien pagó para que se callaran, pues se tocaron tres piezas y se fueron al descanso.

El menú de bocas es todavía más amplio que antes y llamó la atención por tener cinco tipos distintos de chifrijo, razón por la cual se procedió a su evaluación, está el chifrijo tradicional, que viene con aguacate, se ganó el calificativo de espectacular, el chicharrón en su punto perfecto de suavidad y el caldito exquisito; se probó la versión caribeña, hecho con aceite de coco, nada del otro mundo y por último también se degustó el chifrijo vegetariano, o sea, sin el chanchito, salió bien parado. Pero en las bocas examinadas hubo muchos altibajos, entre las bien paradas estuvo la costilla, simplemente deliciosa, carnuda y la sirven con dos opciones de salsa de barbacoa y de tomate. La otra que estuvo muy celebrada fueron los tacos de carne, grandes, muy bien presentados, con bastante carne que además estaba muy sabrosa. En cambio el queso frito, aunque tenía muy buena pinta, estaba demasiado simple, hay que conseguir un buen queso. Y los hongos al ajillo tenían la apariencia de estar recién sacados de una lata, tan insípidos que fueron ignominiosamente dejados de lado. Una boquita curiosa fueron las papas con cáscara, servidas en gajos y con una salsa de queso cheddar, bastante gustosas. Hay lomito suizo, bueno y hecho con lomito de verdad. El rice and beans apenas cumplidor, recordábamos que en el local viejo les quedaba mejor. El gallo de chorizo, bien generoso, sirven tres y sin mucha manteca. Y como en todo buen patrullaje hay que probar el taco de queso, aquí también dio la talla por tamaño y sabor.

Lamentable política del negocio la de servir la birra a pico de botella. Señores, aprendan que parte del placer de ingerir una cerveza es poder verla, palparla y disfrutar su aroma, en fin utilizar los sentidos, privarse de oler la cebada fermentada con el delicado aroma del lúpulo, perder la sensación de la espumita tocando los labios y no poder apreciar el espectáculo visual de las burbujitas, es tan singracia como echarle hielo al preciado líquido y diluir su celestial sabor. Respeto. Además, ni siquiera es un bar pipis para andar copiando tan mala costumbre.

La evaluación final no fue muy afortunada. Siguiendo con el problema de los mejengueros arriba, no dejó de ser incómodo escuchar toda la velada en el cielo raso las carreras en búsqueda de gol. En la nueva ubicación se perdió el agradable corredor, aunque hay un intento por poner unas mesas afuerita, dan a un parqueo cerrado y no a una animada calle con todo y su olor a humo. Aunque con todo y los fallos, a nivel culinario sigue siendo un buen lugar y la inusual extensión del menú siempre amerita la visita. El factor precio sigue estando muy bien otro punto a favor. Pero se perdió el ambientazo de antes, se esfumó la ilusión, manden a los futbolistas abajo y a la cantina arriba.

Ciros


 
Evalúe esta crónica: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, promedio: 4,67 de 5)
Cargando…

PATRULLA DE BARES

SEMPER COMPOTATIUM

Al rescate de la más noble de las tradiciones culinarias costarricenses: la boca
Enemigo mortal del karaoke y los bares de pipicillos

LLOREMOS POR SIEMPRE POR LA EXTINTA SAINT FRANCIS
¡LA BIRRA EN VASO SIN HIELO! ¡NI A PICO DE BOTELLA!

Combatiente declarado contra los sports bar
Los aborrecibles Pancho’s, Millenium, Yugo de Oro Cinco Esquinas y el Valle de las Tejas dichosamente de Dios gozan

VALETE ET INEBRIAMINI

Facebook beer


Relacionado:
Compartir:

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.