El encanto ‘sexy’ de Blondie (Debbie Harry)

Bazar digital

Carlos Revilla Maroto

Carlos Revilla

Retomo el tema musical para escribir sobre uno de mis grupos favoritos de mis tiempos de juventud, me refiero al conjunto Blondie, que protagonizó la gran historia de éxito del punk rock. Entre sus integrantes destaca la bella y talentosa cantante Deborah Harry o si prefieren Debbie Harry, que se convirtió en todo un ícono de esa generación, me incluyo. Y por supuesto, estaba también que era muy bonita, lo que resulto en un “crush” (enamoramiento juvenil) instantáneo desde que vi Heart of Glass (Corazón de vidrio), su primer éxito importante internacional, a finales de los años 70 y principios de los 80.

Debbie Harry y Chris Stein formaron Blondie en 1974. Pero no solo incursionaron en el punp rock, con más de 40 millones de discos vendidos, cruzaron los géneros del punk, el pop, el rap, la música disco, el reggae y el hip hop, sin dejar de ser indiscutiblemente rock and roll.

Debbie Harry es a Blondie, lo que Jim Morrison era a los Doors, es decir no podían existir uno sin el otro, pero las estrellas eran ellos y no la banda. Pasó con los Doors, murió Morrison y los Doors pasaron rápidamente al olvido. Debbie siguió una carrera como solista, pero nunca abandonó Blondie y siguieron produciendo material a través del tiempo. Un ejemplo de lo anterior en la éxito Maria, de su álbum de 1999 No Exit. La canción fue escrita por Jimmy Destri, autor de otros éxitos del grupo como Atomic, y producido por Giorgio Moroder. La obra representa el regreso de la banda después de casi veinte años de ausencia. El sencillo alcanzó el número uno en el Reino Unido, y fue también un gran éxito en toda Europa. Sin embargo, en EE. UU., solo alcanzó un discreta posición 82 en el Billboard Hot 100. Para esta canción, ya Debbie contaba con 53 años, y lo increíble es que luce igual de espectacular que en sus años mozos. De más está decir que Maria se convirtió en una de mis canciones favoritas de todos los tiempos. Y todavía a sus ya casi 80 años sigue presentándose en conciertos. En ese sentido se podría decir que sigue tan campante como Johnnie Walker… ¡Admirable!

El primer sencillo de la banda en el Reino Unido fue “Denis”, que alcanzó el número dos en las listas británicas en marzo de 1978. Es una versión de una canción de 1963 del grupo de doo-wop Randy & The Rainbows llamada «Denise», pero en su versión Blondie eliminó la «e». En el video oficial de la canción Debbie luce espectacular.

Parallel Lines fue el tercer álbum de estudio del grupo, lanzado el 23 de septiembre de 1978. Contiene algunas de las canciones más exitosas del grupo: “Hanging on the Telephone”, One Way or Another, “Sunday Girl” o la ya mencionada “Heart of Glass”. Incluye también un par de temas experimentales, “Fade Away And Radiate” y “I Know But I Don’t Know”, el primero de los cuales cuenta con la colaboración en la guitarra solista de Robert Fripp. La canción “Pretty Baby” se inspira en el personaje de Brooke Shields en la película homónima. Este álbum, marcó el primer número uno para Debbie y su banda con Heart of Glass, canción con la que rompen moldes al fusionar el pop con la música disco.

Propiamente sobre Debbie Harry, podemos decir que nació en Miami, en 1945. Inmersa en los años hippies, comenzó su carrera musical en 1968 con Wind in the Willows, aunque su verdadero inicio se da en los locales nocturnos de Manhattan, como conejita en el Playboy Club y Max’s Kansas City. Es en estos lugares donde conecta con músicos influyentes como los Ramones y Richard Hell, que están definiendo lo que más tarde se conocería como punk rock.

Debbie, fascinada por los grupos femeninos de los años sesenta, forma parte de varios proyectos antes de liderar Blondie, anteriormente conocidos como Angel & The Snake. Con una formación establecida en 1977, incluyendo a su pareja Chris Stein, Blondie fusiona la estética new wave con la sensualidad de Debbie. Sin embargo, les falta el sonido y las canciones que puedan romper las barreras de la radio convencional.

Con la necesidad de evolucionar, Blondie busca al productor adecuado y encuentra a Mike Chapman, conocido por sus éxitos en el Reino Unido. La colaboración resulta exitosa, fusionando la sensibilidad pop de Chapman con la estética retro de la banda. Así nace Parallel Lines, el cual ya mencioné.

A lo largo de su carrera, Blondie continuó explorando nuevos sonidos y géneros, desde colaboraciones con Giorgio Moroder hasta incursiones en el hip hop con “Rapture”. Blondie no solo se consagró como una fuerza pop, sino que también desafió las convenciones musicales y exploró nuevos territorios sonoros.

Aunque la calidad del sonido del siguiente vídeo no es tan buena, lo incluyo porque tiene tomas muy buenas:

Debbie no solo destacó por su voz distintiva, sino también por su imagen provocadora y su estilo extravagante. Su apariencia y actitud desafiante la convirtieron en un ícono de la moda y la cultura pop. Harry fue una de las pocas mujeres líderes en la escena del punk y el new wave, desafiando las expectativas y rompiendo barreras en una industria dominada por hombres. La influencia de Blondie y Harry en la música y la cultura contemporánea es innegable. Su capacidad para fusionar géneros musicales, su estilo distintivo y su actitud pionera los han convertido en figuras emblemáticas del punk y el new wave.

Además de su éxito con Blondie, Debbie también emprendió proyectos en solitario y participó en la actuación. Su carrera cinematográfica incluye películas como “Videodrome” (1983) y “Hairspray” (1988).

Inolvidable también su participación en el Show de los Muppets del que incluyo el clip de una canción (en youtube hay más).

Para terminar, diez datos curiosos sobre Debbie Harry:

  1. Debbie Harry es pelirroja natural.
  2. De niña, Debbie Harry solía soñar despierta con que su verdadera madre era Marilyn Monroe.
  3. “Blondie” fue el apodo que le pusieron los camioneros a Debbie Harry cuando la veían pavonearse por la acera.
  4. Otro de los apodos de la infancia de Debbie Harry no era tan halagador.
  5. Debbie Harry trabajó una vez como conejita de Playboy.
  6. “Rapture” fue la primera canción Número 1 en Estados Unidos que incluía voces de rap.
  7. Le gusta una buena botella de Chardonnay.
  8. Durante décadas, Harry creyó que podría haber tenido un roce casi desastroso con el asesino en serie Ted Bundy.
  9. “Call Me” fue originalmente destinada a Stevie Nicks.
  10. Debbie Harry está considerada un icono de estilo.

Para quiebes tienen Spotify, esta es el playlist de las 50 mejores canciones de Blondie;

La galería tiene imágenes escogidas, de la gran cantidad que hay en el Internet.

 
Les incluyo en los anexos, las reseñas de Blondie y Deborah Harry de Spotify, con una traducción gracias a la IA DeepL.

Califique esta columna:

Con la ayuda de la Wikipedia y numerosas fuentes menores.

Anexo 1

Blondie

Blondie es quizás la banda new wave por excelencia: un grupo de art-pop que dio el salto del punk a los 40 Principales, puliendo sus curvas puntiagudas y ampliando al mismo tiempo su ámbito musical más allá del pop para abarcar también la música disco, el reggae y el hip-hop. Llevaron los sonidos underground a la corriente dominante con un guiño astuto y cómplice y la incandescente fuerza estelar de Debbie Harry, la cantante principal que codirigía el grupo con el guitarrista Chris Stein. La mezcla de pop de grupo de chicas y rock de garaje de Blondie arraigó por primera vez en el Reino Unido, cuando «Denis» y «(I’m Always Touched by Your) Presence, Dear» alcanzaron el Top Ten en 1978, pero cuando el grupo colaboró con Mike Chapman -un productor que era una potencia en el glam- crearon Parallel Lines, una obra maestra elegante y modernista anclada en el pulso glitter-ball de «Heart of Glass». Parallel Lines convirtió a Blondie -y especialmente a Harry- en superestrellas y los singles número uno llegaron furiosamente en los dos años siguientes. La colaboración con Giorgio Moroder «Call Me» llegó a lo más alto de las listas, seguida de la cadenciosa «The Tide Is High» y «Rapture», que fue el primer disco con un rap en alcanzar el número uno en 1981. Su caída fue tan repentina como su ascenso: Blondie se separó tras el desangelado LP de 1982, The Hunter. Sin embargo, tras casi 20 años de separación, el grupo se reunió en 1999 para No Exit, un disco que les revitalizó comercial y creativamente. A partir de ese momento, Blondie no dejó de hacer giras y grabar con frecuencia, publicando discos recientes tan aclamados como Panic of Girls, de 2011, y Pollinator, de 2017.

En el corazón de Blondie está la relación entre Debbie Harry y Chris Stein, que establecieron un vínculo por primera vez mientras tocaban en los Stilettoes, una banda formada en 1973. Harry había cantado anteriormente en Wind and the Willows, un precioso grupo de folk-rock que publicó un álbum homónimo en Capitol en 1968, pero se sintió atraída por el rock artístico y vanguardista que impulsaba la escena anclada en el Mercer Arts Center. Las New York Dolls sirvieron de inspiración a la incipiente cantante, lo que la llevó a formar las Stilettos con Elda Gentile, estilizando la banda como un grupo de chicas que revitalizaba y ponía de moda los oldies del rock & roll y las películas de serie B. Stein se unió a las Stiletto como bajista y la pareja entabló una amistad que se volvió romántica. Cuando el edificio que albergaba el Mercer Arts Center se derrumbó el 3 de agosto de 1973, la escena se trasladó al CBGB’s en 1974, y las Stillettoes actuaron como teloneras de Televisión en mayo de ese año. Al final del verano, Harry y Stein habían formado su propio grupo con el bajista Fred Smith y el batería Billy O’Connor, junto con Tish y Snooky Bellomo, tocando un par de veces como Angel and the Snake antes de decidirse por el nombre de Blondie.

Tocando una combinación de oldies y originais, Blondie se hizo rápidamente un hueco en la naciente escena punk neoyorquina, adyacente al bubblegum de los Ramones. Su formación también cambió rápidamente, con Clem Burke sustituyendo a O’Connor justo antes de que Smith y los Bellomos abandonaran el grupo. Gary Valentine se incorporó como bajista y Blondie empezó a grabar una maqueta en junio de 1975, añadiendo poco después al teclista Jimmy Destri. En 1976, Blondie llamó la atención del productor Richard Gottehrer, un veterano del Brill Building que desempeñó un papel fundamental en el pop de grupos de chicas; coescribió «My Boyfriend’s Back» de los Angels y formó parte de los Strangeloves, coescribiendo su clásico «I Want Candy». Gottehrer produjo el single de debut de Blondie, «X-Offender», y se encargó de que la discográfica indie Private Stock publicara el 45 en junio de ese año. Convencido de que un álbum de larga duración mostraría el alcance de Blondie, llevó al propietario de Private Stocks, Larry Uttall, y a Frankie Valli, el artista más importante del sello, al CBGB’s para ver a la banda. Valli convenció a Uttall para que financiara un álbum completo, lo que llevó al lanzamiento de Blondie en diciembre de 1976.

David Bowie e Iggy Pop apoyaron a Blondie desde el principio y les ofrecieron ser los teloneros de la gira de Pop en 1977. Valentine abandonó el grupo antes de la grabación de Plastic Letters, un segundo álbum dirigido por Gottehrer, que fue sustituido por Frank Infante. Durante las sesiones del álbum, Blondie firmó con Chrysalis Records, que compró el contrato de la banda con Private Stock y publicó Plastic Letters en febrero de 1978. «Denis», una versión de la canción de Randy and the Rainbows «Denise», se convirtió en un éxito número dos en el Reino Unido, con «(I’m Always Touched by Your) Presence, Dear» siguiéndole en el Top Ten. Cuando Nigel Harrison se incorporó como bajista, Infante cambió a la guitarra, convirtiendo a Blondie en un sexteto.

Chrysalis emparejó a Blondie con Mike Chapman, un productor australiano que se había curtido con glam rockers efervescentes como The Sweet y Suzi Quatro. Chapman ayudó a Blondie a orientarse hacia el pop en Parallel Lines, el álbum que supuso su gran avance. El éxito no fue repentino. Al principio, el álbum encontró un público en Europa e Inglaterra, con su versión de «Hanging on the Telephone» de los Nerves en el Top Ten del Reino Unido, pero siguió siendo una atracción de culto en Estados Unidos hasta que «Heart of Glass» se convirtió en un éxito de taquilla. Heart of Glass», una oídica canción a la que se había dado una excelente versión disco, encabezó las listas de éxitos tanto en Estados Unidos como en el Reino Unido, convirtiendo a Blondie en las primeras superestrellas de la nueva ola. Los siguientes singles de Parallel Lines también se beneficiaron de «Heart of Glass»: «Sunday Girl» alcanzó el número uno en el Reino Unido, mientras que «One Way or Another» se convirtió en su segundo éxito en Estados Unidos, alcanzando el puesto 24 (más tarde se convertiría en un clásico del pop).

Blondie y Chapman volvieron a reunirse para Eat to the Beat, un álbum publicado a toda prisa tras Parallel Lines. En el Reino Unido funcionó mejor que en Estados Unidos: «Dreaming» llegó al número dos, mientras que el LP alcanzó el 27 en Billboard. Blondie volvió al número uno con «Call Me», una colaboración disco con el productor Giorgio Moroder. Cortada rápidamente durante la gira y presentada en la banda sonora de la película de Paul Schrader American Gigolo (1980), «Cali Me» se convirtió en un éxito, pasando seis semanas en lo más alto de las listas Billboard y alcanzando el número uno también en el Reino Unido y Cañada. «Cali Me» ayudó a «Atomic» a alcanzar el número uno en el Reino Unido (apenas se coló en los 40 Principales de Billboard), momento en el que Blondie ya estaba trabajando con Chapman en su siguiente álbum, Autoamerican. Publicado a finales de año, Autoamerican consolidó el éxito de Blondie, con sus dos primeros singles, «The Tide Is High» y «Rapture», en los primeros puestos de las listas Billboard. «Rapture», en particular, ayudó a forjar un nuevo terreno en la forma en que incorporó el rap y el hip-hop a su pulso new wave.

A pesar de todo este éxito, Blondie estaba plagado de problemas internos que empezaron a estallar durante las sesiones de Autoamerican. El grupo decidió no apoyar el disco con una gira, un descanso que permitió a Harry grabar su debut en solitario KooKoo con Nile Rodgers y Bernard Edwards de Chic; a su vez, Stein produjo Miami, el segundo álbum de Gun Club, y Destri hizo un disco en solitario, Heart on a Wall. Blondie volvió a reunirse con Chapman para grabar The Hunter, un álbum disperso que no generó ningún éxito. A los pocos meses de su publicación en mayo de 1982, Blondie se disolvió.

Durante la década siguiente, Harry siguió una carrera en solitario, consiguiendo éxitos británicos menores con «French Kissing» en 1986 y «I Want That Man» en 1989. Ese año, ella y Stein pusieron fin a su relación sentimental, aunque siguieron siendo amigos. En 1983 se le diagnosticó la enfermedad autoinmune pénfigo vulgar. Siguió interesándose por la fotografía en los años 80 y 90. Durante esas décadas, Burke y Destri fueron músicos de sesión muy solicitados.

La formación original de Blondie, formada por Harry, Stein, Burke, Destri y Valentine, se reunió en 1997 para tocar en varios conciertos, pero cuando publicaron No Exit en 1999, Valentine ya no formaba parte de la banda. Apoyado por «Maria», un inesperado single número uno en el Reino Unido, No Exit funcionó bien, alcanzando el puesto tres en el Reino Unido y el 18 en EE.UU. The Curse of Blondie no funcionó tan bien en 2003, pero generó el modesto éxito en el Reino Unido «Good Boys». Destri dejó la banda en 2004, el mismo año en que Sanctuary publicó Uve by Request. Blondie ingresó en el Salón de la Fama del Rock & Roll en 2006.

La banda realizó giras a lo largo de la década de 2000, añadiendo al bajista Leigh Foxx, al guitarrista Paul Carbonara y al teclista Matt Katz-Bohen a la formación oficial a lo largo del camino; Tommy Kessler se unió como guitarrista en 2010. Esta versión de Blondie debutó con Panic of Girls, un álbum de estudio de 2011 publicado inicialmente como anexo a una revista coleccionable en el Reino Unido; más tarde estaría disponible por sí solo. Un nuevo álbum, Ghosts of Download, se publicó como parte de Blondie 4(0) Ever, un conjunto de 2014 que también incluía un disco de regrabaciones de los grandes éxitos de la banda. Blondie continuó de gira con regularidad en la década de 2010, y el grupo publicó el álbum completo Pollinator en 2017; «Fun», su single principal, llegó al número uno en la lista dance de Billboard. Vivir en la Habana, un documental sobre la residencia cubana de la banda, apareció en 2021, acompañado de un EP de la banda sonora de la película. En 2022, Blondie publicó en Numero Records el gigantesco proyecto de archivo Against the Odds: 1974-1982, una caja con todo lo que el grupo grabó para Private Stock y Chrysalis. Stein no participó en la gira de Blondie de ese año debido a problemas cardíacos, mientras que Foxx tampoco pudo hacerlo debido a una lesión de espalda; fueron sustituidos por Andee Blacksugar y Glen Matlock, respectivamente.

Stephen Thomas Erlewine, Rovi

Anexo 2

Debbie Harry

Debbie Harry es una talentosa vocalista y actriz que se convirtió en la mayor estrella asociada a la explosión del punk neoyorquino de los años setenta. Como vocalista principal de Blondie, el carisma de Harry y su estilo vocal grave pero potente ayudaron a la banda a pasar de la popularidad de culto al éxito general con una serie de singles de éxito, al tiempo que abría las puertas a otras bandas punk y de la nueva ola para obtener un mayor reconocimiento. Harry era una mujer fuerte e inteligente que alcanzó el estrellato del rock cuando las mujeres luchaban por obtener un mayor reconocimiento en la industria musical, ganándose la fama a su manera. Y mientras la popularidad de Blondie subía y bajaba con el tiempo, Harry disfrutó de una exitosa y respetada carrera en solitario y mantuvo un alto perfil, trabajando en una variedad de proyectos diferentes hasta bien entrado el siglo XXI.

Debbie Harry nació como Angela Tremble en Miami, Florida, el 1 de julio de 1945. Cuando tenía tres meses, fue adoptada por Richard y Catherine Harry, una pareja de Hawthorne, Nueva Jersey, que le dieron el nombre de Deborah Ann Harry. Harry se graduó en el instituto de Hawthorne en 1963 y estudió en el Centenary College de Hackettstown (Nueva Jersey), donde obtuvo el título de Associate of Arts. A finales de los años 60, Harry abandonó el Garden State y se trasladó a Nueva York, donde tuvo varios trabajos, como camarera en el famoso club de rock Max’s Kansas City de Manhattan, secretaria en las oficinas de la BBC en Nueva York y conejita en el Playboy Club de Nueva York. Harry pasó a formar parte de un grupo de folk-rock llamado Wind in the Willows, que llegó a un acuerdo con Capitol Records y publicó su álbum debut homónimo en 1968. Harry fue corista y percusionista del grupo; su álbum apenas entró en las listas de éxitos y, aunque grabaron una continuación, la discográfica optó por no publicarlo y se separaron poco después. En 1973, Harry se unió a un grupo llamado The Stilettos, que ofrecía una versión extravagante de los sonidos clásicos de los grupos de chicas. Un guitarrista llamado Chris Stein se unió al combo; se había graduado en la Escuela de Artes Visuales de Nueva York, y pronto se convertiría en socio de Harry tanto en la música como en una relación a largo plazo. En 1974, Harry y Stein formaron su propio grupo, Angel & the Snake, que con el tiempo adoptó el nombre de Blondie, por un insulto que recibió Harry cuando empezó a teñirse de rubio.

Blondie llegó a la escena del rock neoyorquino cuando un nuevo sonido y estilo surgía del Bowery neoyorquino, apodado «punk» o «new wave» por la prensa, mientras nuevas bandas con un enfoque inteligente pero nervioso hacían ruido en un club llamado CBGB. Blondie se convirtió en un grupo habitual del club y, aunque su anguloso sonido retro de los años 60 distaba mucho de lo que se escuchaba en la radio convencional, sus canciones eran pegadizas, el grupo era enérgico y Harry era un vocalista fuerte y atractivo que gustaba a la cámara. Blondie fue uno de los primeros grupos del CBGB en conseguir un contrato discográfico, firmando con Private Stock Records y publicando su álbum debut en 1976. El álbum no se vendió muy bien, pero hizo suficiente ruido para atraer la atención de Chrysalis Records, un sello más grande y mejor establecido que compró el contrato de Blondie. Su segundo álbum, Plastic Letters, de 1978, se convirtió en un éxito en Europa y el Reino Unido gracias a un par de singles de éxito, «Denis» y «(I’m Always Touched by Your) Presence, Dear», y el álbum número tres, Parallel Lines, publicado a finales de 1978, lanzó a la banda en Estados Unidos, gracias al tema de influencia disco «Heart of Glass», que se convirtió en número uno, mientras que el álbum fue certificado disco de platino. Blondie siguió con otros dos discos de platino, Eat to the Beat (1979) y Autoamerican (1980), y el grupo se convirtió en una estrella mundial, e incluso irrumpió en el cine con una aparición en la comedia Roadie (1980).

En 1981 publicó su primer álbum en solitario, Koo Koo, producido por Nile Rodgers y Bernard Edwards, de Chic, y en el que Harry y Stein escribieron la mayor parte del material. Aunque el álbum atrajo la atención de los medios, el material no era tan sólido ni accesible como los mejores trabajos de Blondie, y las ventas fueron decepcionantes. Blondie regresó en 1982 con The Hunter, pero el álbum y la posterior gira de conciertos no tuvieron buena acogida y el grupo se disolvió discretamente. Tras la separación, Harry y Stein se retiraron de los focos; a él le habían diagnosticado pénfigo, un trastorno autoinmune heredado genéticamente, y Harry se tomó un descanso de cinco años de la música mientras ayudaba a Stein con su tratamiento. (Aunque Harry había interpretado pequeños papeles en un puñado de películas underground e independientes, como Unmade Beds, Union City y Downtown 81, en 1983 debutó como actriz en una gran película con su típico estilo aventurero, en Videodrome, la visionaria película de culto favorita de David Cronenberg. Con el tiempo, Harry se convertiría en una actriz en activo, apareciendo con frecuencia en proyectos de cine y televisión, como Hairspray, Heavy, Six Ways to Sunday y My Life Without Me.

Con la salud de Stein de nuevo estable, Harry regresó al estudio de grabación en 1986 y lanzó su segundo disco en solitario, Rockbird. El álbum dio lugar a un sencillo de éxito menor, «French Kissing», al que siguió en 1989 Def, Dumb & Blonde, en el que se adentró más en la música de baile. Harry redobló las influencias dance en Debravation, de 1993, que también incluyó una aparición de R.E.M., acompañándola en «My Last Date (With You)». En 1996, Harry formó equipo con el conjunto de jazz vanguardista The Jazz Passengers, cantando como voz principal en su álbum Individually Twisted; también apareció periódicamente en directo con el grupo (una actuación quedó documentada en el álbum Uve in Spain), y realizaron una interpretación musical de «The City and the Sea» de Edgar Alian Poe para el álbum de 1997 Closed on Account of Rabies: Tales of Edgar Alian Poe. En 1996, Harry participó como vocalista invitado en el álbum No Talking Just Head, un proyecto de The Heads (con Jerry Harrison, Tina Weymouth y Chris Franz, de Talking Heads, también ex alumnos del CBGB).

En 1999, Blondie se reunió para grabar un álbum, No Exit, y una gira de conciertos posterior, mientras que en 2000 apareció un álbum grabado durante uno de los conciertos de la reunión, Livid. Harry también prestó sus habilidades vocales al álbum Electric Honey de los rockeros indie neoyorquinos Luscious Jackson. Blondie publicó otro álbum de estudio en abril de 2004, The Curse of Blondie, y su aparición en la serie de televisión por cable Uve by Request se publicó en CD en septiembre. Harry resucitó su carrera en solitario en 2007 con Necessary Evil, un trabajo ecléctico en el que se adentraba en el hip-hop, la electrónica, el jazz y el rock idiosincrásico. Blondie siguió en activo, realizando giras con regularidad y publicando nuevos álbumes en 2011 (Panic of Girls), 2014 (Ghosts of Download, que se publicó junto con un conjunto de canciones favoritas regrabadas, Greatest Hits Deluxe Redux) y 2017 (Pollinator). En 2013, Blondie salió a la carretera para una gira conjunta con la conocida banda punk de Los Ángeles X, y en 2016 Harry apareció como artista invitado en The Westerner, un álbum en solitario del vocalista de X, John Doe. Y Harry cantó en un par de álbumes en honor a su difunto amigo Jeffrey Lee Pierce, de Gun Club (que en su día dirigió un club de fans de Blondie). Acreditado al grupo ad hoc Jeffrey Lee Pierce Sessions Project, Harry apareció en We Are Only Riders, de 2009, y Axels & Sockets, de 2014.

Mark Deming, Rovi

Revise también

Yayo Vicente

Derecho a no leer

Circunloquio Yayo Vicente Un largo camino ha recorrido la humanidad para transmitir mejor el conocimiento …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.