Israel pide sanciones contra el programa de misiles de Irán

Abril 16, 2024

Jeff Seldin

Irán-Israel
Imagen ilustrativa. Archivo

Israel apuesta por aplicar más sanciones contra el programa iraní de misiles, y aislar aún más a la república islámica. Mientras los mandos israelíes hablan de respuesta a los ataques, los aliados piden prudencia para evitar escalada bélica.

PENTÁGONO — Israel pidió el martes nuevas sanciones contra Irán como parte de la respuesta al ejército iraní y algunos de sus aliados que lanzaron un ataque aéreo sin precedentes contra el Estado judío.

El ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Israel Katz, dijo en las redes sociales que se acercó a más de 30 naciones para presionar por sanciones contra el programa de misiles de Irán y para declarar al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán (IRGC) como una organización terrorista.

Estados Unidos es uno de varios países que ya han designado al IRGC como grupo terrorista. Desde octubre, Washington ha impuesto varias rondas de sanciones contra el programa iraní de misiles balísticos cuando expiraron las sanciones de la ONU.

Israel también parece empeñado en exigir una medida de venganza militar, a pesar de los pedidos de los líderes mundiales para una desescalada de la situación.

Funcionarios militares israelíes dijeron el lunes que Teherán debe pagar un precio por el bombardeo del sábado de unos 350 misiles y drones, muchos de ellos lanzados desde suelo iraní.

El ataque iraní «tendrá una respuesta», dijo el jefe militar israelí, el teniente general Herzi Halevi.

«Irán enfrentará las consecuencias de sus acciones», dijo, hablando desde la base aérea de Nevatim, en el sur de Israel.

Los oficiales militares israelíes no dieron más detalles sobre cómo podría ser esa respuesta, aunque el portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel, el contralmirante Daniel Hagari, dijo que llegaría «en el momento que elijamos».

La dura retórica israelí se produce incluso cuando su más importante aliado, Estados Unidos, ha instado a Israel a mostrar moderación, argumentando que el fracaso del bombardeo de aviones no tripulados y misiles de Irán para infligir mucho daño fue en sí mismo una victoria masiva.

«Es bastante revelador que Irán haya lanzado más de 300 amenazas aéreas (…) y el 99 % de ellos fueron derribados», dijo el secretario de prensa del Pentágono, el general de división Pat Ryder.

El lunes, la Casa Blanca fue aún más categórica.

«Israel está hoy en una posición estratégica mucho más fuerte que hace sólo unos días», dijo a periodistas el portavoz de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Kirby, señalando la variedad de países que acudieron en ayuda de Israel.

Gran Bretaña, Francia, Jordania y Arabia Saudita se unieron a Estados Unidos e Israel para derribar los misiles y aviones no tripulados iraníes.

«El cacareado programa de misiles de Irán, algo que ha utilizado para amenazar a Israel y a la región, demostró ser mucho menos efectivo», dijo Kirby. «Las defensas de Israel, por otro lado, demostraron ser incluso mejores de lo que muchos habían asumido durante mucho tiempo».

El Pentágono dijo el lunes por la noche que el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, «reiteró el firme apoyo de Estados Unidos a la defensa de Israel y reafirmó el objetivo estratégico de la estabilidad regional» mientras hablaba con el ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant.

Altos funcionarios estadounidenses han dicho que el ataque iraní contra Israel, el primero lanzado desde territorio de Irán, involucró más de 110 misiles balísticos, 30 misiles de crucero y más de 150 drones aéreos explosivos unidireccionales.

Dijeron que las fuerzas iraníes en Irak, Siria y Yemen también participaron en el ataque.

Irán, que describió el ataque del sábado como un éxito, dijo que fue una respuesta a un presunto ataque aéreo israelí contra el complejo de su embajada en Siria el 1 de abril, que mató a siete oficiales de la Guardia Revolucionaria iraní, incluidos dos comandantes de alto rango.

Algunos funcionarios de Turquía, Jordania e Irak dijeron el domingo que Irán compartió advertencias del ataque con anticipación para evitar víctimas masivas y evitar que las hostilidades se intensifiquen aún más.

Pero el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán rechazó tales afirmaciones durante una conferencia de prensa en Teherán el lunes, diciendo: «No hubo un acuerdo preestablecido entre nosotros y ninguna otra parte».

Los funcionarios estadounidenses también cuestionaron los informes de que el ataque de Teherán tenía la intención de ser simbólico.

«He visto informes de que los iraníes tenían la intención de fracasar, que este fracaso espectacular y vergonzoso fue todo por diseño», dijo Kirby, calificando tales afirmaciones de «categóricamente falsas».

«Dada la escala de este ataque, la intención de Irán era claramente causar una destrucción significativa y víctimas», dijo Kirby. «El objetivo era conseguir que la mayor cantidad posible [misiles y drones] atravesaran las defensas de Israel».

A pesar de la intención de Irán, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, le dijo al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que Estados Unidos no participará en ninguna contraofensiva israelí contra Irán.

Pero varios funcionarios estadounidenses dijeron el lunes que el apoyo de Washington a Israel frente a la agresión iraní sigue siendo «férreo», y que los activos militares estadounidenses colocados en la región para defenderse del bombardeo iraní siguen vigentes en caso de que Teherán vuelva a intentarlo.

Aun así, persiste la preocupación de que el ataque iraní y una posible respuesta israelí puedan desencadenar un conflicto regional más amplio.

«Hacemos un llamado a todas las partes para que se contengan a sí mismas», dijo el viceprimer ministro iraquí, Muhammad Ali Tamim, durante una visita al Departamento de Estado de Estados Unidos en Washington el lunes.

«Esperamos que las escaladas y las tensiones en la zona terminen», dijo Tamim, y agregó que Irak no quiere ver a la región «arrastrada a una guerra más amplia que amenace la seguridad internacional».

Los funcionarios europeos, asimismo, instaron a la cautela.

«Estamos al borde del precipicio y tenemos que alejarnos de él», dijo Josep Borrell, Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, a la emisora de radio española Onda Cero. «Tenemos que pisar los frenos y dar marcha atrás».

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo el lunes que su gobierno hará todo lo posible para evitar una escalada de la situación entre Israel e Irán.

En declaraciones a los medios franceses BFM-TV y RMC, Macron también instó a Israel a buscar el aislamiento de Irán en lugar de una escalada.

La Casa Blanca confirmó más tarde el lunes que esos esfuerzos ya están en marcha, y que los miembros del Grupo de los Siete principales países industrializados, o G7, ya están trabajando en una nueva ronda de sanciones dirigidas a las industrias que apoyan los programas de misiles de Irán.

El G7 incluye a Gran Bretaña, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón y Estados Unidos.

[Parte de la información fue proporcionada por The Associated Press y Reuters]

Voz de América

Revise también

Fascismo

Madrid, nuevamente capital del fascismo

Isabella Arria Madrid, la capital española se prepara para convertirse en el epicentro del fascismo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.