Impacto de la guerra en Ucrania se sentirá durante generaciones

Febrero 23, 2024

Por Corresponsal de IPS

ips
Una niña a las puertas de un refugio subterráneo en una ciudad ucraniana. Se estima que los niños y niñas de las zonas de guerra en Ucrania, bajo el peligro de los bombardeos y las alarmas aéreas, han estado ocultándose en sótanos y estaciones subterráneas de metro hasta 5000 horas, equivalentes a siete meses, durante los dos años de conflicto. Imagen: Hrom / Unicef

GINEBRA – La guerra en Ucrania, a dos años de la invasión de fuerzas rusas el 24 de febrero de 2022, ha infligido un gran sufrimiento a millones de civiles y su impacto se sentirá durante generaciones, afirmó en una declaración el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

“El ataque armado a gran escala de Rusia contra Ucrania, que está a punto de entrar en su tercer año sin un final a la vista, continúa causando violaciones graves y generalizadas de los derechos humanos, destruyendo vidas y medios de subsistencia”, dijo el alto comisionado, Volker Türk.

En su último informe, la Misión de Vigilancia de los Derechos Humanos de la ONU en Ucrania verificó 30 457 víctimas civiles en estos dos años, entre ellas 10 582 muertos y 19 875 heridos, y considera probable que las cifras reales sean significativamente mayores.

Más de 14 millones de personas, casi un tercio de la población de Ucrania, han huido de sus hogares, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Unos 3,7 millones de personas siguen desplazadas dentro de Ucrania y casi 6,5 millones son refugiados en todo el mundo, en tanto unos 4,5 millones han regresado a sus hogares.

Amy Pope, directora general de la OIM, dijo que todavía unos 14,6 millones de personas (40% de la población de Ucrania) seguirán necesitando algún tipo de ayuda humanitaria en 2024, y 2,2 millones en los países vecinos.

“La destrucción es generalizada, la pérdida de vidas y el sufrimiento continúan”, afirmó Pope.

“Los niños llevan dos años sufriendo violencia, aislamiento, separación de sus familias, pérdida de seres queridos, desplazamientos y trastornos en la escolarización y la atención sanitaria. Necesitan que esta pesadilla termine”: Catherine Russell.

Cientos de instituciones médicas y educativas han resultado dañadas o destruidas, lo que ha afectado significativamente los derechos de las personas a la salud y la educación, y por lo cual “el impacto a largo plazo de esta guerra se sentirá durante generaciones”, dijo Türk.

Su oficina (Acnudh) ha documentado torturas, malos tratos y detenciones arbitrarias de civiles por parte de las fuerzas armadas rusas. También ejecuciones sumarias, desapariciones forzadas y represión del derecho a la libertad de expresión y reunión.

También entre los prisioneros de guerra se han registrado violaciones al derecho internacional y al derecho internacional humanitario, de acuerdo con entrevistas a más de 550 ex prisioneros de guerra y civiles ucranianos que estuvieron detenidos.

Acnudh también ha documentado una serie de violaciones cometidas por las fuerzas militares y de seguridad ucranianas, si bien son una fracción del alcance de las perpetradas por las fuerzas rusas.

“El actual ataque ruso no exime a las fuerzas ucranianas de sus propias obligaciones de respetar el derecho internacional de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario”, afirmó Türk.

Por ello pidió que todas las violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario sean investigadas de manera exhaustiva e independiente, y que se garantice la rendición de cuentas y la reparación a las víctimas.

De su lado, un reporte del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) destacó que al cabo de dos años de guerra los niños y niñas de las zonas de primera línea se ven obligados a pasar entre 3000 y 5000 horas –equivalentes a entre cuatro y siete meses- refugiados bajo tierra.

Los incesantes ataques y las alertas aéreas fuerzan a las familias a refugiarse en sótanos –a veces muy fríos y húmedos- y en estaciones de metro subterráneas, con repercusiones devastadoras en la salud mental de los niños y niñas, y en su capacidad para aprender de forma adecuada, señala el reporte de Unicef.

“Los niños llevan dos años sufriendo violencia, aislamiento, separación de sus familias, pérdida de seres queridos, desplazamientos y trastornos en la escolarización y la atención sanitaria. Necesitan que esta pesadilla termine”, dijo Catherine Russell, directora ejecutiva de Unicef.

A-E/HM

Revise también

Nazanin Armanian

Israel, Irán y los últimos cuatro pasos dados hacia el Juicio Final

Por Nazanín Armanian* Estamos ante el cierre de un círculo mortal en el choque entre …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.