En río revuelto, ganancia de oportunistas

William Hayden Quintero

Esta semana el Presidente Alvarado alborotó el avispero de los politiqueros, y no el de los políticos de verdad, especie casi en extinción en nuestro país.

En la novela diaria: “Amores y desamores en tiempos de Covid” que transmite casa presidencial en todos los canales de televisión y replicado por todos los medios de prensa, con una audiencia garantizada de miles de masoquistas e histéricos, se dejó decir que ve a muchos queriendo hacer vitrina propia con el tema de la pandemia, ve un adelanto de la campaña política donde quienes a veces opinan no es para construir en la soluciones sino para construir sus propias imágenes.

Con este comentario volvió a meter las patas. Tiene el techo de vidrio y no puede andar lanzando piedras. En realidad, quien ha aprovechado esta pandemia para construir su alicaída imagen política es el mismo presidente.

Recordemos que estaba en el suelo con el caso de la UPAD, el pueblo le estaba pidiendo la renuncia por haber violado la Constitución Política al crear, desde mayo del 2018, una agencia de espionaje para hurgar en los datos más íntimos de todos los costarricenses, con fines aún no muy claros, pero que apuntan a recolección de datos con fines electorales en favor del PAC.

La Pandemia lo salvó, casi todos nos olvidamos del UPAD, y el presidente tiene más de cuatro meses de salir casi que diariamente en los medios; sus acólitos pagan encuestas de opinión y en las mismas su nivel de popularidad se levantó; fue como la resurrección de Lázaro, de estar muerto con olor a cadáver putrefacto de dos meses, resucitó con los frescos y perfumados ungüentos del Covid.

Ahora es un santo; tiene en las empresas encuestadoras que aprovechan la situación con preguntas dirigidas, más del 60% de opiniones favorables y los integrantes del triunvirato Alvarado-Salas-Macaya son las nuevas vedetes nacionales, al extremo que algunos ven con buenos ojos la reelección de Alvarado (si se pudiera) y sus compañeros de vitrina compitiendo por la candidatura presidencial del PAC, partido que estará dividido entre Daniel y Román, quienes sin lugar a dudas se han beneficiado políticamente de la situación del covid.

La han usado, además de los fines humanitarios y sanitarios, con fines politiqueros y por ello no es de recibo la crítica del presidente a los aprovechados precandidatos que también están usando el covid para construir sus imágenes presidenciales. Es la verdad, y que no vengan con pendejadas, haciéndose los inocentes y alegando que se les quiere restringir sus libertades con ese comentario.

Desde que don Abel Pacheco se hizo más popular que el gallo pinto con su programa diario en televisión, que lo impulsó a la Presidencia de la República; más de uno que se cree presidenciable, ha copiado esta receta, con programas diarios en la tele, en la radio, y ahora con videos, mañana y tarde, en las redes sociales.

Otros que además de gozar de esas herramientas tienen el favor de la prensa escrita que los ha puesto de moda, porque les publican sus artículos sobre cualquier disparate, también son las vedetes en todas las entrevistas por webex, por zom, porque están apostando por ellos como candidatos y los quieren impulsar.

Los que se creen presidenciales, ahora con el covid y sus negativas consecuencias en el aumento de la pobreza, el hambre, el desempleo, el bono populista proteger que desprotege, la invasión nica de zombis infectados escondidos y hacinados en guarderías toleradas por las municipalidades que se hacen las majes, la situación fiscal, las deudas y el ogro del FMI, los aprovechados de la Uccaep que co gobiernan; la reactivación de la economía, la inoperancia del gobierno para dar soluciones efectivas, que son temas obligados, se han montado en la carreta presidencial camuflada construyendo sus imágenes.

En esto tiene razón la crítica del Presidente Alvarado; algunos están aprovechando la pandemia para fortalecer sus egos y construir imágenes presidenciales con miras a las elecciones del 2022.

En río revuelto ganancia de oportunistas. Fabricio Alvarado, es uno o de ellos, sale mañana y tarde en videos propios vendiendo su imagen ramazecka devaluada. Se la sigue creyendo. No se le queda atrás un ex secretario del PLN de Apellido Zamora que hace lo mismo. Los guajiros de la Nación y Telenoticias todos los días tienen entrevistas con aspirantes presidenciales que usan como andamio la pandemia.

Hay uno de la comunidad judía del país, liberal o neoliberal, o quizás ni uno ni otro, a quien le está saliendo gratis su lanzamiento presidencial con la pelota que le dan. Aunque nos duela, el coronavirus y sus secuelas es el nuevo tema para las próxima campaña en sustitución del matrimonio gay que le dio el triunfo a Carlos Alvarado que supo aprovecharse del tema con el favor del periódico de Llorente que despedazó a Fabricio Alvarado tildándolo de enemigo público de la Virgen de los Ángeles.

0
0

Revise también

¿Es posible ganar elecciones sin programa electoral?

¿Es posible ganar elecciones sin programa electoral?

Isabel Díaz Ayuso durante un acto de campaña. Populares Juan M. Rosas, Universidad de Jaén …

Comentar en Cambio Político

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.