El latín, omnipresente en nuestro mundo de hoy

Por Yuriko Wahl-Immel (dpa)

dpa
”Manus Manu Lava” (”Una mano lava la otra”), una inscripción latina en la exposición “Latín: ¿Vivo o muerto?” en el monasterio de Dalheim, en Alemania, que muestra la vigencia de la lengua de los antiguos romanos en la actualidad. Foto: Friso Gentsch/dpa

A los antiguos romanos les debemos términos como «computadora» o «digitalización». También el coronavirus y la crema Nivea tienen miles de años, al menos desde el punto de vista idiomático. Esto se debe a que provienen del latín, que tiene una historia de más de 2.000 años y sigue marcando nuestro día a día sin que muchas veces nos demos siquiera cuenta, según explica Ingo Grabowsky. El director del Museo Estatal de Cultura Monástica en Lichtenau, Alemania, está convencido: el latín está «más vivo que nunca».

En Lichtenau se inauguró recientemente la exposición especial «Latín: ¿Vivo o muerto?» en el monasterio de Dalheim. Entre otras cosas, se puede simular allí una compra con el vendedor romano Venditor Henricus. Y de paso se aprende que los nombres de marcas alemanas como Alete, Labello o Duplo provienen del latín.

Los vestigios del latín están por todas partes y no solo a la hora de ir de compras, como enseña esta divertida muestra. En el tribunal se dice «in dubio pro reo», lo que significa que en caso de duda por falta de pruebas, por ejemplo, se beneficia al acusado. Otro principio de uso extendido es «manus manum lavat», es decir, una mano lava a la otra.

«Computadora», por ejemplo, viene de «computare», es decir, calcular. También «digital» procede del latín y se origina en «digitus» (dedo). Grabowsky contó que incluso hay un movimiento de personas que se juntan a charlar en latín.

Según explica, el latín es por un lado una lengua muerta porque ya no se la habla en ningún lugar. Pero, a la vez, está «muy viva» en su influencia y como «lengua madre común de Europa», añade.

El latín brindó acceso a la historia intelectual europea y ha tenido una influencia formativa en la historia, la cultura y la educación hasta nuestros días. Tampoco hay que olvidar la escritura latina, utilizada en todo el mundo.

Para demostrar su desarrollo e importancia, los curadores eligieron las figuras de 11 latinos importantes que van orientando al público a través de la muestra sobre los 2.100 años de historia de la lengua latina.

Entre ellos está el orador romano Cicerón (106-43 a.C.), cuyos textos siguen siendo de lectura habitual para los estudiantes de latín en la actualidad. O Carlomagno (747-814), que sacó al latín de la crisis: «Salvó la lengua y reintrodujo el latín como asignatura obligatoria en la enseñanza superior», señala la muestra. Esto se debe a que su imperio, que abarcaba varios pueblos, necesitaba una lengua común. En la exposición también se aprende que la abadesa alemana Hildegard von Bingen (c. 1098-1179), canonizada en 2012, escuchó sus visiones en latín.

Los visitantes también se topan con Asterix, el famoso galo de la historieta. Los más de 200 elementos expuestos muestran que incluso libros para niños y jóvenes como «Diario de Greg» se consiguen en traducción al latín. También hay juegos de mesa y cartas en latín.

Entre otras cosas, se muestra cómo pueden haber sido las clases en latín hace siglos. Un cuaderno con vocablos del siglo IX sugiere una extraordinaria disciplina escolar.

Unos días antes de la inauguración, la responsable de cultura de la asociación regional LWL subrayó: «La lengua latina es el ADN de muchas otras lenguas nacionales». Indicó que se esconde en muchos términos y tiene una fuerte presencia en muchos campos, como la medicina.

Añadió que el latín es la tercera lengua extranjera más enseñada en las escuelas alemanas y es también un requisito previo para muchas carreras.

En paralelo a la muestra, el museo desarrolló una serie de podcasts llamados «Hocus, locus, jocus». Todos los textos que acompañan la muestra están en alemán y latín. La exposición se podrá visitar hasta el 8 de enero. Así que: «¡carpe diem!».

dpa

Revise también

dpa

De la producción al sabor: lo que debe saber sobre el aceite de oliva

Por Heidemarie Pütz (dpa) Cuando se debe elegir un aceite de oliva, la variedad es …

Comentar en Cambio Político

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.