“Diputaciones de oro”

Ricardo Castro Calvo

Ricardo Castro

Hace unos días, con motivo de un escrito que publiqué, sobre la necesidad de mejorar la integración del congreso costarricense, recibí una llamada de Rosario Castro. Ella es, un gran ser humano que, ha servido a Costa Rica desde el balcón de la política parlamentaria.

A “la negra” como le decimos con cariño, ha vivido lecciones de política en su caminar por la vida de nuestro país. Fue piedra angular en la labor del diputado Daniel Oduber Quirós y de muchos otros maestros del quehacer legislativo.

Menciono a don Daniel porque a juicio nuestro, él, ha sido el mejor diputado que ha pasado por la Asamblea Legislativa desde que nos rige la Constitución Política de 1949. En tanto, el actual reglamento del congreso es, en gran medida, producto de su obra parlamentaria. Esta normativa es la misma, desde el paso de Oduber Quirós, por la presidencia del primer poder de la República. El reglamento ha tenido modificaciones, pero la base fundamental corresponde a la organización mental del presidente Oduber.

En la conversación con Rosario, exaltó figuras señeras y su paso por el congreso. Convenimos en que aquellas personas compartían varias cualidades: inteligencia, estudio de la realidad nacional, capacidad para expresar y educar con sus ideas, oratoria, habilidad para negociar con su propia bancada y con las fracciones contrarias, pero sobre todo, tener conectado el oído al corazón del pueblo. También, la negra nos recordaba la apariencia de los parlamentarios. Su vestimenta, el vocabulario y la prestancia para atender a sus partidarios, como también la diplomacia para tratar con personajes internacionales. A esa descripción, la negra les bautizó como: “diputaciones de oro”.

En las lista que hicimos, sin que fuera exhaustiva, recordamos a personas que reunían esas características de “oro”, así: Mario Echandi Jiménez, Estela Quesada Hernández, José Luis Molina Quesada, Teresa Obregón Zamora, Thelma Curling, Rolando Laclé Castro, Enrique Obregón Valverde, Fernando Volio Jiménez, Genaro Valverde Marín, Luis Alberto Monge Álvarez, Alfonso Carro Zúñiga, Rodrigo Carazo Odio, Rodolfo Cerdas Cruz, Jorge Luis Villanueva Badilla, Rose Marie Karpinsky Dodero, Gonzalo Facio Segreda, Carlos Manuel Vicente Castro, Arnoldo Ferreto Segura, Sonia Picado Sotela, Rodrigo Madrigal Nieto, Manuel Mora Valverde, Alberto Cañas Escalante, Matilde Marín Chinchilla, Humberto Vargas Carbonell, Niní Chinchilla Orozco, Bernal Jiménez Monge, Thelma Curling Rodríguez, Rodrigo Gutiérrez Sáenz, José Merino del Río. Ahí dejamos la lista porque igualmente consideramos que existen personas que están en proceso de convertirse en oro puro.

Don Enrique Obregón, don Rolando Laclé, doña Rose Marie Karpinsky, Thelma Curling, y doña Sonia Picado disfrutan de buena salud. Las demás personas de Dios gozan.

En la conversación, Rosario, mencionaba que lo expresado en el artículo que titulé: “A tiempo de conformar una Asamblea con gente idónea” era lo correcto. Los partidos políticos deben procurar llevar personas preparadas para legislar, pero en época de crisis, ese requisito debe ser procurado con mayor afán.

Así que, seguimos sembrando esperanzas.


Revise también

Boaventura de Sousa Santos

Bienvenidos al feliz mundo pandémico: violencia, guerra fría y vacunas

Boaventura de Sousa Santos* En un libro reciente sobre la pandemia titulado El futuro comienza …

Comentar en Cambio Político

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.