Día Internacional de las Artes

Nuria Guevara Campos

Nuria Guevara

Desde años atrás se celebra a nivel mundial el día internacional de las artes en alusión al nacimiento del gran artista Leonardo Da Vinci, este día no solo celebra al artista sino a la identidad cultural de los pueblos, reconociendo las diferentes expresiones artísticas que existen, fomentando una mayor conciencia de la diversidad de expresiones, así como la contribución que estos hacen al desarrollo sostenible de los pueblos.

Sin embargo, esta contribución no se ve resaltada o reconocida debido al desconocimiento de la población y de los economistas, ya que pocas veces exponen las posibles mediciones que se dan al impacto de estas en el PIB de cada país.

Continuando con la parte cultural y artística, la UNESCO indica que la cultura es “el conjunto de los rasgos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad o a un grupo social… engloba, además de las artes y las letras, los modos de vida, los derechos fundamentales al ser humano, los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias” (UNESCO, 1998).

Porque se considera de importancia las artes y cultura de un pueblo, esto se responde por el impacto en el crecimiento social y humano de la comunidad por crear capital social mediante la empatía, pertenencia y tolerancia de los pueblos que coadyuva al desarrollo de las sociedades modernas.

Antes de llegar a la parte económica debemos dilucidar los derechos, recordemos que vivimos en sociedades con derechos y obligaciones para los ciudadanos como para el comercio entre otras, para esto los derechos garantizan que una persona se identifique con un país, provincia, comunidad, etnia y cultura de un pueblo siendo estos respectados por todos sin discriminación alguna.

Por eso vemos expresiones artísticas que identifican un pueblo como es el caso del tango en Argentina, la zarzuela como el flamenco entre otros para España, los carnavales para Brasil, os mariachis para México entre otros y en el caso de Costa Rica la artesanía Guaitil, los carnavales de Limón, los colochos sarchiseños, y el arte de nuestros pueblos indígenas en general por citar algunos ejemplos, este medio de vivencia genera impactos económicos comerciales que dignifican al ser humano.

Por tal motivo, cuando las políticas culturales son abiertas e inclusivas hacia múltiples expresiones culturales, tienen el potencial de promover la igualdad de género y la construcción de sociedades pacíficas, diversas e incluyentes (UNESCO, 2018).

Podemos decir entonces, que los artistas pueden utilizar el arte como medio de protesta y activismo social, debido a que abordan luchas para eliminar la desigualdad, la injusticia y la opresión de los pueblos; además, proporciona una forma de expresar y explotar emociones como experiencias que estimulan la imaginación, mejora la capacidad de empatía promoviendo la comprensión de las diferentes perspectivas y realidades.

Debido a lo anterior, hoy en día el arte aporta e inspira, promueve el dialogo, cuestiona las normas sociales, impulsa la economía y contribuye el desarrollo personal y emocional de las personas, además de preservar nuestra historia o el legado de un pueblo al mundo.

Debido al impacto que el arte imprime en la sociedad se requiere de su valoración y medición por parte de las autoridades, ya que en el caso de Costa Rica el sector cultural aporta el 2,1% del PIB siendo esto algo no despreciable para ser medido y que se tome más importancia del efecto que este sector da al país.

Para mejorar o hacerse visible este sector requiere solventar varios retos como:

  1. Que el sector cultural se articule en un solo bloque y busque una gobernanza que fortalezca las alianzas publico privadas, como también políticas gubernamentales que permitan su desarrollo y reconocimiento a través del efecto económico de este sector.
  2. Que el sector cultural sea reconocido como desarrollador e impulsor de la economía para ello mantener actualizado las cuentas satélites y ampliar los sectores.
  3. Contar con programas financieros de apoyo para su desarrollo y promoción de los bienes y servicios en todos sus sectores.
  4. Crear empresas culturales a través del cooperativismo como máxima expresión de la asociatividad.
  5. Promocionar el patrimonio cultural costarricense por medio de estrategias que permitan su valoración como memoria de nuestra identidad cultural y generando nuevas fuentes de ingresos y comercio alrededor de este por ello con rutas turísticas donde se resalte, promueva, rescate el patrimonio y cultura de nuestra Costa Rica.
  6. Realizar un diagnóstico de todos los sectores que permita un abordaje integral con un FODA y la rutas a seguir en la promoción, divulgación, financiamiento, capacitación, organización, diferenciación en seguros y hacienda.

Por tal motivo, soy creyente que, con procesos de asociatividad como el cooperativismo, con buenas políticas públicas, un adecuado entorno y promoción del patrimonio cultural de este país muchos compatriotas tendrán o desarrollaran nuevas formas de desarrollo personal como profesional en trabajos que son de su gusto tal y como lo han hecho en Colombia, Argentina, España, Francia, Italia, entre otros.

Revise también

Yayo Vicente

Derecho a no leer

Circunloquio Yayo Vicente Un largo camino ha recorrido la humanidad para transmitir mejor el conocimiento …

Un comentario

  1. Excelente artículo. Resalto las acciones que acá se señalan para solventar los retos. ¡En hora buena!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.