Claudio Alpízar estaría dispuesto a dar la lucha por ser precandidato del PLN

COMPARTIR:

El periodista Fernando Fernández entrevista al politólogo Claudio Alpizar Otoya

· Se define como socialdemócrata y anti-establishment
· Ha conformado grupos de estudios de gente comprometida con el país
· Desde el 2008 milita en el PLN
· Sería una decisión de un “nosotros” y no de Claudio Alpízar

Claudio Alpiza Otoya

CAMBIO POLÍTICO: Don Claudio, durante una reciente gira por la Zona Norte usted manifestó a un medio regional que no descarta la posibilidad de convertirse en precandidato a la Presidencia de la República por el Partido Liberación Nacional. ¿Es eso cierto?

CLAUDIO ALPÍZAR OTOYA: Fernando, ese día, en efecto, fui invitado por amigos míos de la comunidad de San Carlos, entre ellos Manrique Chaves, un conocido dirigente del PLN, y algunos otros más, a raíz de un Consejo Municipal programado en Crucitas.

Algunos de esos miembros y otros muchos de diversas comunidades del país me han estado pidiendo que considere esa posibilidad de participar en una campaña electoral, a sabiendas de que desde mis 21 años yo he sido socialdemócrata, cuando entré a estudiar Ciencias Políticas y me convencí de que era la ideología que me gustaba, sobre todo por lo equilibrada que consideraba esa ideología.

También ha pesado el hecho de que durante muchos momentos de mi vida he tenido una identificación con el Partido Liberación Nacional, y por ello no descarto esa posibilidad. Yo he pasado diciendo en mis programas de radio y televisión –y cada vez que me invitan a otros- que el ciudadano debe participar de la política porque la política sí importa. Entonces, en ese marco de referencia, como se lo dije a ese medio regional, no descarto esa posibilidad y entre más me lo comenta la gente más me gusta la idea. Yo hablo, desayuno, almuerzo y ceno política y es un área en la que me siento muy bien.

Que la experiencia sea dentro del Partido Liberación Nacional sería una linda oportunidad porque se trata de un partido político que no ha sido bien visto en los últimos tiempos por algún sector importante de la ciudadanía, y podría ser también una oportunidad y un reto para recuperar no solamente el orgullo de muchos partidarios sino además que la gente nuevamente vuelva a creer en la experiencia y en la sapiencia de muchas personas que han hecho cosas buenas dentro del PLN. Por supuesto que existen muchas figuras que son rechazadas por la ciudadanía, pero la gran mayoría de los liberacionistas es gente muy comprometida con el país.

CP: ¿Qué tanta y qué clase de gente le ha pedido a usted que considere la posibilidad de lanzarse como precandidato del PLN?

CAO: La mayoría es gente que han sido y otros que aún son parte de Liberación Nacional. Unos están activos –como la gente que mencioné de San Carlos- y otros que se han ido y que están dispuestos a volver al partido pero no al PLN de hoy, que no es el Liberación de ellos. Otros que ven fortalezas en la experiencia del PLN pero consideran que es preciso integrar con gente nueva (y cuando hablo de renovar estoy hablando de gente de todas las edades y todos los contextos sociales en donde se pueda incluir gente que tenga un compromiso con el país).

Entonces, eso ha ido creciendo y ha ido formándose alrededor de un movimiento que sin duda lo emociona a uno al ver gente buena que quiere participar en política.

CP: En redes sociales se leen constantemente comentarios muy favorables hacia su persona y a su visión analítica del mundo político; sin embargo, dentro del PLN, a raíz de la publicación del medio regional de la Zona Norte, se han desatado comentarios críticos, entre ellos que usted no ha sido militante del PLN.

CAO: Vamos a ver… ¿qué te hace ser militante del Partido Liberación Nacional? ¿Estar en chat o estar permanentemente metido en el partido? ¿O te hace liberacionista el creer en la socialdemocracia, y en comportarte bajo las normas de ese pensamiento ideológico?

A mí, por ejemplo, desde el año 2008 me descuentan mes a mes de mi cuenta corriente una cantidad de dinero que aporto como afiliación al PLN, y tal vez soy de los poquitos porque el partido no se financia con esas cuotas que pagamos algunos poquitos. Ahora, que nunca he ocupado un puesto político del PLN, es cierto; pero entonces: cuántos ciudadanos –cientos de miles- que han votado en distintas ocasiones por el PLN y no han ocupado puestos políticos dejan de ser por ello liberacionistas? No, hay otros aspectos más relevantes que pueden hacer a alguien socialdemócrata, que pueden hacer a alguien liberacionista, como conocer los antecedentes del partido y otro tanto también predicar ese pensamiento en cada uno de sus movimientos, que desde Rodrigo Facio en adelante han sido fundamento de la socialdemocracia.

También en algún momento, durante varios meses dirigí el Instituto Rodrigo Facio y creo que realicé algunas cosas interesantes que hoy le sirven de algo al partido como el cambio del reglamento, y el bautizo del instituto como el ICARF, órgano oficial del sistema de capacitación y formación política del Partido Liberación Nacional, nombre que hoy en día se mantiene, pero en aquel momento no hubo recursos para desarrollar una profunda labor de formación. Pero le agradezco mucho a don Bernal Jiménez, economista socialdemócrata, que me hizo partícipe de esa experiencia.

CP: En alguno de los chats internos del PLN se le acusa a usted de no haberse nunca ensuciado los zapatos en una campaña política…

CAO: ¿Es acaso una campaña política el ir a tocar puertas para buscar votos? En mi vida he participado en muchas campañas políticas cerca de la gente, ayudando a la gente, abriendo espacios en grupos sociales para debatir en torno a lo que sucede en el país; en mis programas de radio y televisión… Yo creo que he caminado mucho más que otros tratando de hacer la buena política, promoviendo una disciplina más que otros que afirman que tienen mucho tiempo de estar allí y que más bien la han ensuciado y la han manchado. Porque la política es una disciplina que se convierte en un apostolado; es una acción donde podemos sacar lo mejor de nosotros en aras del prójimo.

CP: Entre quienes lo apoyan a usted y lo motivan a dar esa lucha interna en el PLN pareciera que no hay gente reciclada, que es gente nueva.

CAO: Es gente nueva pero es gente con experiencia. Hay personas como Manrique Chaves, Roberto Matamoros, Ocean Castillo y muchos otros nombres más de gente que ha estado muy comprometida con lo que hemos venido pensando y haciendo. Gente en los sectores de la Educación; gente en comisiones de estudio en torno a los más graves problemas que afectan al país. Todos ellos con una gran vocación de poder porque sin el poder resulta muy difícil hacer realidad lo que escribimos y lo que pensamos.

Por otra parte, yo creo que a Liberación Nacional le haría mucho bien que le sucediera lo que le pasó al Partido Republicano en los Estados Unidos cuando Donald Trump resultó electo, o lo que le está pasando hoy día al Partido Demócrata, donde inicialmente fueron una veintena de candidatos. Así, el partido pasaría por un proceso democratizado para escoger a su candidato.

El PLN, a diferencia de otros partidos políticos, se ha caracterizado porque sus convenciones internas siempre mueven los tinglados de los medios de comunicación, y si el partido le da facilidades a una buena cantidad de preecandidatos, eso le daría ese carácter de campaña electoral mucho más nutrida y variada en sus planteamientos.

CP: Inclusive ya se rumora que políticos como Carlos Ricardo Benavides, Antonio Álvarez, Laura Chinchilla, Fernando Zamora, Franggi Nicolás, Roberto Thompson, Gerardo Corrales entre otros, anunciarían en los próximos meses sus intenciones de pelear por la candidatura dentro del PLN.

CAO: Lo que considero más sano es que todos quienes tengan la intención de participar puedan inscribirse; lo que sucede es que en los últimos procesos electorales el PLN ha limitado mucho la participación al cobrar altas sumas de millones de colones, lo que no ha permitido del todo democratizar el partido y por otra parte le facilita a aquellos que tienen el poder económico escoger a uno o dos candidatos de su agrado que al final de cuentas son quienes participan en el proceso, y eso limita mucho el gusto del elector que está esperando algo diferente.

Yo sostengo la tesis de que el PLN corre el riesgo de terminar como el PUSC, un partido que, luego de cuatro derrotas, se ha conformado con que en los dos últimos dos gobiernos del PAC ha co-gobernado con el partido en el poder. Y ya hay visos de que eso está sucediendo con algunas figuras del PLN en el actual gobierno. Es importante subrayar aquí que los partidos políticos tienen que tener, en un régimen presidencial como el nuestro, la capacidad de poder conformar gabinetes muy propios, que pudieran integrar algunos profesionales de otros partidos pero serían los menos, y no como ha sucedido con el actual gobierno donde se nos habló de un gobierno de Unidad Nacional y no era tal porque se trata de un gobierno de necesidad nacional, porque el PAC no tenía la gente capacitada necesaria para cubrir todos los puestos del gabinete.

CP: Existe alguna analogía en su caso con lo que sucede en el partido Demócrata estadounidense, donde el precandidato Bernie Sanders se enfrenta a la maquinaria de ese partido y concretamente al llamado establishment?

CAO: Nuestro movimiento es anti-establishment. No porque quienes han dirigido al PLN sean malas personas o ineficientes. Sencillamente es que hay una muy buena cantidad de gente en este partido que no ha tenido la oportunidad de hacer recambio ante la opinión pública, porque el partido, no es un secreto, ha perdido credibilidad y no logra causar impacto en los diferentes grupos sociales que esperan algo diferente y el PLN les sigue ofreciendo las mismas recetas. Nuestro grupo, sin menoscabar o golpear, pretende darle a la gente un menú diferente de actores políticos, definidos como socialdemócratas, que desean hace un esfuerzo para salvar el sistema de partidos en Costa Rica, que está en franco declive.

CP: ¿Cómo se define usted ideológicamente?

CAO: Yo siempre he dicho que yo soy como el corazón; que estoy al centro y un poquitico a la izquierda. Soy socialdemócrata; creo profundamente en la iniciativa privada responsable y comprometida, pero también creo en el Estado costarricense, que ha fallado en los últimos años en su eficacia y en su eficiencia. Pero el Estado debe estar al servicio de todos aquellos que no tienen la posibilidad de desarrollarse donde existan oportunidades claras para ese desarrollo.

CP: El partido en el poder también se define, al igual que usted, como una agrupación socialdemócrata.

CAO: Yo siempre he sostenido que hay algunos que se definen como socialcristianos o socialdemócratas y terminan siendo socialcretinos. Es fácil ponerse una etiqueta por el pensamiento ideológico no lo define solamente la letra; lo definen las acciones. Y lo que hemos visto en los dos últimos gobiernos del PAC nos hace concluir que no es cierto que sean socialdemócratas. Es posible que sí se nutriera de mucha gente del PLN que se fue de esta agrupación totalmente desilusionada que llegaron con la ilusión de retomar ese pensamiento. Pero en el ejercicio de gobierno el PAC ha demostrado que su bandera contra la corrupción ha sido un fiasco y que está lejos de ser un partido socialdemócrata.

CP: De ser un analista y comentarista político a pasar a convertirse en precandidato hay que dar un salto muy grande.

CAO: Pero hay una gran ventaja, porque esta etapa de mi vida me ha obligado a informarme a profundidad sobre una gran variedad de temas, que me han dado un marco de referencia no solo de los problemas nacionales sino de las posibles soluciones a las que se puede acceder.

CP: ¿No cree usted que la falta de caudal político dentro del PLN representa un escollo importante en sus posibles pretensiones?

CAO: No, porque Liberación Nacional tiene mucho más gente que la estructura del partido. Liberación Nacional tiene posibilidades de un caudal mayor. Y hay mucha gente que está a la espera de algo diferente en el PLN. Si yo decido finalmente participar en este proceso será a la luz de mucha gente que tenga una hoja de vida limpia y que tenga un compromiso nacional. Porque esto es una decisión de un “nosotros” y no de Claudio Alpízar.


COMPARTIR:

Revise también

Hacia un programa fiscal-monetario, con enfoque distributivo, para enfrentar la presente crisis

La crisis que vive el país requiere de una acción urgente del Estado en varios …

Un comentario

  1. Don Claudio sigo su programa y a usted lo he oido por tiempo; su enfoque del país y su idea de la política son muy claras y objetivas; pero usted quiere dar la lucha en el partido donde a nacido la corrupción mas grande del país; donde están los Ayatolas de Rohmoser y la mayor pudricion de la política Costarricense

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
A %d blogueros les gusta esto: