Carta al Directorio Político del Partido Liberación Nacional

Carta

San José, 7 de febrero del 2018

CARTA AL DIRECTORIO POLÍTICO NACIONAL
PARTIDO LIBERACIÓN NACIONAL

Ing. Jorge Pattoni, Presidente
Dr. Fernando Zamora, Secretario General
Presente

Estimados compañeros:

En la prensa se anuncia que el próximo 15 de los corrientes, se realizará una reunión extraordinaria del Directorio Político Nacional. Excelente iniciativa.

Acabamos de sufrir una muy fuerte derrota electoral. Aun así, el PLN logró elegir 17 Diputados a la Asamblea Legislativa. Estoy seguro que, todos ellos y ellas, comprometidos con los ideales liberacionistas y con el progreso y el desarrollo integral de nuestro país. La elección del Lic. Carlos Ricardo Benavides, como Jefe de Fracción, proyecta la confianza de que así será. Su capacidad y experiencia es una garantía para todos nosotros y el país.

Así mismo y más allá de las diferencias con nuestro ex candidato a la Presidencia de la República, celebro que don Antonio Álvarez se haya pronunciado, como lo solicité al Comité Ejecutivo Nacional, por la libertad plena de todos los liberacionistas de escoger y dejar en plena libertad al voto liberacionista para la segunda ronda electoral. Eso es lo correcto y espero que así lo apruebe el Directorio Político Nacional. Lo contrario habría provocado una rebelión al interior del PLN. Lo que sigue es un voto todavía más a conciencia.

Como militante de base, por cuanto he dejado de pertenecer a la Asamblea Nacional, pero amparado en las facultades que me otorga el Estatuto Orgánico del PLN, hago de la forma más atenta la siguiente reflexión corta y dos propuestas al Directorio Político Nacional y les solicito a Ustedes, como máximas autoridades oficiales de nuestro partido político, que las hagan del conocimiento de los compañeros y compañeras que integran ese órgano superior partidario, de ser posible en la próxima reunión del 15 de este mes:

REFLEXIÓN CORTA:

Tenemos que serenarnos todos y todas lo liberacionistas. Tenemos que encontrar y construir puentes para recuperar razonablemente, dentro de un partido político democrático, en que disentir es un derecho, los consensos básicos y la historia común y compartida que nos une. Hablemos de paz y no de seguir en la guerra interna o en las descalificaciones y los exilios obligados a que algunos hemos sido sometidos, como fue el caso del Ex Presidente José María Figueres y su grupo de colaboradores. El país está primero que nuestro partido político y el futuro del país nos obliga a asumir esa actitud, si queremos realmente que el PLN se recupere de esta dura derrota electoral y vuelva a vivir al lado y junto al pueblo y sus justas y legítimas aspiraciones de bienestar.

No estoy por ello de acuerdo con la propuesta de un estimable Ex Presidente de la Asamblea Legislativa, abogando por cortar cabezas. Es más, me ha sorprendido profundamente esa solicitud, sobre todo de un hombre inteligente y capaz que le ha dado mucho al país y que conoce muy bien internamente al partido. Imagino y lo excuso por la intensidad de los acontecimientos y lo triste de esta derrota electoral. Pero ese no es el camino. El camino es otro.

PRIMERA PROPUESTA:

Propongo la creación de una Comisión de Alto Nivel, de no más de cinco miembros, integrada por calificados compañeros del grupo que preparó el Programa de Gobierno que se ofreció a los costarricenses en la última campaña electoral y del Grupo Coordinador del Congreso Nacional de Formación y Capacitación, realizado durante un año y con cientos de consultas en todo el territorio nacional y por medios electrónicos, para integrar las ideas básicas de ambos documentos y sus propuestas, en una especie de Plataforma Liberacionista que nos defina conceptual y programáticamente ante el país, que oriente las posiciones de nuestra Fracción Parlamentaria y que nos de a todos el ADN que tanto necesitamos, en una etapa compleja y difícil de la historia de Costa Rica y del acontecer internacional.

Propongo que sea un documento corto y que el mismo, una vez redactado, sea elevado a conocimiento de una futura Asamblea Nacional del PLN, para transformarse en una referencia obligada de nuestras actuaciones partidarias a futuro. El plazo de la preparación de esa Propuesta Liberacionista debe ser de no más tres meses, dada la intensidad de la vida política en nuestro país y sus retos inmediatos.

SEGUNDA PROPUESTA:

Todos los que hemos vivido con algún grado de intensidad la vida partidaria interna y las luchas por el poder dentro del PLN, sabemos que el Estatuto Orgánico está desfasado de la realidad y que no se ajusta, para nada, a los nuevos tiempos, ni a lo que quiere la inmensa mayoría de los liberacionistas.

Cada vez que se toca el tema, es como abrir una Caja de Pandora y surgen las voces conservadoras del miedo y los que desean proteger sus posiciones adquiridas; pero si algo ha quedado claro en las dos últimas campañas electorales y en estas dos derrotas, es que el partido renueva sus liderazgos y se abre a una efectiva participación ciudadana, más allá de los caciques de pueblo, o el partido no se recuperará y seguirá descendiendo cada vez más en respaldo popular. No hablo solo de un asunto generacional. Hablo de algo más profundo que, por supuesto, tiene que ver con los nuevos y necesarios liderazgos, pero también con la apertura y la participación de la gente, de los ciudadanos, de los sectores de la vida nacional, en la vida interna del PLN. Se requiere una adecuación y ampliación de las estructuras internas y de la cúpula partidaria, en todo el territorio nacional y en sus movimientos y sectores, a las nuevas exigencias de una ciudadanía legítimamente crítica y exigente con todo derecho. Tenemos que transformar al PLN en un partido político moderno. Este es el momento de hacerlo.

En el mundo actual, el valor político más importante es la transparencia y eso es lo que lleva a la ética partidaria y al compromiso. Lo demás son cuentos, porque ni don Pepe, ni don Chico, ni Daniel, ni Luis Alberto, ni el recuerdo lejano de la Revolución de 1948 y los Padres Fundadores, aglutinan más al PLN. Llego la hora de hablar en serio de la reforma del Estatuto Orgánico.

Propongo, con el debido respeto, que cinco dirigentes nacionales de alto nivel, representantes de los factores reales de poder que existen al interior y que todos sabemos cuales son, estudien y propongan una reforma al Estatuto Orgánico del PLN. Con el debido respeto, no estoy hablando de mostacilla, por más buenas intenciones que algunos compañeros puedan tener. Asumo, igualmente, que no es una propuesta totalmente democrática, como algunos quisieran para participar. Pero es que hemos tenido demasiadas comisiones de esta naturaleza y el tema ha sido visto por cientos de compañeros y nunca llegamos a nada. No propongo por ello, una comisión abierta. Propongo una comisión cerrada de cinco altos dirigentes nacionales del PLN, con relaciones directas y capacidad de consulta con los factores reales de poder que tiene el partido y que son los que, en última instancia, le van o no le van a dar luz verde en la Asamblea Nacional con sus delegados afines, a una propuesta integral de reforma al Estatuto Orgánico. El plazo debe ser también de tres meses.

Los saludas atentamente,

Lic. Fernando Berrocal Soto
Ex Ministro de la Presidencia
Ex Ministro de Seguridad Pública.


Relacionado:
Compartir:

Comentar en Facebook

comentarios

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.