Carta abierta al presidente de la república

Carta

Señor
Carlos Alvarado Quesada
Presidente de la República
S.O.

Estimado Señor Presidente:

Días atrás levanté mi voz ante las acciones de una organización privada que, desde mi perspectiva, dio la espalda a los llamados de diálogo institucional y legitimó a representantes de grupos con dudosos intereses, que incluso han externado el deseo de exigir su dimisión.

En esta oportunidad, Señor Presidente, me permito respetuosamente remitirle esta carta, para reiterar la necesidad de que Usted, como cabeza del Poder Ejecutivo, tome de manera impostergable, las decisiones, y ejecute las acciones que permitan atenuar el impacto que esta profunda crisis está causando en la economía y en nuestra sociedad.

La afectación de esta situación en microempresas, Pymes y otras formas organizativas de producción, repercuten directamente en el bolsillo de miles de familias costarricenses, que han visto disminuidos sus ingresos o han perdido sus trabajos. La crisis, por otra parte, provoca e incrementa el empobrecimiento de estos hogares, que apenas cuentan con recursos económicos para satisfacer sus necesidades básicas.

Esta en sus manos evitar que, además de la crisis económica, se geste una crisis política y con ella, la posibilidad de fortalecer las posiciones de “cabezas calientes”, interesados en atentar contra la institucionalidad costarricense.

Es impostergable unir a la familia costarricense, en la ejecución de las acciones que
nos permitan superar esta crisis.

No podemos obviar, sin embargo, que las decisiones que Usted deba ejecutar trazarán el modelo de desarrollo nacional, para los próximos diez o quince años.

Es por esto qué le solicito muy respetuosamente, que estas acciones se enmarquen en los valores más sagrados de solidaridad, equidad y democracia política y económica, que han caracterizado nuestro Estado Social de Derecho.

Los costarricenses tenemos la firme convicción de que sólo velando y protegiendo los intereses de los más débiles, nuestra sociedad podrá salir victoriosa, de esta inmensa catástrofe que enfrentamos.

Respetuosamente le solicito, que no caiga en la tentación de privilegiar los intereses de grupos económicos y políticos, que procuran valerse de las necesidades y carencias de las grandes mayorías, para favorecer sus intereses particulares.

Como costarricenses, debemos asumir el reto de qué superada esta catástrofe, el Estado Social de Derecho salga fortalecido y que Costa Rica se encamine a la mitad del Siglo XXI, con una democracia política, económica y social fortalecida.

Esta crisis debe servir para retomar la ruta de un país donde la distribución de la riqueza y del ingreso sea la norma; que se elimine la exclusión y la marginación de los beneficios del crecimiento económico para las grandes mayorías de costarricenses. Que Costa Rica continúe como un país de oportunidades y de movilidad social para todos, con base en el esfuerzo individual y apoyado por amplias herramientas que el Estado brinde a todos los ciudadanos.

Aspiramos, Señor Presidente, a salir de esta crisis y construir riqueza sin sacrificar los derechos de los trabajadores o el patrimonio nacional, estatal y natural de nuestra Nación.

Los costos de esta pandemia -que tiene un alcance mundial-, deben ser asumidos por la Patria, no sólo por el Estado. Por todos, no sólo por los más vulnerables; con acciones en donde prive la solidaridad y hermanados como sociedad, en un destino común, plenamente conscientes de que Costa Rica es una sola.

Es el momento de que todos contribuyamos, de acuerdo con nuestras posibilidades y capacidades, para que Costa Rica salga adelante, sin menoscabo de su institucionalidad.

Estimado don Carlos, en cada punto de inflexión de la historia nacional, Costa Rica ha tomado la ruta del bien común y la inclusión social.

Es a Usted a quien le corresponde, Señor Presidente, por mandato popular, liderar los acciones que nos permitan superar este clivaje con liderazgo, hidalguía, inclusión y solidaridad.

Llegó el momento de actuar, Señor Presidente, de llamar a los mejores hombres y mujeres del país, para resolver este enorme desafío a que nos enfrenta el destino, en un marco de paz y concordia nacional.

No esperemos llegar a un punto sin retorno, en que todos lamentemos no haber tomado las decisiones que corresponden.

De Usted, con toda consideración,

Lic. Guido Mora Mora M.B.A. (firmada digitalmente)

Correo electrónico: guidomoracr@gmail.com


Revise también

Criptomonedas para «dummies» Preguntas y respuestas sobre Bitcoin

Criptomonedas para «dummies». Preguntas y respuestas sobre Bitcoin

Juan Ruocco Las extensión de las criptomonedas, sobre todo de bitcoin, plantea diversos interrogantes. ¿Qué …

Un comentario

  1. Gustavo Elizondo

    En medio del pesimismo y de la violencia verbal que domina el ambiente, esta nota de Guido es una bocanada de aire fresco; estas son las actitudes que requerimos en medio de esta crisis.

Comentar en Cambio Político

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.