Anecdotario Nacional

Anecdotario Nacional

CUANDO don Máximo Fernández, fiigura prócera, el caudillo más querido de su pueblo en aquella época, organizó con los elementos más valiosos de su tiempo el Partido Republicano, el poeta Aquileo J. Echeverría empezó a interesarse por la política y a sentirse orador de plaza publica. Entre la plana mayor del Fernandismo figuraban los jóvenes Manuel Castro Quesada, Carlos María Jiménez, Claudio González Rucavado, Enrique Pinto Fernández, Claudio Coto Rojas, Manuel Coto Fernández, Alfredo González Flores, Tobías Gutiérrez Valverde, Adán Acosta, y otros cuyos nombres no precisamos en estos momentos. Se sumaba a este selecto grupo de políticos noveles, el General don Federico A. Tinoco que más tarde fuera Presidente de la República mediante un golpe de cuartel.

Se encontraba el poeta Ecbeverria sentado en una banca de cemento frente a uno de los parquecitos del Morazán, esperando a que don Cleto llegara a su casa, cuando se le acercó y tomó asiento en la banca, un campesino que le espetó al poeta la siguiente pregunta:

-”Don Aquileo: “¿ponde agarro en política?”.

Y Aquileo J. Echeverría, orgulloso de que se le consultara, no tardó en responderle:

-”IDIAY, PUES PAL TREN QUE MAS PITA, VOS SABES”…

Tomado del Anecdotario Nacional de Carlos Fernández Mora. Dibujante: Noé Solano V.
Usado con permiso. Todos los derechos reservados.

Revise también

Un día como hoy

Un día como hoy 01 de octubre 2022

Recopilación Carlos Revilla El 1 de octubre es el 274.º (ducentésimo septuagésimo cuarto) día del …

Un comentario

  1. Giselle Sánchez

    Qué buena salida tuvo don Aquileo, parece ser que hoy en día hacemos lo mismo, EN POLÍTICA no dejamos de lado el campesino que llevamos dentro, no analizamos ni tampoco estudiamos que es la política y que nos están ofrenciendo y quién nos lo está ofreciendo. Dado que no hay un involucrarse directo con la misma porque hay un intimidamiento por parte de algunos que ya están en el poder y lástima porque el pueblo es una sola voz y tiene poder. Se podrían hacer muchas cosas sin que terminemos como en Cuba, reprimidos para actuar, solo que en nuestro país la represión es encubierta por el cuento del «pobrecito», el futbol y algunas otras cosillas más…

Responder a Giselle Sánchez Cancelar respuesta

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.