Y ahora, ¿quién podrá defenderme?

De vuelta 5

Mauricio Castro Salazar
mauricio.castro.salazar@gmail.com

Mauricio Castro

Con atención he estado viendo todas las medidas que la Caja ha tomado para los próximos días, que se han anunciado como el pico de la pandemia. Vi que hasta en el Chapuí alistaron espacios para atender gente que se pueda complicar en el desarrollo de la covid 19.

Estaba atento a las noticias, cuando de repente me habló mi vocecita interna: “Castrosalazar ¿y vos que medidas estás tomando, recordá que tenés una edad dulcita para el coronavirus?”—me preguntó.

De inmediato me suspendí y empecé a revisarme y concluí que para que el coronavirus pasara de lejos era suficiente determinar que olores de viejo todavía podría tener…

—Ya los había chequeado, pero revisé la lista de nuevo: Old Spice, Pino Silvestre, Agua de Florida, Vitalis, Agua Brava, Mía Farina, Vieja Lavanda Fulton, Heno de Pravia, Glostora, Pino Mc Gregor, Colbert Noir, Lord Cheselin, Paco Rabanne, Brut, English Leather, Vetiver y 4911.

Solo tengo Paco Rabanne, “…así que no me bañare en colonia como es lo usual sino que solo me haré un par de pasadas, así despisto al virus”—me dije y listo, estoy preparado y me fui a ver las noticias de nuevo, confieso que satisfecho por la labor realizada.

“Castrosalazar: ¿preparado? ¿y la ropa y el montón de cosas de viejo que has ido acumulando? —me dijo de nuevo mi vocecita interna.

Entonces me puse a revisar mi closet: un par de pantalones de “diolen” un poco lulyidos, los eché en una bolsa para regalar, revisé y no encontré nada más que delatara mi edad. “Listo, acabé”—me dije.

“Castrosalazar: no seas ridículo, ¿a qué jugás? ¿y esos jeans acampanados y esos zapatos con plataforma?

Me sorprendí, efectivamente tenía un jeans Lee un toque acampanado y unos suecos, ambos un poquitín –ciertamente– old fashion…para la bolsa de regalar, y asunto resuelto.

Iba orondo y lirondo pensando en que había terminado y de nuevo: “Castrosalazar: ¿ropa interior, medias y ‘suetas’?” —me dijo la vocecita.

“—¿Ropa interior? ¿medias? ¿suetas?”—me dije

Y me puse a rebuscar “… olympo, jockey, fruit of the loom….medias Redpoint cafés (¿del colegio?) ‘suetas’ tipo escuela, una jacket de ingeniero de las de antes….”—las saqué todas y las pasé a la bolsa para regalar.

“Terminé, ahora sí puedo despistar al virus”—me dije

“Nooo papa, para nada Castrosalazar, te falta”—me dijo mi vocecita interna.

Y yo de inmediato repliqué: “¿falta?”

“Sí, Castrosalazar, falta, andá y te ves en un espejo, porque no solo es importante cómo te vestís sino en cómo te ves”—me dijo la vocecita
“Pero si ya me vi, me veo todos los días, hasta me piropeo, me veo lindísimo y sobre todo súper joven. Como me visto y como me veo, van ligados, van de la mano—dije y seguí— he bajado de peso, casi 20 libras, ajustado mi ropa a las nuevas medidas, ya no ando vestido con ropa que parecía heredada por una persona más grande y gruesa, estoy hecho un figurín, un Kent”—dije

“Castrosalazar: ¿no te acordás lo que te pasó en PriceSmart hace unos días?”—me dijo mi vocecita interna.

“Qué golpe más bajo”—me dije y para evitar cualquier mala interpretación les cuento: “—Fuimos a Price, madre e hijo iban a entrar, el guarda de la puerta de inmediato dijo: ´solo uno por membresía, pero el señor (¡YO!) puede ingresar por ser de la tercera edad, no se puede quedar solo, lo prohíbe la ley de ancianos mayores, él tiene que entrar…”.

Ese infame recordatorio más claro no pudo ser. Confieso que cuando me sucedió fue como un balde de agua fría. ¡Un güevazo al ego!

Hoy al recordarlo, de inmediato me hizo sentirme desprotegido y se me vino a la mente el “Y ahora, ¿quién podrá defenderme?”

Pero ya ni el Chapulín Colorado me puede defender…

Resignado concluí: que ni disminuyendo el uso de la colonia que me pongo, ni botando ropa de viejito, ni estando parecido a un Kent voy a evitar que el coronavirus me encuentre, solo queda una opción: ¡cuidarse!

Y cuidarse significa: mascarilla, lavarse las manos, guardar la distancia social recomendada, evitar salir lo más posible, solo a cosas esenciales, en fin seguir las recomendaciones.

Esa es la única forma de cuidarse, de defenderse.

¡Estoy listo!

“Sí, Castrosalazar, si eso parece, pero estarás listo si y solo sí cumplís de verdad con todo lo que el Ministerio de Salud y la OMS han recomendado”—me dijo mi vocecita interna.

Y yo de nuevo dije: ”—estoy listo” y solo me he preguntado una y otra vez desde que hice mi propia revisión: ¿y usted?

0
0

Revise también

Leiner Vargas

Arroz o internet, ¿cuál oligopolio afecta más al consumidor?

Y ¿por qué deberíamos regularlos adecuadamente? Reflexiones Leiner Vargas lvargas@una.ac.cr En los últimos meses hemos …

Comentar en Cambio Político

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.