Unos contra otros

Circunloquio

Yayo Vicente

Yayo Vicente

Karl Marx (1818-1883) en su afán de unir teoría y práctica, explica la historia como una constante lucha de clases y propone la emancipación de los trabajadores de los patrones y así evitar la acumulación del capital en el grupo dominante. Lo cierto es que, nunca se evolucionó a la «dictadura del proletariado» que evolucionaría a una “sociedad sin Estado” y sin clases, llamada comunismo.

La fuerza de sus ideas tuvo gran influencia en los movimientos socio-políticos de finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX. Vladimir Lenin quiso desarrollar el marxismo, lo mismo que los gobiernos revolucionarios de varios países a lo largo del siglo XX, lo que condujo a la conformación de la URSS en 1922 y la República Popular China en 1949.

Deber moral

Lo que Marx pronosticó como inevitable, no sucedió, ni Vladimir Lenin ni Mao Zedong fueron exitosos o sus reformas políticas perdurables.

Si sientes dolor, estás vivo,
pero si sientes el dolor de los
demás, eres humano
”.
León Tolstói

Lamentablemente, en las sociedades siguen existiendo grupos más afortunados y otros negligenciados, colectivos discriminados o arrinconados y otros a quienes el contexto social no los oprime, generando contrastes poco recomendables para una convivencia en paz. También nos aleja del ideal cristiano de amar al prójimo como si fuéramos nosotros mismos y se convierte en un desafío político para algunos, aunque para otros, el reto sea ignorar la miseria de sus congéneres.

Mitigar las diferencias entre distintos grupos de una sola sociedad e incluso entre distintos países, es un deber moral. No debemos ser ingenuos, también trae paz social o paz interna, de la que derivan ventajas comparativas interesantes en el campo económico.

La historia enseña

En la antigua Roma se llegó a una situación insostenible, las personas plebeyas lucharon por sus derechos con una estrategia novedosa: “la secesión” (del latín secedo – me voy). La plebe abandonó la ciudad, dejando solos a los patricios. La vida en la ciudad se detuvo por completo, las tiendas y comercios no funcionaban, los mercados no vendían. Después de la primera secesión se perdonaron deudas a la plebe y se creó el cargo de magistrado “Tribuno de Plebe” (en latín, tribunus plebis un cargo elegido por la plebe), para defender a los plebeyos, estos magistrados gozaban de inmunidad y tenían el deber de apoyar a la plebe contra el exceso de las autoridades.

El cargo de tribuno del pueblo perduró durante todo el periodo republicano e imperial, excepto durante un breve periodo en el que gobernó el decemvirato (institución de la República romana, que trata de una magistratura extraordinaria que dispone de poder consular, creada en el cuadro de la lucha entre patricios y plebeyos).

Si saltamos varios siglos, llegamos a la Revolución Francesa (1789-1799) fue un período de gran agitación social y política en Francia. La alta jerarquía social, compuesta por las autoridades eclesiásticas y la nobleza, se distanció en exceso de los burgueses (comerciantes) y del pueblo (plebe), exigiendo impuestos cada vez más altos a los burgueses, que organizaron al pueblo que se sublevó.

En Francia esta interrupción de la paz interna fue el fin del feudalismo, del absolutismo y de la monarquía en el país y dio paso al nuevo régimen donde la burguesía se convirtió en la fuerza política dominante.

Muchas veces la paz interna se interrumpe para dar a luz a una sociedad mejorada, en otras ocasiones es un paréntesis oscuro y de pocos beneficios. Posiblemente cuando el proceso se origina de abajo hacia arriba, es más frecuente un desenlace feliz.

Convivir entre distintos

Circunloquios
Es sencillo romper un convencionalismo social, pero difícil recomponerlo. Su fragilidad es su fortaleza.

En la convivencia concurren muchas habilidades blandas, no escritas, pero muy útiles. Su vigencia la establece cada sociedad, cada burbuja social y cada generación. Es un tejido frágil, dinámico y fundamental. Su ruptura genera asombro y hasta caos.

Algunos le dicen “cruzar la línea”, pero genera consecuencias insospechadas. Más que una línea puede ser un punto de inflexión, sin retorno en el futuro cercano. Cuesta tiempo que cicatrice o que otra vez se deposite confianza pública, una etapa peligrosa. Las disrupciones sociales cuyo origen es de arriba hacia abajo, son muchas veces tremendas: Benito Mussolini, Adolf Hitler, Nayib Bukele y cualquiera que juegue sin las reglas acostumbradas. Es jugar ajedrez con una paloma, se cuitea en el tablero y sale diciendo “jaque mate”.

¿Ruptura de la paz social en Costa Rica?

La paz social no está garantizada. Siempre existen fuerzas desde arriba y también desde abajo, queriendo interrumpir la paz interna. Es posible suponer a manera de ejemplo, que los traficantes de drogas ilegales y los “blanqueadores” de dinero sucio, desean una legislación y fuerzas del orden más laxos. La clase media, equivalente a los burgueses de Francia de finales del siglo XVIII, están incómodos y hasta cabreados con la situación actual, votan y aplauden para protestar.

No menos amenazante de la paz interna es el gobierno de Rodrigo Chaves, que pelea con la institucionalidad, los pesos y contrapesos, la libertad de prensa, expresión y cátedra. Que promueve un clima de crispación, dice lo que la gente quiere oír y tiene desfinanciados todos los programas sociales y culturales y utiliza la distracción como estrategia política.

Sus resultados macroeconómicos están basados en “desvestir un santo para vestir a otro”, posponiendo soluciones y agravando problemas. Como si eso no bastara, enfrenta los avances para no dejar atrás al colectivo LGTB+, a quienes parece quiere volver a meter al armario.

El Gobierno de la República está debilitando a los órganos especializados, concentrando las decisiones técnicas en ministros políticos. Ese deterioro inevitablemente disminuye la eficacia y la eficiencia en el gasto público. Esto está sucediendo en el Ministerio de Ambiente (MINAE), Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Ministerio de Cultura, Ministerio de Transportes y Obras Públicas (MOPT).

Los profesionales sabíamos que la diáspora venezolana cruzando el Tapón del Darién, traería “regalos” de fauna de América del Sur. ¡BINGO!, luego de 24 años la mosca Cochliomyia hominivorax o Gusano Barrenador volvió a Costa Rica, esta vez la guerra estaba avisada y aun así nada se hizo. Con un SENASA debilitado no fue posible: retardar su entrada al territorio nacional, capacitar a la población en la detección y tratamiento de las gusaneras, disponer de recursos para compra de moscas estériles, considerar la construcción y operación de una planta productora de moscas estériles en territorio nacional y garantizar el inventario de medicamentos para el tratamiento de las míasis.

Esa ineficacia en la gestión de gobierno se repite una y otra vez: menos casas para personas sin recursos, menos cobertura en vacunas de enfermedades prevenibles, dengue en su peor momento, alta deserción escolar, Plan de Pago por Servicios Ambientales en crisis, seguridad ciudadana en sus peores momentos históricos. Problemas en los CEN CINAI, FONABE, Avancemos, Asociaciones Comunales sin transferencias, municipalidades a cargo de vías sin la plata para atenderlas, posposición de construcciones para la atención médica. Todos son antecedentes que conspiran contra la convivencia y la paz interna.

Rodrigo Chaves corre los límites que todos aceptamos, firma decretos ejecutivos y órdenes administrativas que van más allá del límite legal. Ejecuta presupuestos al amparo de la Ley de Emergencias, sin que las obras estén ubicadas en una zona afectada por un desastre natural. Propone leyes que riñen con la Constitución Política, despide jerarcas como si fueran descartables. Provocando el clima de inestabilidad que necesita.

La “bukelización” de Costa Rica ya empezó. Rodrigo Chaves conoce y sabe armar el nuevo “puzzle” político, la mala gestión de acuerdo con los parámetros vigentes antes de Rodrigo Chaves, son hoy distractores útiles para su estrategia política. No anda detrás de hacerse de un partido mayoritario, crea alianzas con partidos minoritarios, de acuerdo con sus distintas pretensiones. A veces junta aquellos con estos, otras a los otros con los suyos. Pareciera que también será su estrategia durante el 2026-2030, sacar diputados con distintas fuerzas políticas, con los que pueda armar su rompecabezas y así cambiar legislación y nombrar a su antojo puestos clave. Los magos hacen lo mismo, nos distraen y nos sorprenden y también pagamos para que nos engañen.

Es un juego político de “unos contra otros”, una persona sacudiendo un saco en un gallinero y las gallinas no saben en cuál dirección coger. Mientras tanto, ningún grupo se organiza y en ese “río revuelto” Rodrigo Chaves sabe cómo pescar.

¿Podemos evitar el desastre?

EN EL CORTO PLAZO Primero: no prestarse a las alianzas (no hay que permitir el juego de “divide y vencerás”), Segundo: no subestimar (el librillo es coherente y los resultados están en las encuestas), Tercero: fortalecer las organizaciones (los ladrillos de construcción social son las organizaciones), Cuarto: incentivar el sentido de clase (para que cada grupo identifique sus anhelos y exija en consecuencia), Quinto: crear vínculos eficientes con cooperativas, solidaristas, sindicatos, colegios profesionales, taxistas, productores agropecuarios, colectivo LGTB+, 800 mil personas en cobro judicial, es decir, hacer lo que hicieron los romanos y ponerles voz a todos, para que den el paso de la protesta a la propuesta.

EN EL LARGO PLAZO Es urgente crear un sistema semiparlamentario, donde las fuerzas políticas minoritarias tengan una voz cohesionada, para hacer las alianzas que el país necesita. Alianzas perdurables y no solo coyunturales. Alianzas tras un debate y no producto de sobornos o nombramientos de parientes y amigos. Alianzas sobre la mesa y transparentes. Alianzas y no componendas.

Análisis crítico

Dejemos de tragarnos el pescado como nos lo sirven. Estamos ante una marea que solo señala lo malo, que lo es y a veces no tanto cuando se analiza en su contexto. También debemos enojarnos porque no se reconoce lo bueno. Decir que hemos vivido una “tiranía perfecta”, sin mencionar que la pobreza bajó del 60% al 20% en el mismo lapso, es mezquindad.

Lo cierto es que desde 1948 (y tal vez desde antes), el país se enrumbó con una política pública de centro. También que los cambios políticos se hicieron dentro de un Estado Social de Derecho, con líderes y gobernantes demócratas y un sistema electoral de lujo y eso cuenta.

CIRCUNLOQUIO. Viene del latín circumloquium. El Diccionario de Real Academia Española lo define como: “Rodeo de palabras para dar a entender algo que hubiera podido expresarse más brevemente”.

Revise también

Gaza

Jugar al fútbol en Gaza: el “jogo bonito” en medio de la masacre

https://traffic.libsyn.com/democracynow/amycolumn2024-0712-es.mp3 Amy Goodman y Denis Moynihan Israel atacó el martes las instalaciones de una escuela …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.