Un viaje con noticias a la tica

Suiza No.6

Mauricio Castro Salazar
mauricio.castro.salazar@gmail.com

Mauricio Castro

Llegamos corriendo al aeropuerto buscando “el counter” para sacar rápido “el bordin”. No nos dejaron pasar: tienen que hacerlo ustedes mismos “onlain”—nos dijeron. —Que tirada yo para esas varas de autoservicio soy pésimo—me dije

Duramos un rato que me pareció interminable conectándonos al sitio web, finalmente logramos obtenerlos. Nos pesaron las valijas y pasamos corriendo los marcos de seguridad. Inmediatamente después busqué que había dejado perdido porque últimamente me pasa que dejo algunas cosas…

Ya en la sala de espera esperamos…

Esperamos y esperamos…

“Castrosalazar: algo pasa, tenés que chequear qué pasa”—me dijeron desde adentro

Cuando iba a preguntar, oí que los parlantes del aeropuerto anunciaron: el vuelo está retrasado.
Esperamos y esperamos…

Seguimos esperando

“Castrosalazar: preguntá ya es hora de estar sentados en el avión”—me dijeron

“Señores pasajeros: el avión tiene un problema en un baño que tenemos que resolver”—anunciaron por los parlantes.
De inmediato me imaginé los baños tirando agua como una fuente…

“Castrosalazar: no sea exagerado mae…”—me dijeron

Me asomé por las ventanas que dan a la pista y no vi movimiento alguno, concluí que estaban destaqueando los baños, como dijeron

De repente anunciaron: “un ave golpeó el avión y la estamos revisando”

—A la puta, no era el baño —me dije.

Y yo con mi imaginación pensé en esto…

Suiza

Media hora, una hora y al rato, de repente me asomo y veo esto…

Suiza

—Un mae dentro de la turbina no es una vara de ave golpeando avión —pensé

Y el reloj avanzaba y avanzaba, 11: 30 pm, hora de aterrizar en San José, y nosotros todavía en el aeropuerto de Guatemala

Volví a ver al resto de la gente que iría en el vuelo y como que el anuncio no hizo mucha gracia que digamos, curiosamente no por el tema del riesgo sino por el retraso del vuelo.

Pero mi mente juega perversamente y empecé a recordar accidentes aéreos…

“Castrosalazar: si tiene miedo compre perro….no se monte y ya”—me dijeron

En realidad, no tenía miedo, tenía cansancio. Tenía 3 noches en las que había dormido no más 11 horas sumadas y me sentía agotado, solo esperaba entrar al avión y desparramarme. El vuelo de Suiza a Guatemala se retrasó y llegamos al hotel unas 4 horas después de lo previsto, muy de madrugada, luego la víspera del matrimonio, luego la fiesta…

Anuncian el abordaje, revisan “bordins” me asomo y veo que la fila no avanza. Los parlantes de nuevo: por favor regresen a la sala de espera….los encargados de mantenimiento requieren hacer más pruebas dijeron…

—A la puta, la cosa está grave—dije, pero tenía más sueño que preocupación.

Ya pasadas las 12:30 de la noche abordamos y me desparramé en el asiento…caí dormido profundamente. Abrí mis ojos cuando oí por los parlantes: bienvenidos a CostaRRRRica, con ese inconfundible acento, la hora local: treshs y trreinta de la mañana

Inmediatamente me dije: —si el vuelo duraba una hora y 15 minutos…¿qué pasó? Deberían ser la 1:45 o las 2 am y no las 3:30 am…seguramente me dormí, luego me dijeron que el avión siguió en la pista por una hora y media más con todos el mundo adentro

“Castrosalazar: diay si, ¡caíste como un zapote! Roncaste profunda y bulliciosamente”—me dijeron

Llegamos a la casa, a La Mina, en Santa Ana, casi a las 5 de la mañana. Cansados, trasnochado y hambrientos.
Pero el sueño le ganó al hambre.

Siempre me pregunto si en esos casos de retraso deberían decir la verdad de una vez o proceder como lo hicieron: “a la tica”.

Revise también

nuso

Israel y Palestina: ¿hacia una nueva fase de radicalización?

Susan de Groot Heupner La nueva crisis entre Palestina e Israel está alcanzando graves niveles …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.