Tasas de usura

Por Yayo Vicente

No es sencillo para un técnico, aceptar decisiones políticas que se aparten de su formación. A los técnicos se nos enseña a ver y decidir dentro de cierta estrechez. Nos toca ver al mundo a través de un tubo, sin visión periférica. Es la “barbarie del especialismo” de Ortega y Gasset, que reduce el saber a pequeñas fracciones del conocimiento.

Adam Smith, señalaba que la especialización y la división del trabajo generan una mayor productividad. El precio que pagamos es la pérdida de la integralidad. Vemos árboles sin ver al bosque.

El político por otro lado, debe decidir considerando aspectos sociales, muchas veces confrontados. Hacer política es estar buscando llegar a acuerdos inestables, pero eficientes, indefinida e ilimitadamente.

Cada vez sabemos más y más de menos y menos …

José Ortega y Gasset

Don Rodrigo Facio nos enseñó que la economía es una ciencia social y que la visión socialdemócrata de la misma, está necesariamente vinculada con el bienestar de la sociedad como un todo. De él aprendimos a apreciar la economía política y las interacciones entre la producción y la distribución como fenómenos colectivos que deben ser orientados por el poder político para establecer un determinado estilo de desarrollo.

Defender el leseferismo para el sector financiero en un ambiente oligopólico, se aleja de todo lo costarricense. Todavía más en la coyuntura actual, cuando todos los sectores están en problemas y las amenazas externas son nubarrones de pesimismo. La falta de solidaridad de un sector, durante una etapa difícil, merece una enérgica sanción social.

El Sector Financiero es un oligopolio, donde la posibilidad de competencia en beneficio del consumidor, es desde limitada hasta ingenua. Por eso, establecer tasas adecuadas al sector financiero, no se trata de un tema nada más técnico, pues es político, es social. Es necesario someter lo técnico a lo político. Al fin y al cabo no promovemos una “tecnocracia” y si una democracia.

La práctica política consiste en conciliar intereses divergentes en el seno de una sociedad plural. Es decir, buscar con astucia, tolerancia, prudencia y flexibilidad maneras para llegar a acuerdos sobre diferentes temas, desde diferentes intereses que están en pugna, en una sociedad que es heterogénea y tiene variedad de visiones sobre como debe resolverse un problema.

Bernard Crick

Los recientes levantamientos sociales en países amigos, nos enseñan que la desigualdad tiene límites. La historia de Costa Rica está llena de acciones políticas que nos alejaban de esas situaciones, pero en los años recientes nos hemos descuidado y el coeficiente Gini se nos disparó, es decir, la desigualdad y la inequidad son hoy una vergüenza.

Es necesario retomar la pelea de proteger al más débil de la ecuación.

En Costa Rica siempre hemos defendido a la empresa privada, aunque es necesario recordar que su rol en la vida nacional debe vincularse al todo. La empresa privada no es un cepillo de dientes, existe por y para la sociedad. Debe ser una simbiosis (mutuo beneficio) entre empresarios y trabajadores.

Los políticos no deben ser tecnócratas, requieren mejor visión periférica. De otra manera mandarían a comer queque (a falta de pan) o verían a los manifestantes del descontento como alienígenas.

¿No se si la Asociación Bancaria Nacional (ABC) nos quiere agarrar de chanchos, nos ve cara de tontos o sencillamente se aprovecha de nuestra ignorancia en temas económicos?

Voy a intentar responderle con mi formación de veterinario, mi experiencia de consumidor y mi emocionalidad socialdemócrata.

En la sociedad de consumo, coexisten importantes factores que retuercen la “Curva de Preferencias” del consumidor. La pirámide de Maslow, deja de funcionar por muchas causas. Lo cierto es que la racionalidad pierde la carrera contra el antojo. Una prenda se vuelve obsoleta, porque ya no está de moda (no obstante igual abriga y cubre). La hamburguesa pierde la carrera contra la rica comida de la casa. La cerveza queda en primer lugar frente a la papaya en leche. La antena satelital y el receptor (pantalla), se destaca en “viviendas” que no podemos llamar casas de habitación. Los publicistas existen para modificar los patrones de consumo. Las técnicas de “marketing” existen para conseguir un consumo irracional (curiosidad que se convierte en necesidad y luego en posibilidad de adquirir). Por supuesto que en el mercado tenemos productos con obsolescencia programada.

La papaya en leche (de mejor sabor y más nutritiva) no tiene la publicidad de la cerveza. El viejo pantalón campana, tan buscado en su oportunidad, pasó de moda y hoy resulta en una ridiculez. No ver el clásico del fútbol español en el rancho, saca de lo socialmente aceptable, hasta al más paupérrimo. Romper la dieta con la imagen de una hamburguesa (que en la espectacular foto parece digna de un rey), se torna en un deseo incontrolable.

Todo eso sin entrar a factores adictivos de algunos bienes de consumo, como son la cafeína (en las sodas), el azúcar y la grasa (en las comidas rápidas) y la nicotina (en los cigarros y vapeadores).

Como si la carnada no fuera suficiente para embaucar al consumidor, éste carece de la información y educación necesaria para hacer muchas de sus compras. Cuando yo compro zapatos, más o menos me oriento por lo que ocupo y si me quedan sabrosos. Cuando me dicen que me urge hacerme un cateterismo, me opinión deja de existir. Decido ir a la Casa del Pié por una uña encarnada, pero cuando el mecánico me dice que debo cambiar la bomba de inyección, no le discuto.

Existen las compras impulsivas (los estantes llenos de cochinadas en las cajas de pago, ExpoMovil, ExpoCasa, el “polaco” en la puerta …), incendios, llenas, despidos, la felicidad de un embarazo, la tristeza de un entierro …

Mes a mes gastamos el salario (completo). Se nos olvida guardar para la primera comunión del chiquito, la fiesta de los 15 años de la chiquita, el Día de la Madre, la apendicitis inesperada, el cambio de llantas, los adornos para arreglar la casa en diciembre y hasta el marchamo. ¿Entonces? Nos endeudamos, a veces (muchas veces) a la carrera. La tarjeta que pagábamos en su totalidad y sólo la usábamos para acumular millas, comenzamos a manejarle con un saldo … más adelante resolvemos … Y el cazador de “esclavos financieros” tiene ya, desde antes, preparada su armadilla.

El costarricense tiene pésima educación financiera. Cuando me duele un diente, no me matriculo en la facultad de odontología, voy al dentista. Quiero ir a donde mi asesor financiero cuando tengo ese otro tipo de dolor, pero no quiero que sea un agiotista. Existen problemas financieros en la familia costarricense, por eso debemos de insistir en el tema. Quienes no tienen deudas son una excepción, de ahí el problema de las tasas usureras que ahogan y provocan infelicidad. Poner coto a las tasas de usura, es no solo racional y conveniente, es moralmente correcto.

Trabajo y estudio epidemiología, me gustan los datos duros para plantear posibles soluciones. Pero la prensa y la RR.SS. son una realidad. Toman un tema novedoso y lo convierten en noticia (escándalo), preocupación y angustia, “las impresiones subjetivas son proyectadas en la realidad, de tal modo llegan a ser verdaderas para quienes las proyectan“.

Si las personas definen las situaciones como reales, éstas son reales en sus consecuencias“.

Williams I. Thomas

Aunque nos gusten los datos duros, es necesario recurrir a la sociología para comprender algunos comportamientos grupales. La gente anhela, compra y se endeuda, pero … ¿debe pagar dos y hasta tres veces el precio de un bien? ¡Por supuesto que no!

Debemos vacunarnos para evitar un “contagio” político con tanta reacción social en otras latitudes. Esos “contagios” siempre han sucedido. En la independencia de los EE.UU. tuvieron gran influencia los mismos pensadores de la Revolución Francesa. En este siglo XXI con las modernas comunicaciones, no es de ingenuos estar alertas y apagar fuegos antes del incendio.

La pólvora está seca … La ABC no quiere darse cuenta. Es una gran noticia saber que en la corriente legislativa existen propuestas de ley para ponerle el cascabel al gato. ¡Adelante diputadas y diputados! La presión es fuerte, pero Ustedes representan al pueblo, no a la ABC.


Relacionado:
Compartir:

Una respuesta a Tasas de usura

  1. Eugenio Solano Calderon 27-11-2019 en 10:41 pm

    Comparto tu excelente comentario desde nuestro pensamiento social demócrata. Estos son los grandes temas que hicieron grande al PLN y que lo convirtió por mucho tiempo, en el gran partido del pueblo y de las grandes transformaciones sociales y que desgraciadamente, ha sido secuestrado por intereses económicos divorciados de nuestro verdadero pensamiento político.👏👏👏🇨🇷🇨🇷🇨🇷

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.