Stevie Nicks, la reina del rock

Bazar digital

Carlos Revilla Maroto

Carlos Revilla

Retomo mis columnas sobre las mujeres en el rock, que de alguna forma me han influenciado a través del tiempo, especialmente en la adolescencia y la juventud. Esta vez le toca el turno a la bella y talentosa Stevie Nicks, una de las cantantes, junto a Christine McVie (fallecida recientemente), del conjunto Fleetwood Mac, que también tiene una exitosa carrera como solista, porque aún a sus 75 años de edad, mantiene su carrera. Ella es una cantautora legendaria que ha dejado una huella imborrable en la historia del rock. Su carrera musical es impresionante, tanto con Fleetwood Mac como en solitario. Con su voz distintiva y su estilo etéreo, se ha convertido en una figura icónica, inspirando a generaciones de artistas con su música y su espíritu libre.

Stevie Nicks, cuyo nombre completo es Stephanie Lynn Nicks, nació el 26 de mayo de 1948 en Phoenix, Arizona. Comenzó su carrera musical a principios de la década de 1970 junto a su entonces pareja, Lindsey Buckingham (escribiré de ellos más adelante). En 1974, se unieron a la banda Fleetwood Mac, transformando su sonido y catapultándola al estrellato. Nicks aportó su talento como compositora e intérprete, escribiendo algunas de las canciones más emblemáticas de la banda, como Rhiannon (una de mis canciones favoritas de todos los tiempos), “Landslide”, Gypsy y Dreams.

La música de Nicks se caracteriza por su mezcla de rock, folk y pop, con letras que exploran temas como el amor, la pérdida, la libertad y la espiritualidad. Su voz poderosa y su estilo vocal único, impregnado de emoción y pasión, la han convertido en una de las cantantes más reconocidas del rock. En su carrera como solista, ha lanzando ocho álbumes de estudio. Su trabajo en solitario ha explorado una variedad de estilos musicales, consolidándola como una artista versátil e innovadora.

Es también un ícono de la moda, conocida por su estilo bohemio y su característico cabello largo y rubio. Su imagen ha inspirado a diseñadores y artistas por igual, convirtiéndola en un referente cultural.

Se unió a Fleetwood Mac en 1975 y contribuyó significativamente al éxito del álbum Rumours, donde ella aparece en la portada, que incluye éxitos como “Go Your Own Way” y “Dreams”. La banda ingresó al Rock and Roll Hall of Fame en 1998.

Además de su trabajo con Fleetwood Mac, Nicks ha lanzado nueve álbumes de estudio en solitario. Su álbum debut, Bella Donna, fue un gran éxito y contiene canciones icónicas como “Edge of Seventeen” y “Leather and Lace” a dúo (con Don Henley), otra de mis canciones favoritas.

Es conocida por su voz nasal distintiva, su estilo bohemio y sus letras poéticas. Su imagen de “bruja blanca” y su conexión con la espiritualidad han dejado una marca indeleble en la música.

Es la única mujer en ingresar dos veces al Rock and Roll Hall of Fame: primero como miembro de Fleetwood Mac y luego como solista en 2019. También ha sido elogiada como una de las mejores compositoras de todos los tiempos.

Algunos datos de interés:

  • Ha vendido más de 140 millones de discos en todo el mundo.
  • Es una de las pocas mujeres incluidas en el Salón de la Fama del Rock and Roll como miembro de Fleetwood Mac y como artista solista.
  • Ha sido versionada por artistas como Taylor Swift, Lady Gaga, Adele y Miley Cyrus.
  • En 2018, recibió el Premio Musicares Person of the Year.
  • Sus inicios en la música fueron en una banda local llamada ‘Fritz’ junto con Lindsey Buckingham a quien conoció en preparatoria y tiempo después iniciarían un relación, en donde fueron teloneros de Janis Joplin, Jimi Hendrix y Creedence Clearwater Revival.
  • En 1974 se unió a Fleetwood Mac, debido al estilo musical de la cantante y el cual fue plasmado en su LP debut titulado ‘Buckingham-Nicks’.
  • Los sencillos ‘Dreams’ y ‘Rhiannon’ catapultaron a Stevie al centro de la banda y le dio el éxito suficiente para iniciar su era de solista con su álbum debut ‘Bella Donna’ en 1981 el cual tuvo colaboraciones con ‘Tom Petty and the Heartbreakers’ y Don Hanley.
  • Regreso a Fleetwood Mac en 1982 para el álbum ‘Mirage’ y a la par seguía con su carrera en solitario con su segundo álbum ‘The Wild Heart’ en 1983 y ‘Rock a Little’ en 1985.
  • Estuvo en una larga pausa para tratar su dependencia con sustancias, reuniéndose con Fleetwood Mac hasta 1997, con quienes hasta la fecha sigue trabajando.

Es una artista excepcional que ha marcado un antes y un después en la historia del rock. Su música, su estilo y su espíritu libre la convirtieron en una figura legendaria.

Uno de mis amores platónicos de mi juventud, junto a Olivia Newton-John, Debbie Harry y Linda Ronstadt. En aquella época tuve varios discos de Fleetwood Mac, y los primeros que sacó como solista.

Para terminar es interesante hablar de la historia de amor que nunca pudo ser. Si la historia del rock cuenta con grandes historias, ninguna tan grande como la historia de amor entre dos de los mejores compositores pop de la historia, Lindsey Buckingham y Stevie Nicks. En realidad, serían la pareja de compositores más exitosa de todos los tiempos si no fuera por un pequeño detalle, su relación apenas duró un suspiro. Eso sí, el suficiente para vivir para el resto de sus días tanto del amor como del odio y rencor que esos pocos años provocaron. La pareja se conoció en 1966, cuando él tenía 16 años y ella 17. Estaban en una fiesta y Buckingham empezó a tocar “California Dreamin”, la canción de The Mamas and the Papas. Nicks quedó hechizada por aquel extraño guitarrista y sin que se conocieran, se acercó y empezó a cantar. “Empecé a hacer mi imitación de Michelle Williams”, recordaría ella. Vivieron juntos apenas cinco años, pero sus encuentros, desencuentros, rencores y lamentos han marcado la historia de la música pop desde 1970.

Pocas imágenes en la galería, pero escogidas.

 
Gracias a Spotify, les incluyo también una lista de sus mejores éxitos como solista.

En Prime vídeo hay un excelente documental de unas dos horas de duración sobre su vida llamado “Stevie Nicks – A Través Del Espejo”, que les recomiendo ver si tienen acceso, con imágenes raras de archivo, y nuevas entrevistas. También se puede ver en Youtube gratis, aunque en baja resolución, no tan buen sonido y sin subtítulos en español.

En el anexo, gracias a la traducción de la IA, pueden leer la reseña que tiene Spotify de la artista en su faceta como solista.

Califique esta columna:

 
Con la ayuda de la Wikipedia y otras fuentes menores. Colaboró Mario José Zaragoza.

Anexo

Reseña de Spotify

Stevie Nicks proporcionó un contrapeso místico y esquivo al pop dulce y frenético y al blues básico de Fleetwood Mac, añadiendo espiritualidad a los momentos más tiernos del grupo. Cuando se alejó del grupo después de Tusk, las tensiones aumentaron aún más en un grupo que ya estaba en carne viva desde Rumours. Nicks enfatizó su lado más duro en Bella Donna, cantando a dúo con Tom Petty and the Heartbreakers («Stop Draggin’ My Heart Around») y Don Henley («Leather and Lace»), al tiempo que proporcionaba un férreo himno adolescente con «Edge of Seventeen». Estos éxitos aseguraron que su estrella brillara fuera de los confines de Fleetwood Mac y mantuvo una sólida carrera en solitario a lo largo de los 80 con éxitos como «Stand Back» y «Talk to Me». Nicks abandonó Fleetwood Mac a principios de los 90 y, al igual que el grupo, pasó gran parte de la década siguiente en el olvido antes de que la formación de la era Rumours volviera a reunirse en 1997, una reunión que demostró ser una atracción fiable para las giras a pesar del drama entre bastidores. Durante las siguientes décadas, Nicks publicó algún que otro álbum en solitario -la totalidad de su carrera en solitario se recopiló en una caja de 2023- y, finalmente, emergió como una especie de líder dentro de la banda, convirtiéndose en la principal atracción durante la gira del 50 aniversario del grupo en 2018.

Nacida como Stephanie Lynn Nicks en Phoenix, Arizona, el 26 de mayo de 1948, se ganó el apodo de Stevie cuando no podía pronunciar bien su propio nombre cuando era pequeña. El apodo se le quedó. Nicks se inclinó por la danza a una edad temprana, pero también se encaprichó de la música, cantando country con su abuelo desde muy pequeña. Hija de un vicepresidente de Greyhound, Nicks se trasladó a menudo por el suroeste de Estados Unidos durante su infancia, por lo que la música fue una constante en su vida. Cuando cumplió 16 años, recibió una guitarra y escribió rápidamente su primera canción, Tve Loved and Lost». Poco después, cantó en Changing Times, un grupo de folk-rock de Arcadia, California. Dejó el grupo cuando su familia se trasladó a Palo Alto en 1966.

Ese año, Nicks conoció a Lindsey Buckingham en una reunión social de la iglesia, donde cantó la armonía en su interpretación de «California Dreamin'» de los Mamas & the Papas. Impresionado, Buckingham se acordó de Nicks y acabó invitándola a unirse a Fritz, una banda psicodélica en la que él era guitarrista. A pesar de haber firmado recientemente con 20th Century Fox para grabar música country, Nicks aceptó, rompió su contrato y se quedó con Fritz mientras tocaban en bilis de la Bay Area con pesos pesados como Janis Joplin y Jimi Hendrix.

Fritz se separó en 1970, pero Nicks y Buckingham siguieron juntos, primero como equipo creativo y luego como pareja sentimental. Tras mudarse a Los Ángeles, la pareja utilizó el dinero de la herencia que recibió Buckingham para financiar la grabación de maquetas que ayudaron al dúo a conseguir un contrato con Polydor Records. Trabajando con el productor Keith Olsen en los estudios Sound City, la pareja grabó Buckingham Nicks, un álbum melodioso, meloso y folk publicado sin repercusión en 1973. La discográfica abandonó el dúo. Mientras se mantenían a sí mismos -Nicks trabajaba limpiando la casa de Olsen; Buckingham tocaba con los Everly Brothers- siguieron acumulando nuevo material. Nicks y Buckingham tuvieron su gran oportunidad cuando Keith Olsen tocó por casualidad su «Frozen Love» para Mick Fleetwood. En aquel momento, el batería de Fleetwood Mac sólo buscaba un estudio de grabación, pero cuando Bob Welch abandonó la banda ese año, Fleetwood pidió a Buckingham que sustituyera al guitarrista. Buckingham sólo aceptaría la invitación si Nicks también se unía a la banda. Fleetwood aceptó.

Nicks y Buckingham debutaron con Fleetwood Mac en el álbum homónimo de 1975. Tras pasar años al margen de la música rock, la suerte comercial del grupo cambió de repente. Over My Head» de Christine McVie supuso el primer éxito del grupo en el Top 40, pero fue la espeluznante «Rhiannon» de Nicks la que estuvo a punto de colarse en el Top Ten, mientras que su bailada «Landslide» recibió una considerable repercusión AOR. La banda se apresuró a entrar en el estudio para grabar una segunda parte, sucumbiendo a las tentaciones de su nuevo estrellato. Buckingham y Nicks se separaron durante las sesiones del álbum y su drama personal alimentó buena parte de Rumours, el álbum de 1977 que convirtió al grupo en superestrellas.

Rumours, un éxito de proporciones históricas, permaneció 31 semanas en el número uno de las listas Billboard y encabezó las listas de muchos otros países de todo el mundo. Cuatro de sus canciones alcanzaron el Top Ten de Billboard, y la brillante «Dreams» de Nicks se convirtió en el único sencillo que llegó al número uno. Rumours, todo un fenómeno a finales de los 70, mantuvo su popularidad a lo largo de los años y llegó a vender más de 40 millones de copias en todo el mundo.

El éxito de Rumours agudizó las tensiones en el seno de la ya tumultuosa banda, lo que dio lugar a la desordenada continuación, Tusk. Tusk, un álbum doble dirigido por Buckingham, cosechó sus mayores éxitos con su paranoico tema principal y «Sara», una melancólica canción de Nicks. Con Nicks escribiendo y cantando tantas de las canciones más importantes del grupo, había llegado el momento de que se lanzara en solitario. Junto a Danny Goldberg y Paul Fishkin, Nicks lanzó el sello Modern Records (1980), que publicó su debut en solitario Bella Donna, producido por Jimmy Lovine, en julio de 1981. Mostrando un lado más duro de Nicks, adecuado para la radio AOR, Bella Donna encabezó las listas americanas gracias en parte a sus tres grandes singles: «Stop Draggin’ My Fleart Around», que esencialmente presentaba a Stevie Nicks co-liderando a los Heartbreakers junto a Tom Petty, el dueto de Don Henley «Leather and Lace» y «Edge of Seventeen». Bella Donna confirmó el estatus de Nicks como una de las mayores estrellas de la música rock, cambiando ligeramente el equilibrio dentro de Fleetwood Mac. Cuando el grupo volvió a reunirse para el simplificado Mirage en 1982, redujeron los excesos de Tusk y Nicks sólo contribuyó con tres canciones originales, incluido el éxito «Gypsy».

Con una parte de sintetizador no acreditada de Prince, «Stand Back» dio a Nicks otro éxito en el Top Ten en 1983. El álbum que lo acompañaba, The Wild Fleart, alcanzó el número cinco y generó el sencillo adicional «lf Anyone Falls», que se situó en el Top 20, así como los éxitos radiofónicos de rock «Enchanted» y «Nothing Ever Changes». Nicks alcanzó de nuevo el Top Ten con «Talk to Me», el primer sencillo extraído de Rock a Little de 1985, que también incluía «I Can’t Wait». Al finalizar la gira de presentación del álbum, Nicks entró en rehabilitación y pasó el año siguiente sobria. Este periodo de recuperación coincidió con la nueva reunión de Fleetwood Mac para grabar Tango in the Night.

El álbum incluía tres canciones de Nicks, entre ellas el single «Seven Wonders». En vísperas de iniciar la gira de presentación del disco, Buckingham abandonó el grupo y fue sustituido por Rick Vito y Billy Burnette. A pesar de algunos problemas de salud, incluida una creciente adicción a la medicación, Nicks aguantó la gira de presentación y se dedicó a grabar The Other Side of the Mirror, de 1989, con el productor Rupert Hiñe. Nicks aceptó participar en Behind the Mask, un disco de Fleetwood Mac de 1990 en el que actuaban Vito y Burnette, pero lo abandonó poco después porque Fleetwood desestimó su petición de incluir «Silver Springs», una cara B de la época de Rumours escrita por ella, en su recopilatorio de 1991 Timespace: The Best of Stevie Nicks.

Nicks pasó los primeros años de la década de los 90 recuperándose de su adicción a la medicación, durante los cuales también completó su álbum de 1994, Street Angel. Tras su publicación, Nicks y Buckingham se reconciliaron y grabaron una canción para la banda sonora de Twister (1996), un binomio que se convirtió en una reunión completa de la formación de la época de Rumours para una gira en 1997 llamada The Dance, cuyo éxito fue acompañado por un álbum en directo en 1997 también llamado The Dance. Al año siguiente, Fleetwood Mac ingresó en el Salón de la Fama del Rock & Roll, y Nicks publicó la retrospectiva en tres discos
Enchanted.

Nicks regresó en 2001 con Trouble in Shangri-La, un álbum que contó con la participación de Sheryl Crow, Macy Gray, Sarah McLachlan y Natalie Maines; el álbum debutó en el número cinco y obtuvo una nominación al Grammy a la mejor interpretación vocal femenina de rock por «Planets of the Universe». Fleetwood Mac volvió a reunirse sin Christine McVie para Say You Will, un álbum de 2003 que el grupo apoyó con una gira internacional. Nicks apoyó el lanzamiento en 2007 del recopilatorio Crystal Visions: The Very Best of Stevie Nicks, y en 2009 publicó su primer álbum en directo en solitario, The Soundstage Sessions, que incluía como single una versión de «Crash into Me» de Dave Matthews. Otra gira de Fleetwood Mac sin Christine McVie siguió en 2009; Nicks terminó In Your Dreams -su primer disco de estudio en diez años- en 2011. Producido por Dave Stewart y Glen Ballard. In Your Dreams la encontró cantando una mezcla de canciones folk inspiradas en Bob Dylan, baladas de amor italianas e himnos de rock. Debutó en el puesto seis del Top 200 de Billboard y generó un éxito adulto contemporáneo con «Secret Love».

Nicks volvió a unirse a Fleetwood Mac en 2013 para la reedición de Extended Play y una gira que finalmente se convirtió en una reunión completa con Christine McVie. En 2014, Nicks publicó 24 Karat Gold: Songs from the Vault, una colección de versiones recién grabadas de viejas canciones; debutó en el puesto siete de las listas Billboard. En 2015, continuó de gira con la reunificación de Fleetwood Mac, y al año siguiente sus dos primeros álbumes, Bella Donna y The Wild Heart, recibieron reediciones de lujo.

En 2016 y 2017, Nicks salió de gira con los Pretenders. Mientras Fleetwood Mac se preparaba para una gira por su 50 aniversario en 2018, se separaron de Lindsey Buckingham, sustituyéndolo por Neil Finn y Mike Campbell. Nicks fue incluida en el Salón de la Fama del Rock & Roll como solista en 2019, convirtiéndose en la primera mujer en ser incluida dos veces. Para acompañar su inducción, Rhino/WMG lanzó la antología Stand Back: 1981-2017. En octubre de 2020, lanzó la canción «ShowThem the Way», que contó con la colaboración de Dave Grohl y Dave Stewart. En 2023, Nicks publicó Complete Studio Albums & Rarities, una caja de diez CD con versiones remasterizadas de todos sus álbumes, junto con dos discos de rarezas.

Stephen Thomas Erlewine, Rovi

Revise también

Luis Paulino Vargas

Rugió la montaña y parió un ratoncito

Luis Paulino Vargas Solís Que Otto Guevara era una de los personajes detrás del referendo …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.