Plazoleta Dr. Castro Madriz

Bazar digital

Carlos Revilla M.

Carlos Revilla

Uno de los sectores más icónicos de San José, es el que está alrededor del Banco Central de Costa Rica, en el puro corazón de la capital. Esa cuadra del banco, y sus alrededores es lo que se podría llamar el centro histórico de la ciudad. De hecho, ni siquiera el Parque Central y la Catedral se le acercan. Ahí estuvo la plaza y cuartel de artillería y el Congreso Nacional (actual Asamblea Legislativa). Pero especialmente de interés la iglesia de la Merced, que fue destruida 1888 por el terremoto de Fraijanes, y posteriormente construida en su lugar y forma actual cerca del Hospital San Juan de Dios.

La referencia a la antigua parroquia. Estaba situada en lo que hoy es la esquina de la avenida central y la calle 4, la del Banco Central, que en ese entonces se llamaba “Calle de la Merced”. Debido a esto, es que ese distrito del cantón central se llama Merced, esto a pesar de que actualmente la iglesia se encuentra en el distrito Hospital. Y como toda iglesia en ese entonces, tenía un plaza enfrente, lugar que conocemos hoy como la “Plazoleta Dr. Castro Madriz”.

El sitio a través del tiempo ha sufrido muchas transformaciones, siendo quizás la más cambiada de todas en San José. Esto se puede apreciar en la gran cantidad de fotos antiguas tomadas a lo largo del tiempo. Incluso la esquina donde está, debe ser también de las más fotografiadas de la ciudad. Hay decenas de fotos (algunas de las más relevantes las pueden apreciar en la galería).

icon-car.pngFullscreen-Logo
Plazoleta Dr. Castro Madriz

cargando mapa - por favor, espere...

Plazoleta Dr. Castro Madriz 9.934434, -84.080907

 
En 1923 se colocó en esa plazoleta el busto en honor a Luis Pasteur, que luego fue trasladado frente a los edificios del Ministerio de Salud y posteriormente se colocó en los jardines de la Facultad de Microbiología de la UCR. Hecho en concreto revestido en bronce mide 65 cm de alto (se puede ver en la galería de imágenes).

El 12 de noviembre de 1949, que es el día de la Bandera, se develó el busto del Dr. Castro Madriz en su memoria, que lo hizo el escultor Rafael Sáenz González en bronce de 80 cm de alto, y fundido en los talleres del Ferrocarril del Pacífico. A partir de esa misma fecha el pequeño parque pasó a llamarse “Plazoleta Dr. Castro Madriz”. Con motivo de la construcción del bulevar de la avenida central en 1995, el lugar se remodeló, y entonces el busto fue trasladado de sitio dentro del mismo parque, y el pedestal original de concreto armado fue sustituido por otro de líneas más modernas.

A continuación una breve biografía de Castro Madriz, que tomé del libro de Guillermo Solera Rodríguez “Beneméritos de la Patria y Ciudadanos de Honor Costarricenses”:

José María Castro Madriz nació el 1º de setiembre de 1818. Sus padres fueron Ramón Castro Ramírez y Lorenza Madriz Cervantes.

En 1841 obtuvo el doctorado en Derecho Civil, otorgado por la Universidad de León, Nicaragua. Por su preparación académica y sus grandes dotes de orador, pronto empezó a figurar en la política de los primeros años de nuestra vida independiente.

Desde muy joven ocupó altos cargos de gobierno, correspondiéndole, como Secretario de Instrucción Pública, durante el gobierno de José María Alfaro Zamora (1842-1844), la promoción para la fundación de la Universidad de Santo Tomás en 1843. Posteriormente desempeñó el cargo de Rector de esta casa de enseñanza por 17 años.

Castro Madriz fue un ardiente defensor de la libertad de prensa, por ello apoyó la creación de los periódicos El Mentor Costarricense en 1842 y el Costarricense en 1847. Para él «la opinión pública debe ser oráculo de un gobierno libre».

Fue elegido Presidente de la República en dos oportunidades 1847-1849 y 1866-1868. Sin embargo, en ambos períodos debió dejar el cargo a raíz de las presiones ejercidas por los militares.

Entre los más destacados logros en su carrera política podemos mencionar: su apoyo decidido en pro de la educación de la mujer, la creación el 19 de mayo de 1847 del primer Liceo de Niñas. El 31 de agosto de 1848 decretó la fundación de la República, reafirmando la separación de Costa Rica del viejo proyecto de la República Federal de Centro América. Un mes después, el 29 de setiembre, su esposa Pacífica Fernández Oreamuno diseñó y confeccionó nuestra actual bandera tricolor, la cual se izó por primera vez el 12 de noviembre de 1848 en el Parque Central.

Durante la segunda administración de José María Castro Madriz, se estableció el servicio de telégrafos entre Cartago y Puntarenas. En 1868 se instaló el servicio de cañería de agua para la ciudad de San José.

El Dr. Castro Madriz combatió tenazmente la pena de muerte, pues para él la vida era inviolable, dentro de un estado civilista y de derecho.

Falleció el 4 de abril de 1892 y fue declarado Benemérito de la Patria por decreto Nº 56 del 2 de octubre de 1847.

El entorno de la plazoleta conforma un área que se puede considerar especial y única en San José, por su valor histórico y escultórico. Eso sí, ya no tanto patrimonial como otrora, al desaparecer la plaza de la artillería, el edificio del Congreso Nacional, la parroquia de la Merced, y el viejo edificio del Banco de Costa Rica. Comprende unos 50 mt del bulevar de la avenida central hacia el este, y los jardines del Banco Central (costado oeste). Además de una pequeña calle en el costado norte, que da acceso al parqueo del edificio llamado de la Artillería, y donde en el primer piso, hay un restaurante de comida rápida, que fue el primero en instalarse en el país a inicios de los años 70s del siglo pasado. Esa calle también da acceso a una entrada lateral de Tienda La Gloria. Ese costado ha tenido muchos negocios históricos, como el primer Hotel Francés, de Mounsieur Vigny, segundo hotel en Costa Rica con calidad para el gusto extranjero y el más distinguido de San José durante finales del siglo XIX y principios del XX.

En los jardines del Banco Central, a la entrada, está el “Monumento a los Presentes”, que es un conjunto escultórico elaborado en bronce, compuesto por nueve figuras de tamaño natural, que representan al campesino costarricense. La obra personifica a los habitantes típicos del Valle Central, en peligro de desaparecer producto de la modernización; paradójicamente se los representa firmes, inmutables, estáticos y en silenciosa rebeldía ante los cambios. La obra fue desarrollada por el escultor costarricense Fernando Calvo, quien recibió por su creación el premio del Salón Anual de Escultura en 1980 y el premio nacional Aquileo J. Echeverría en 1982. También, en esos jardines está, casi al frente a la plazoleta, la obra “Arboriforme II” del escultor José Sancho, del 2004.

En el bulevar, como a 50 mt hacia el este, está la obra “La Chola”, del escultor Manuel Vargas. Es una de las figuras más representativas que hay en la capital desde julio del 2004, pesa 500 kilos y mide 2,10 mt. Lleva ya más de 10 años, y hace las delicias de niños y adultos, que aprovechan para tomarse una foto con ella. Recientemente le apareció una hermana a “La Chola”, que se llama “Al Viento”, también de Vargas, con la diferencia que la montaron sobre un pedestal, al contrario de su pariente. Esta nueva obra se encuentra al inicio del bulevar de la avenida central por el lado oeste.

En el bulevar, muy cerca de “La Chola”, está un monumento al café de Costa rica, con una pequeña fuente. Como ha sucedido con muchos otros, se robaron la placa, sin embargo, de una imagen anterior la pude rescatar y se la añadí digitalmente a una imagen reciente, para dar el efecto de que aún está.

En el jardín dentro de la verja de ese costado del Banco Central, por muchos años existió una placa que recordaba que ahí estuvo el edificio del Congreso Nacional. Por alguna razón que desconozco, ya no está, lo cual es una lástima. Incluso hasta pregunté en la administración del banco y nadie sabe que se hizo.

La remodelación actual no me gusta, los dos puestos de venta de flores, además de muy grandes con respecto al tamaño del sitio, le quitaron espacio muy valioso a la ya de por si pequeña plaza; pero además también la afearon. Tiene una banca (si solo una) pésimamente ubicada, y unos pretiles en algunas de las jardineras, donde la gente puede sentarse, pero demasiado incómodos y descontextualizados.

Como de costumbre una galería de la plaza y su entorno, que incluye imágenes antiguas, que se pueden ver en alta resolución en un álbum de Facebook.


 
Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Con la ayuda de la Guía de San José, elaborada por Rita Bornemisza y el Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural del MCJ.


Relacionado:
Compartir:

Comentar en Facebook

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.