Parque nacional Zion: Santuario en el desierto

Bazar digital

Carlos Revilla M.

Carlos Revilla

Una de las principales razones de mi viaje a Las Vegas, no era precisamente visitar esa ciudad. Claro estando ahí aprovechamos y la conocimos. Pero en realidad la intención era tomar la ciudad como base para hacer un periplo por los parques nacionales cercanos, que son varios. El primero que visitamos fue el parque nacional Zion, que está localizado en el estado de Utah a unas dos horas por carretera. Desconocía este parque hasta hace poco que una amiga me habló de el y me dijo: si vas a ir por el sector de Las Vegas, tenés que conocer Zion. Investigué un poco y sin ninguna duda terminé agregándolo a la ruta que tenía planeada.

Viniendo de Las Vegas, en los límites de la entrada sur del parque, queda un pequeño pueblo llamado Springdale, que originalmente se estableció como una comunidad agrícola mormona en 1862 por evacuados de las inundaciones de un pueblo cercano, y que ahora está orientado casi en su totalidad a la industria turística procedente de los visitantes al parque. El pueblo fue nombrado una de las 20 “ciudades más bonitas” de los Estados Unidos por Forbes Traveler en 2008. Tuvimos que esperar un poco para ingresar al parque, lo que nos dio algo de tiempo para ver el pueblo, y realmente se merece el galardón.

El parque se encuentra al suroeste del estado de Utah, entre los condados de Washington, Iron y Kane. El cañón fue descubierto por los mormones en 1850, habitándolo dos años más tarde. Los colonos mormones vieron los monolitos verticales, las paredes del cañón de entre 610 y 915 metros y las rocas esculpidas y decidieron que ésta era la tierra prometida, los “templos naturales de Dios”, por eso lo llamaron Zion que significa en antiguo hebreo lugar de refugio o santuario. Si cree que exageraron, espere a verlo. El área total del parque comprende 593,26 km2. La principal atracción es el sobrecogedor abismo del cañón Zion, una hendidura de 24 kilómetros de longitud y hasta 800 metros de profundidad excavada por el brazo norte del río Virgen —repleto de álamos de Virginia— a lo largo de millones de años, cuyos precipicios de arenisca multicolor aparecen en miles de postales. Cuando contemple las vistas entenderá el porqué del apodo de Zion, “la tierra de los cañones arco iris”, en referencia al óxido de hierro y otros minerales presentes en la arenisca que dejan una estela de rojos, rosas, púrpuras, amarillos y naranjas digna de ver a cualquier hora del día. Son 370 kilómetros de topografía vertical.

El parque es fácil de explorar en automóvil o en los autobuses del parque, gracias a sus 80 kilómetros de carreteras pavimentadas, pero la mejor forma de descubrirlo es caminar por los fascinantes lugares a los que los primeros visitantes pusieron nombres tan inspirados como el Gran Trono Blanco y Templo del Oeste. También hay más de 160 kilómetros de caminos que van desde agotadores a fáciles (el sendero que conduce a Angels Landing ofrece unas vistas insuperables). El famoso paseo Riverside desemboca en Narrows, donde las paredes multicolores forman torres por encima de este cañón de 60 metros de ancho, obligando a los excursionistas a caminar por las aguas poco profundas del río. El sendero Canyon Overlook es sorprendentemente fácil de recorrer y famoso por sus espectaculares vistas, mientras que el Emerald Pools atraviesa los bosques en dirección a tres pilones de un vivo color verde por la presencia de algas que están alimentados por pequeñas cascadas. El refugio Zion, el histórico alojamiento del parque, es el mejor lugar para alojarse si consigue reservar una de las cabañas diseñadas en los años 20 del siglo pasado. Otros puntos de interés son los estrechos del Río Virgen, el arco Kolob, y los tres patriarcas.

En el área de los cañones Zion y Kolob se encuentran nueve formaciones geológicas con una edad datada de 150 millones de años, provenientes de sedimentaciones ocurridas durante la Era Mesozoica. Durante todo ese tiempo, la región ha estado cubierta por pantanos, riachuelos, estanques, lagos, vastos desiertos y lechos secos. Las elevaciones provocadas por la placa del Colorado elevaron la región unos 3 000 mt hace 13 millones de años. El arco Kolob según algunas fuentes, es el arco natural más largo del mundo. No obstante, los métodos de medición no son del todo fiables pues no hay una regla que establezca cómo se debe hacer. Aunque tres mediciones distintas han arrojado resultados dispares, la media de los resultados es una longitud de 89,6 metros. Sólo se puede acceder al arco a través de dos senderos de 11 kilómetros, lo que hace que el viaje de ida y vuelta se alargue 22 kilómetros y se tarden 9 horas en realizarlo. El arco está cerca de acantilados y debido a ello no se puede ver el cielo a través de el.

En 1909 se creó el Monumento Nacional Mukuntuweap, destinado a la protección del cañón. En 1919 se decidió ampliar la protección creándose así el Parque Nacional Zion. La sección Kolob se proclamó Monumento Nacional Zion en 1937, pero se unió al parque hasta 1956.

La geografía única y la variedad de ecosistemas permiten la existencia de una importante diversidad de flora y fauna. Se contabilizan 289 especies de aves, 75 de mamíferos (incluyendo 19 especies de murciélagos), 32 especies de reptiles así como un gran número de plantas. La biodiversidad se distribuye a través de cuatro zonas: desierto, riberas, bosques y bosques de coníferas. Entre la fauna aparecen el puma, los ciervos, las águilas, el Cóndor de California y las cabras montesas.

El punto más alto del parque es la montaña Rancho de Caballos (Horse Ranch Mountain), con una altura de 2 660 mt. El punto más bajo es la elevación Coal Pits, con una altura de 1 117 mt.

Los riachuelos del área discurren por caminos rectangulares ya que aprovechan las hendiduras en las rocas. La fuente del río Virgen se encuentra a 2 700 mt de altitud. A 350 kilómetros de su nacimiento, el río se adentra en el Lago Mead después de haber discurrido 2 400 mt cuesta abajo. Este desnivel de alrededor de 0,9 – 1,5% es uno de los más pronunciados de Norteamérica.

Atravesar el parque ingresando por el sector sur a salir por el sector este, es toda una experiencia. Se utiliza la carretera conocida como Zión-Monte Carmel de 40 km de largo, que está en el Registro Nacional de Lugares Históricos de EE.UU. Incluye pasar por el túnel Carmel de 1,8 km inaugurado en 1930, que por si solo vale el boleto. La ruta es muy importante porque da acceso por el lado este al Parque Nacional del Cañon de Bryce, y al Monumento Nacional Cedar Breaks. También está la ruta hacia la ciudad de Page y el lago Powell con la represa Glen, que fue la que tomamos, camino al Gran Cañón.

 
La mejor época para visitar el parque es primavera y otoño cuando se dan las mejores temperaturas para practicar senderismo. Evite visitar el parque en verano, pues las temperaturas pueden superar los 38° centígrados. De abril a octubre sólo puede recorrerse la carretera panorámica Zion Canyon en los autobuses del parque, pues no se permite la entrada de carros.

Zion es otro de los lugares descritos en el libro 1.000 sitios que ver antes de morir de Patricia Schultz.

Como siempre preparé una bonita galería de imágenes de Zion, acompañadas de algunas del pueblo de Springdale. También Wikimedia tiene una extensa galería del parque que se puede ver aquí.


 
Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún sin evaluar)
Cargando…


Relacionado:
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.