La Patrulla Internacional de Bares: El feliz reencuentro (The Point Bar & Grill)

Especial para Cambio Político

SEMPER COMPOTATIUM

Y LLEGO LA PATRULLA DE BARES

Al rescate de la más noble de las tradiciones culinarias costarricenses: la boca
Enemigo mortal del karaoke y los bares de pipicillos

Patrulla de BaresMisión: The Point Bar & Grill
Dónde: Arlintong, Estado de Washington EE. UU. (ver mapa)

The Point Bar & Grill

El origen de la Orden de la Patrulla de Bares se pierde en los albores del tiempo. Sus miembros somos depositarios de una tradición centenaria, cual es la cata de bocas. Esta tradición se pasa de padres a hijos, y así ha sido por los tiempos de los tiempos. El compromiso es continuar con la tradición.

En esta generación, la patrulla sufrió una diaspora, con algunos de sus miembros saliendo allende fronteras, a forjar un nuevo futuro, pero sin abandonar los deberes inherentes a la Orden. Esto ha dificultado las reuniones formales para patrullar en el país, pero por el otro lado ha fomentado las catas y libaciones en otros lugares alrededor del mundo. Así hemos tenido patrullas en lugares tan alejados y remotos como el Tíbet, Tailandia, la Isla de Pascua o Alaska, entre muchos otros lugares igual de alejados y exóticos.

Recientemente unos patrulleros pudimos encontrarnos, después de mucho tiempo, en un lugar del gran país del norte, cercano al país de la hoja de arce, donde uno de ellos tiene su residencia. La reunión fue un poco casual, sin mayor planificación, así que el patrullaje se hizo a ciegas, sin conocimiento previo del lugar, lo cual es ir en contra de las normas establecidas, pero dado lo especial del encuentro, se soslayó ese detalle, y un poco a la carrera se escogió el lugar más equidistante posible, y que por lo menos tuviera la pinta de ser bueno. Fue así como el encuentro se dio en The The Point Bar & Grill, en la ciudad de Arlington, en el Estado de Washington, muy cerca de la frontera con Canadá y la ciudad de Vancouver, y que según dicen en su propaganda, tiene más de treinta años de funcionar. Toda una tradición.

cargando el mapa, espere por favor ...
 
Como dice el refrán “al que no quiere caldo, dos tazas”, y The The Point Bar & Grill terminó siendo uno de esos temidos sport bars, con la friolera de 43 tv planas, sí leyó bien 43, además de dos proyectores de alrededor de 100 pulgadas. Nunca en nuestros múltiples patrullajes nos había tocado algo parecido; habíamos caído en la madre de todos los sport bars. Pero bueno, teníamos que sobreponernos, no había tiempo para ir a otro lugar, así que decidimos hacer la incursión, para celebrar el reencuentro de los patrulleros.

Por suerte la noche del patrullaje no había ningún evento deportivo importante, además que el local no estaba muy lleno, así pudimos disfrutar de una velada muy tranquila. El lugar es muy amplio, se pueden disfrutar cuatro mesas de billar, seis tableros de dardos y un Jenga gigante. Según anuncian hay hora feliz de lunes a viernes de 3 a 7 pm, y la cocina abre hasta tarde en la noche (¡que bien!).

El feliz reencuentro nos abrió el apetito y como éramos un buen grupo de patrulleros, pedimos prácticamente toda la sección de appetizers del menú, que es muy amplio. Catamos casi de todo. Los nachos vienen cubiertos con queso cheddar derretido, pico de gallo, jalapeños y aceitunas y se puede pedir de carne de res, pollo o filete. Los pretzels jumbo vienen de a dos, son servidos con salsa de queso nacho, una delicia. Los palos de queso mozzarella vienen acompañados con sala maridada. Un plato especial son los camarones con palomitas de maíz, empanizados del tamaño justo para un bocado servidos con una salsa de cóctel picante; a pesar de la resistencia inicial a tan curiosa combinación, las palomitas terminaron siendo un excelente maridaje. Las cáscaras de papas son grandes mitades de papa cubiertas con queso, tocino y cebolla verde acompañados de natilla; las trajeron bien tostaditas, fueron la delicia de los comensales. Las alitas de pollo son medio kilo de alas en varias presentaciones de salsa. Uno de los mejores platillos fueron las quesadillas preparadas con queso cheddar y con carne de res, pollo o filete acompañadas de pico de gallo, servidas con natilla y salsa. Un super especial son las almejas al vapor en mantequilla de ajo y salsa de vino blanco, servidas con pan de ajo. Las fajitas de pollo vienen acompañadas con papas fritas y aderezo. Para los más sencillos, se puede pedir el plato de cerveza con papas fritas. Y por supuesto hay órdenes de aros de cebolla y papas fritas.

Al final, el lugar resultó muy bueno, con una atención esmerada del propio administrador, sorprendido por unas visitas tan prominentes. La velada fue muy nostálgica, hablando de los viejos tiempos de la patrulla y como hemos logrado mantener la tradición, a pesar de las vicisitudes. Con la promesa de renovar los votos de la Orden y convocar a más patrulleros, terminó la augusta velada.

The Point Bar & Grill cuenta con sitio web y página de Facebook.

The Point Bar & Grill

Calificar esta crónica: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Crónicas LPB

PATRULLA DE BARES

SEMPER COMPOTATIUM

Al rescate de la más noble de las tradiciones culinarias costarricenses: la boca
Enemigo mortal del karaoke y los bares de pipicillos

LLOREMOS POR SIEMPRE POR LA EXTINTA SAINT FRANCIS
¡LA BIRRA EN VASO SIN HIELO! ¡NI A PICO DE BOTELLA!

Combatiente declarado contra los sports bar
Los aborrecibles Pancho’s, Millenium, Yugo de Oro Cinco Esquinas y el Valle de las Tejas dichosamente de Dios gozan

VALETE ET INEBRIAMINI

Facebook beer

Comentar en Facebook

Relacionado:

Revise también

Hemingway's

La Patrulla de Bares: En el mar la vida es más sabrosa… (Hemingway’s)

Especial para Cambio Político SEMPER COMPOTATIUM Y LLEGO LA PATRULLA DE BARES Al rescate de …

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!