La Isla: un faro socialdemócrata

Bazar digital

Carlos Revilla M.

Carlos Revilla

Para esta ocasión vuelvo a tocar el tema político-ideológico en el Partido Liberación Nacional, eso si, desde una perspectiva más personal, porque pienso hablarles de un grupo-foro del PLN al que pertenezco hace ya unos 16 años, que se llama “La Isla”. Así, que veremos la historia, su conformación, y muchas otros detalles, incluido el porqué de un nombre tan particular.

Empecemos por el principio, que sería la conformación del grupo, pero primero un poco de antecedentes, para entender el contexto del momento en que ocurrió.

Como todos deben conocer, trabajé muchos años en CEDAL (Centro de Estudios Democráticos de América Latina), un baluarte de la socialdemocracia, en Costa Rica y la región latinoamericana, que lastimosamente ha venido a menos en los últimos tiempos (la razón de esto sería tema de otra columna). En el año 2004, el PLN, después de un fallido proceso de reestructuración, que se dio a raíz de la dolorosa derrota del 2002, decidió convocar un Congreso Nacional. Tengo que acotar que en realidad ese proceso se truncó, es decir no concluyó. La razón fue muy sencilla: con el fallo de la Sala Constitucional permitiendo -de nuevo- la reelección presidencial, el arismo irrumpió en el PLN, y entonces se engavetaron las reformas en las que varias comisiones venían trabajando, desde hacía ya más de un año, entre otras, la del Código de Ética y la de un nuevo Estatuto. Ante ese panorama se logró -por lo menos- que se convocara a un Congreso Nacional.

Hay que explicar que el partido después de la derrota del 2002, en la que se conoció como la Asamblea del Nopal, se defenestró, es decir la cúpula partidaria renunció en pleno, y el PLN pasó a tener provisionalmente, mientras se llevaban a cabo las reformas, una Comisión Política; que fue la que tuvo a su cargo la conducción del partido. También me parece oportuno recordar que en esa asamblea se eligió a Luis Guillermo Solís como Secretario General y a Ana Gabriela Ross como Presidenta (quien renunciaría poco tiempo después, asumiendo Marielos Sancho de forma interina). Como decía, la llegada del arismo acabó con todo ese proceso de reforma, y el partido volvió entonces a su estructura formal, y eligió nuevas autoridades, Francisco Antonio Pacheco como presidente y Carmen María Valverde como Secretaria General, ocupando el puesto que desempañaba Luis Guillermo Solís, quien había renunciado.

El problema fue que la fecha de convocatoria del nuevo Congreso Nacional, casi chocaba con la del proceso de distritales, convocado para renovar las estructuras partidarias. Entonces, casi milagrosamente, las autoridades del partido decidieron posponer las distritales para después del Congreso Nacional, lo que entonces abrió un espacio de tiempo importante que se podía dedicar a elaborar propuestas para el Congreso.

Fue así como me reuní con Manuel Carballo, en ese entonces Director de Cedal, y le propuse la idea de conformar un grupo para colaborar con el partido haciendo una propuesta sobre el capítulo del Congreso Nacional llamado “Vida partidaria”, que englobaba todo lo relacionado con la reforma del partido. Ese fue el punto escogido, pues Manuel y yo consideramos que era -y aún lo sigue siendo- perentorio proponer un nuevo partido político de cara al nuevo siglo, es decir refundar el PLN con una reforma integral, para adaptarlo a las cambios impuestos por lo nuevos paradigmas de la sociedad, frente al electorado.

Entonces me di a la tarea de convocar a la primera reunión auspiciada por Cedal. Los únicos criterios a tomar en cuenta fueron el ser liberacionista y socialdemócrata, porque desgraciadamente se puede ser liberacionista pero no ser de esa ideología, algo que en los últimos tiempos todavía se ha hecho mas evidente. La selección no fue sencilla, y confieso que la hice a “ojo de buen cubero”. Al final consulté los nombres con Manuel, y estuvo de acuerdo en los seleccionados. Para posteriores reuniones se nos unieron algunos compañeros que vinieron de otro grupo llamado “Instancia Socialdemócrata”, que se había disuelto al pasarse algunos de sus dirigentes al Partido Acción Ciudadana.

Estoy hablando que esto fue en algún momento del segundo trimestre del 2004, lo que nos abrió un espacio de casi un año para trabajar en la propuesta para el Congreso.

Llegará el momento de decir los nombres de los integrante de grupo, pero no quiero dejar de mencionar a dos compañeros y amigos que estuvieron inicialmente, y participaron en la elaboración de la propuesta para el Congreso: Mariano Figueres y Luis Guillermo Solís. Especialmente el recuerdo con cariño de Mariano, quien desdichadamente ya no está con nosotros. ¡Amigo te extrañamos!

Elaborar una propuesta de reforma partidaria no es nada sencillo, más en un grupo de unas 20 personas, pero especialmente, porque todos eran voces con experiencia política: exministros, exdiputados, exsecretarios generales, exasambleistas, etc., y los que no, como mi caso, con muchos años a cuestas de participación en la política partidaria. En definitiva, todos con algo que aportar.

Las reuniones se hicieron en Cedal, en el barrio conocido como de “los profesores”, donde tiene su sede. Costó un poco el arranque, mas que todo por la metodología que se usaría. Pero una vez definido eso, todo transcurrió muy fluido.

Y aquí viene una anécdota interesante sobre el nombre del grupo. En algún momento de las discusiones nos trabamos, es decir hubo algún tema en el que nos nos poníamos de acuerdo y no podíamos avanzar. La solución a esto fue hacer algunas reuniones extraordinarias en la casa de uno de los miembros, en La Isla de Moravia, en un lugar casi paradisíaco, rodeado de naturaleza, y hasta con río propio, que pasa cerca de la casa. Reunirnos en ese ese entorno tuvo el efecto deseado, logrando superar la barrera, por lo que seguimos avanzado en la propuesta.

Como ya se empezaba a hablar en los corrillos del partido de nuestro trabajo; tuvimos la necesidad de ponerle nombre al grupo, que aunque sus orígenes son cedalinos, no eramos exactamente de Cedal, aunque por supuesto sí contábamos con su auspicio. Así que a mi se me ocurrió ponerle de nombre “La Isla”, dado que en ese lugar fue donde nos había llegado la inspiración para completar la propuesta. A la gente le gustó el nombre y fue aprobado por unanimidad. Con esto quiero aclarar también que el nombre no tiene nada que ver con que nos consideremos una isla o algo parecido, por aquello de pensar en aislamiento; como acabo de explicar, el nombre fue sencillamente mera casualidad.

El V Congreso Daniel Oduber Quirós del 2005, fue un rotundo éxito, con una plenaria final en un hotel capitalino cerca de La Sabana, que estaba lleno de bote en bote, y que tenía como punto número uno el de “la reforma partidaria” propuesta por nosotros, que había sido aceptada para el documento final por la secretaría de planes y programas, en la figura de Leonardo Garnier su secretario.

Hasta aquí esta primera etapa del grupo.

Posteriormente vinieron las elecciones que ganó, como ya todos sabemos Oscar Arias en el 2006, y el grupo pasó por su etapa minimalista; esto debido a que la mayoría de sus miembros ocuparon algún puesto en la segunda administración Arias Sánchez. Así durante cuatro años, religiosamente todos los jueves a las 5 de la tarde, en la oficina de Manuel Carballo, Director de Cedal nos reunimos cuatro personas, manteniendo al grupo. Ya después de esto el grupo volvió casi a la normalidad, siempre apoyando al PLN y resguardando su integridad ideológica y ética, como por ejemplo puede verse en sendos comunicados, donde denunciamos desviaciones, a saber “Foro La Isla pide renuncia del Secretario General del PLN” y “Declaración del Grupo La Isla sobre la Ética Partidaria”.

A inicios del 2016, José María Figures, en ese entonces presidente del partido, nos pidió la colaboración para elaborar el Código de Ética del partido, lo cual hicimos basándonos en el borrador que ya existía del 2003 (el que habían engavetado). La propuesta fue acogida por la Asamblea Nacional que aprobó el primer Código de Ética del partido, considerado un paso adelante en el camino correcto, hacia lo que debe ser una estructura política moderna. Sin embargo, queda muchísimo por hacer. De nuestra propuesta para el Congreso Nacional del 2005, solo el Código se aprobó ¡13 años después!, y todavía quedan como 30 puntos más.

Sin interrupción, salvo por breves períodos de tiempo, el grupo se ha reunido todas las semanas desde el año 2004, hasta la fecha, con lo que me atrevería a decir que es el grupo-foro de más vieja data en el PLN, y más importante aún, que sigue defendiendo la socialdemocracia y combatiendo las desviaciones ideológicas y éticas en el partido, como ya había mencionado.

Realmente La Isla a través del tiempo ha sido un faro socialdemócrata en el partido. No voy a exagerar diciendo que somos la conciencia del partido, estamos lejos de eso, y tampoco pretendemos serlo, pero si hemos mantenido la coherencia ideológica y ética a través del tiempo, algo que desgraciadamente el partido no ha hecho en muchos casos, los ejemplos abundan.

En estos tiempos de pandemia nos seguimos reuniendo, ahora dos veces por semana aprovechando la tecnología de los videochats; dedicando una de esas reuniones semanales a algún invitado para que nos de una charla. Por ejemplo esta semana que termina tuvimos de invitado a Guillermo Zúñiga, exministro de hacienda y exdiputado; que nos habló sobre la situación fiscal del país.

Los miembros actuales del grupo somos: Carlos Revilla, Manuel Carballo, Lina Barrantes, Yayo Vicente (coordinador), Fernando Soley, José León Desanti, Guido Mora, Luis Bernal Montes de Oca, José Manuel Peña, Luis Fernando Acuña, Miguel Rodríguez y Marieta Ureña. Tenemos dos miembros honorarios: Marcelo Prieto y Mauricio Castro.

A través del tiempo hemos tenido otros integrantes que por diversos motivos ya no están con nosotros: Mariano Figueres, Luis Guillermo Solís, Jorge Urbina, Luis Fernando Díaz, Julian Solano, Ennio Rodríguez, Ana Isabel García, Rosita Argüello, Gloria Alvarez, Patricia Picado, Cristina Rojas y María Eugenia Paniagua, entre los que recuerdo de primera mano; me disculpan si se me escapa alguno.

Grupo La Isla PLN

0
0

Mi agradecimiento a Luis Fernando Díaz por facilitarme las imágenes para la galería.


Revise también

La tragedia de Jerusalén y el apartheid israelí

Jerusalén. La Puerta de Damasco, epicentro de la revuelta palestina

Mahmoud Muna Los enfrentamientos y la violencia alrededor de la Puerta de Damasco en Jerusalén …

Comentar en Cambio Político

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.