La Avenida de los Gigantes

Bazar digital

Carlos Revilla M.

Carlos Revilla

El siguente es otro de esos lugares que dicen los expertos que hay que conocer antes de morir. De hecho el lugar está en la lista de los “1.000 sitios que ver antes de morir” de Patrica Schultz, recomendado por el New York Times. Como con el parque Yellowstone, no era mi intención cumplir con está lista, simplemente se dio la oportunidad de visitarlo. En esta oportunidad me refiero a una carretera escénica en el norte de California, Estados Unidos, llamada “La Avenida de los Gigantes”, que atraviesa el Parque Estatal Humboldt Redwoods. Es una alineación anterior de la Ruta 101, y actualmente se mantiene como la Ruta estatal 254 (SR 254).

Tengo que reconocer que sabía muy poco sobre la ruta, aunque, por supuesto, conocía de la zona y la investigué cuando estaba planeando el viaje a la ciudad de Eureka desde San Francisco. Este recorrido, de unas cinco horas, es extraordinario por su belleza escénica, de los cuales unos 50 km corresponden a la Avenida de los Gigantes. Ahora, ¿por qué tiene ese nombre tan curioso? Debido a las secoyas que eclipsan la carretera y rodean el área. Es a partir de estos árboles imponentes, que como ya sabemos son los más largos y longevos del mundo, que toma ese nombre. Es bueno recordar que los árboles de este sector son Redwoods (Sequoia sempervirens), que son muy diferentes a las Secoyas (Sequoiadendron giganteum). Ambos pueden ser muy altos, de madera rojiza y son coníferas, pero los Redwoods son de costa, especialmente solo de la parte norte de California. Como referencia, también existe una tercera especie de secoya llamada Dawn Redwood (Metasequoia glyptostrobides), aunque muy diferente a las anteriores, y es nativa de China central.

Como el recorrido es por una carretera adyacente a la ruta normal, llena de lugares para visitar y caminar, el tiempo de recorrido a Eureka se puede alargar en unas dos horas más. En mi caso, pernoctamos a mitad de camino entre San Francisco y Eureka, para así tomar la ruta de la Avenida al día siguiente, que está en la segunda mitad del recorrido.

Poco antes del ingreso a la Avenida, hay un pueblito llamado Leggett, que es donde se junta la ruta 1 costera, con la 101. Aquí es la primera parada obligatoria, para visitar un lugar donde hay un árbol por el que se puede pasar con el carro por su tronco, que en inglés se conoce como “Drive Thru” (árbol de paso). Esto parece algo trivial, sin embargo es algo muy entretenido de hacer y el lugar se disfruta mucho. Incluso hay una tienda de recuerdos muy bonita. Un árbol llamado Chandelier es al que le hicieron el túnel para carros. Este gigante tiene una altura de 96 mt, con un diámetro 6,4 mt, y puede llegar a una edad de máxima de 2 400 años. Por cierto, el árbol está en propiedad privada y la entrada cuesta $ 10 por vehículo; pero les puedo decir que más bien es barato para todo lo que se disfruta.

A unos 38 km de Leggett está la entrada sur de la avenida, un poco después al norte de Garberville, y la entrada norte está a 24 km al sur de Fortuna. La carretera serpentea a lo largo del pintoresco río Eel y conecta varias ciudades pequeñas como Phillipsville, Miranda, Myers Flat, Burlington, Weott, Englewood, Redcrest y Pepperwood. La carretera de dos carriles tiene una gran cantidad de áreas de estacionamiento, sitios de picnic y atracciones para los visitantes. El río cercano ofrece muchos lugares para nadar, como los de Rockwood Forestwood Redwood Grove. Y por supuesto el Parque Estatal Humboldt Redwoods. El nombre de Humboldt es por estar en el condado del mismo nombre, que lo lleva en honor al gran geógrafo alemán Alexander von Humboldt.

Toda la ruta tiene lugares increíbles para ver y detenerse. Veamos algunos:

El Árbol Inmortal (The Immortal Tree), aunque no es la secoya más antigua del bosque, este gran árbol tiene más de 950 años y actualmente mide alrededor de 76 mt de altura, aunque originalmente era mucho más alto. Ha sobrevivido no solo a los estragos del tiempo sino también a la inundación de 1964 del área, un intento de tala de 1908 y un rayo directo que eliminó los 14 mt superiores del árbol (lo que hace que su altura original se acerque a los 92 mt). Es por su edad y por todos los avatares del destino por los que ha pasado, que el árbol lleva ese nombre. Hay marcadores visibles en el árbol, denotando la altura de donde las sierras de los madereros y las aguas de la inundación golpearon el árbol. Ubicado en la mitad norte de la avenida, el árbol es fácil de encontrar, y tiene una bonita tienda de regalos y un área de estacionamiento frente a ella.

La Arboleda de los Fundadores (Founders Grove) está cerca de Weott, tiene una caminata autoguiada de unos 800 mt con folletos informativos disponibles al comienzo del sendero. Este sendero es un buen ejemplo de un bosque de secoyas, y contiene algunos árboles muy grandes, incluido el Árbol de los Fundadores (106 mt de altura) y el Gigante de Dyerville (alrededor de 113 mt de altura) que cayó en 1991. El sendero toma ese nombre en homenaje a la “Liga para salvar los Redwoods” que se funda luego de un viaje organizado en 1917 por el director de Parques Nacionales de EE.UU. Stephen Mather con tres prominentes conservacionistas, que manejaron por el norte de California en la recién construida “Autopista Redwood”, para conocer de primera mano el estado de los árboles más grandes del mundo. Según sus propias palabras este fue un viaje que les cambio la vida. En 1850, el bosque primario de secoya cubría más de 8 100 km² de la costa de California, ya para el año de creación de la Liga, el bosque primario se había reducido cerca de un 90 %, debido principalmente a la de deforestación sin freno. Sin embargo debido a la acción de la Liga, se logró salvar el resto de bosques de Redwoods.

Al igual que en Leggett, hay un árbol de paso que se llama Shrine Drive-Thru Tree, que está cerca de la ciudad de Myers Flat, y por el cual también hay que pagar para conducir a través de él, aunque es más bonito y divertido el primero.

Otra atracción es la casa del árbol, que no es una casa tradicional en los árboles, esta es en realidad una casa que está, aunque parcialmente, construida dentro de una secoya gigante. Se puede ver desde la carretera, y con recorridos disponibles. El ingreso es al frente de la casa, a través del tronco hueco de un árbol que aún vive. La puerta delantera y las ventanas son claramente visibles para los transeúntes, y el resto de la casa se encuentra junto a la parte trasera del árbol en un estilo más tradicional. La casa apareció en aquel famoso “Aunque Ud. no lo crea” de Ripley, como bien dice un rótulo pegado al árbol.

El río Eel es el tercer río más grande de California. Talla profundos cañones a lo largo de grandes montañas, a través de valles planos, y pasa por majestuosos y antiguos bosques de secoyas. La Avenida de los Gigantes sigue la bifurcación sur del río, pero también presenta las bifurcaciones sur y principal hacia el norte.

Hay muchos otros senderos, pasajes y lugares para visitar, son muchos para enumerarlos todos. Entre estos no puedo dejar de destacar el de Big Foot (Pie Grande), en alusión a ese personaje salvaje de leyenda, que se dice aparece en los bosques de la región. En la galería hay varias fotos del lugar.

El ecosistema de los parques en el área preserva un número de especies animales amenazadas. En reconocimiento de los ecosistemas poco habituales, y la historia cultural encontrada en los parques de la parte norte de California, las Naciones Unidas los designaron Patrimonio de la Humanidad el 5 de septiembre de 1980 y Reserva de la biosfera el 30 de junio de 1983.

El centro para visitantes del Parque Humboldt Redwoods, tiene uno de los vehículos más interesantes que uno pueda encontrar. Inicialmente me pareció una ambulancia de madera, a la que le tienen puesto un oso de chofer. Me llamó mucho la atención. Investigando un poco, resultó ser lo que literalmente podría llamarse un troncomóvil, y que se conoce como el “Tronco de viaje” (Travel log). Este fue el vehículo construido por el naturalista y conferencista Charles Kellogg, conocido también como el “cantante de la naturaleza” por sus increíbles imitaciones del canto de las aves.

Asombrado por el tamaño y la belleza de los magníficos árboles que se encuentran en el condado de Humboldt, Kellogg decidió mostrar al mundo que las secoyas costeras merecían ser protegidas. En 1917, explicó su idea a la Pacific Lumber Company, que donó un árbol que había caído tiempo atrás. Usando una sierra, Kellogg cortó una sección del árbol de 6,7 mt de largo x 3,35 mt de diámetro para construir el troncomóvil. Él y dos ayudantes comenzaron a moldear el exterior y ahuecar el interior. Luego levantó el tronco de secoya de seis toneladas, ahuecado, sobre el chasis de un Nash Quad (tipo de camión), que originalmente se construyó para los militares en la primera guerra mundial.

Kellogg convirtió la secoya gigante, ya hueca, en una cabina con ruedas. Fue una de las primeras casas rodantes que se construyeron en el mundo. Dentro del sólido troncomóvil, construyó una cocina, armarios, camas, mesa de comedor, vestidor, luces eléctricas, agua corriente e incluso una habitación para invitados. Pat Foster de la revista Hemmings Classic Car escribió “el vehículo en si mismo era increíble, un monumento al hombre y la naturaleza. Consistía en un enorme trozo de secoya gigante, que se dice que es la pieza más grande de madera tallada en el mundo, y se monta en el que era el chasis más resistente del mundo: el Nash Quad.

Una vez completado, Kellogg realizó una gira por los Estados Unidos en el, para vender los bonos de la Segunda Guerra Mundial, y después viajó de nuevo por todo el país para promover la preservación de las secoyas gigantes costeras de California (Redwoods), y obtener ayuda para la incipiente “Liga para Salvar los Redwoods”.

Me queda mucho en el tintero, pero no quiero que el texto se haga muy extenso. Solo deseo agregar que no hay que tomar esta ruta a la ligera, no es un simple recorrido bonito. La experiencia es sobrecogedora, de alguna forma estos árboles lo ponen a uno en comunión con la grandeza de la naturaleza. Las secoyas son sencillamente espectaculares, no hay palabras. Las pueden ver en la galería de fotos, sin embargo no es lo mismo observarlas en imágenes que tenerlas de frente.

 
Ya para finalizar en Leggett me encontré con un poema grabado en madera, que resultó ser uno muy conocido de Joseph B. Strauss dedicado a los Redwoods. Es muy hermoso, y a continuación lo transcribo en su versión original en inglés, con un intento de traducción al español de mi parte.

Here, sown by the Creator’s hand,
In serried ranks,the Redwoods stand;
No other clime is honored so
No other lands their glory know.

The greatest of Earth’s living forms,
Tall conquerors that laugh at storms;
Their challenge still unanswered rings,
Through fifty centuries of kings.

This is is their temple, vaulted high,
And here we pause with reverent eye
With silent tonque and awe-struck soul;
For here we sense life´s proper goal

To be like these, straight, true and fine,
To mdke our world, like theirs, a shrine;
Sink down, Oh, traveller, on-your knees,
God stands before you in these trees.

Aquí, sembrada por la mano del Creador,
En filas alineadas, las secoyas están de pie;
Ningún otro clima es honrado así
No hay otras tierras que su gloria conozcan.

La forma viva más grande de la Tierra,
Altos conquistadores que se ríen de las tormentas;
Su desafío sigue siendo anillos sin respuesta,
A través de cincuenta siglos de reyes.

Este es su templo, alto abovedado,
Y aquí nos detenemos con ojo reverente.
Con lengua silenciosa y alma sobrecogida;
Porque aquí percibimos la meta propia de la vida.

Para ser así, recto, verdadero y fino,
Para hacer de nuestro mundo, como de ellos, un santuario;
Sumérgete, oh, viajero, de rodillas,
Dios está delante de ti en estos árboles.

Como es costumbre acompaño el artículo, en esta oportunidad con una gran colección de imágenes que espero disfruten, con un álbum en alta resolución en Flickr. Aquí pueden ver un vídeo donde en cámara rápida se hace todo el recorrido de la Avenida de los Gigantes en unos 6 minutos y medio. Si quieren ver más, Youtube está lleno de vídeos sobre los Redwoods y la Avenida de los Gigantes.

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Con la ayuda de la Wikipedia y otras fuentes.


Relacionado:
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.