Javier Milei políticamente incorrecto en Argentina

Vía costarricense

Johnny Soto Zúñiga

Johnny Soto

Javier Gerardo Milei de 53 años, economista, político, docente argentino, actual diputado triunfó en el balotaje o segunda ronda electoral en las elecciones presidenciales del 19 de noviembre de 2023 por la coalición La Libertad Avanza, de ideología liberal libertario, considerado “políticamente incorrecto” se impuso con un 56% ante el 44% del oficialista Sergio Massa de la coalición Unión por la Patria (Peronismo y Kirchnerismo de centro izquierda) quien había ganado la primer ronda electoral. Contra todos los pronósticos durante la primera ronda las encuestas muchos afirmaban que Milei no alcanzaría pasar y más que la derecha estaba dividida con la coalición Juntos por el Cambio cuya candidata fue Patricia Bullrich apoyada por el expresidente Mauricio Macri 2015-2019, y que fue su ministra de Seguridad, y quedó en tercer lugar en la primera ronda electoral del pasado 22 de octubre. Sin embargo ambas coaliciones de derecha representan alrededor del 60% de fuerza política contra el oficialismo tradicional que han gobernado 16 años de los últimos 20 años.

El péndulo ideológico en América Latina se está equilibrando, antes las anteriores elecciones en Brasil, Colombia, Chile de signo más de izquierda, pero las dos últimas elecciones en Ecuador y ahora Argentina ganan partidos políticos más de centro y derecha; lo fundamental es que la democracia es dinámica y en movimiento, donde se olvida lo sucedido hace varias décadas donde se impusieron dictaduras militares mediante golpes de Estado; siendo excepción el caso de Venezuela que desde que tomo el poder político Hugo Chávez y ahora Maduro se ha convertido en una verdadera dictadura, donde se eliminan las garantías democráticas para unas elecciones libres y transparentes donde puedan participar los partidos políticos de oposición, sin ser perseguidos u hostigados por el opresor gobierno de Maduro.

No voy a entrar en el análisis de las posibles decisiones económicas y sociales que tomará el Presidente electo Milei; porque ya habrá oportunidad de estudiarlas cuando asuma el cargo de Presidente de la República el próximo 10 de diciembre, por ahora solamente ha anunciado algunos ministros y jerarcas de varias Instituciones importantes, y por otra parte es claro que su partido político está en minoría tanto en el Senado como en el Congreso de diputados, por lo que se impone la negociación de todas la bancadas representadas para aprobar las leyes que necesite impulsar, esto es parte de los pesos y contrapesos en una democracia que se ha venido consolidando en los últimos 40 años, después de la dictadura militar del General Videla, y todas las dolorosas situaciones que se dieron en la década de los 70s del siglo XX.

El Peronismo oficial ha gobernado en la mayoría de los últimos 40 años de democracia, por lo tanto el diseño estatal ha estado en sus manos, creando una crisis financiera sin precedentes, con alto endeudamiento externo, inflación e hiperinflación, un clientelismo asistencial, donde se reparte pobreza, con un alto tipo de cambio por cada $ dólar USA, que a la fecha los índices oficiales señalan un 40% de pobreza, un 10% de indigencia, penetración del crimen organizado y narcotráfico, lo que ha generado “un Populismo” de centro izquierda asistencialista. Como decía George Orwell, 1984 “Sabemos que nadie se adueña nunca del poder con la intención de cederlo”; los peronistas y su derivado los Kirchneristas sin duda se han aprovechado del poder político, actos corruptos, negocios dentro del Estado, comprando conciencias y repartiendo subsidios a miles de beneficiarios; pero esto no fue suficiente para ganar las elecciones presidenciales.

Considero que en toda democracia en política sana es fundamental “la alternancia” esto conduce a salvar la democracia, protegerla de las “autocracias” y otras formas de dictaduras. Como aclara muy bien el escritor Moisés Naím: “La Reinvención de la autocracia ¿Cómo hemos llegado a esto? Para comprender las causas de que el período actual sea así debemos remontarnos al inmediatamente anterior. Al acabar la Guerra Fría se consolidó un nuevo consenso sobre la naturaleza de la legitimidad política. De acuerdo con esta nueva teoría, el poder de un gobernante es legítimo si esa persona cumple los requisitos de un Gobierno democrático. Eso significa, ante todo, haber sido elegido en unas elecciones libres y limpias, pero también respetar el Estado de derecho y los derechos de las minorías, someterse a los controles institucionales apropiados por parte de unos tribunales y parlamentos que no estén indebidamente controlados por el ejecutivo, tolerar unos medios de comunicación libres e independientes y respetar el derecho de los votantes a cambiar el Gobierno mediante elecciones periódicas.” (Libro: La Revancha de los Poderosos. Págs. 22, 23)

En las recién pasadas elecciones argentinas se vio claramente de ambos lados la utilización de las 3 “Ps” populismo, polarización y la posverdad. Los oficialistas del candidato Massa, se dice que hasta utilizaron consultores brasileños enviados por el partido político del Presidente Lula da Silva, para hacer una campaña sucia y muy dura contra el candidato Milei, que se comportó como un candidato original histriónico más parecido a un rockstar, que con su grito de guerra: “Viva la libertad carajo” supo llegar a las mayorías, con una increíble empatía; a veces se pasaba en sus palabras con insultos; pero el pueblo se las perdonó porque su mensaje fue más sincero, más cercano a la verdad real de la situación precaria de crisis que vive el país. El pueblo creyó en sus planteamientos e ideas, y lo ven como el cambio ante el populismo oficialista; que incluso siendo el candidato Massa el ministro de Economía de los últimos 15 meses, sus decisiones no han dado frutos para salir de la crisis financiera de Argentina.

Milei, adquirió la empatía con su pueblo; con sus “diatribas” contra lo que denomina “la casta” que ha gobernado durante muchos años, enquistados en el poder político y económico en todas las esferas, que han vivido de los “fondos públicos del Estado”, con negocios, puestos, consultorías y contrataciones, incluso se han atrevido a acusar y amedrentar hasta los jueces de los Tribunales de Justicia. Milei supo aprovecharse del “hartazgo político” y se promocionó como el verdadero cambio, afirmando que representa la libertad de escoger, recordando siempre las ideas de libertad del político del siglo XIX Juan Bautista Alberdi autor intelectual de la Constitución argentina de 1853; propone un gobierno que propicie el desarrollo personal de sus habitantes, garantizando las libertades conferidas por la Constitución Nacional y que respete e incentive el esfuerzo y el mérito.

Sobre eliminar el Banco Central y dolarizar la economía, son temas que quedarán para más adelante, requiere mejores estudios por su complejidad financiera, y depende de las negociaciones en el Congreso y el Senado, así como debe negociar con las Gobernaciones de las Provincias, porque Argentina es un Estado Federal. Por ahora se impone la cautela, y esperar si el nuevo Presidente Javier Milei, va a poder impulsar sus propuestas que en su mayoría representan un giro radical en la economía, la política y las relaciones internacionales, por ejemplo realizar un fuerte recorte del gasto público de hasta 15 puntos del PIB, la privatización de empresas del Estado (si lo logra nos recuerdan los primeros 4 años de gobierno del expresidente Carlos Saúl Menem que gobernó de 1989 a 1999) y Milei ha afirmado que ante la crisis: “No hay lugar para el gradualismo, para la tibieza, ni para medias tintas. Si no avanzamos rápido nos dirigimos a la peor crisis de toda nuestra historia.

Revise también

Luis Paulino Vargas

El dólar: de las galletitas Gallito a los palacetes costeros

Luis Paulino Vargas Solís Me topo en el supermercado con unas galletas marca Gallito. Son …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.