Huelgas, covid-19, crisis económica y su impacto en la educación

Desde mi perspectiva

José Francisco Bolaños Arquín

José Francisco Bolaños

Las huelgas en el sector educativo en el 2018 (del 10 de setiembre al 7 de diciembre), los paros alternos en el 2019 y este año con la pandemia del covid-19, se suspendieron las lecciones presenciales a partir del 11 de marzo y durante el resto del año. Ante esta situación, se optó por impartir las lecciones en forma virtual y que los alumnos desde sus hogares pudieran continuar con sus estudios. Sin embargo, no todos los hogares están preparados, sea por la falta de recursos como son computadoras, el acceso a internet y un espacio adecuado para el estudio, que se agrava más en familias con varios hijos.

Un desempleo en crecimiento del 24% y una pobreza del 26,2%, la más alta de las últimas tres décadas; 1.529.000 personas son pobres, 322.000 más que hace un año.

Esta situación provoca la deserción estudiantil de muchos niños y jóvenes que están soportando la disminución de ingresos en sus familias por pérdidas de empleo, reducción de contratos laborales o el cierre de negocios familiares (mipymes); siendo la más afectada la clase baja y media.

La pandemia del covid-19 está incidiendo aún más esa brecha social; Costa Rica en uno de los países más desiguales en el campo económico del mundo y de acuerdo con el Banco Mundial, ocupamos la novena posición.

El 20,2% de las familias no tienen acceso a internet y ante el agravamiento de la crisis, alrededor de 10.000 familias se ha visto obligadas a suspender este servicio.

Los centros de educación privada calculan una baja en la matrícula hasta en un 10% y a la fecha, más de 9.000 alumnos se han visto obligados a dejar de asistir a clases y sus estudios al no poder cubrir las mensualidades.

Expertos consideran que la asistencia a los centros de educación son necesarios para mantener el contacto con profesores y compañeros en ese proceso de formación. Además de poder compartir, socializar, practicar deporte y hacer nuevos amigos.

La educación en nuestro país requiere de reformas con la aplicación de modernos planes de estudio que expertos deben diseñar. El mundo se encuentra ante una nueva realidad y las nuevas tecnologías de la información y comunicación están en constante evolución, hay que reforzar la enseñanza de los idiomas para poder ser más competitivos.

Ante esta realidad, es necesaria la capacitación permanente y actualizada de maestros y profesores, para que cuenten con los conocimientos informáticos y un mayor acceso a las tecnologías; de manera que se facilite la relación con alumnos y sus familias.

Para que este proceso sea exitoso, le corresponde al Estado mejorar las telecomunicaciones, una cobertura que abarque todo el territorio nacional, además de facilitar el acceso a internet y las computadoras, con su respectiva capacitación, principalmente a los estudiantes de más bajos recursos.

1
1

Lic. Administración de Negocios


Revise también

Un cuento de hadas…

Fernando Berrocal Del diálogo multisectorial del Gobierno no salió un auténtico e inmediato Plan de …

Comentar en Cambio Político

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.