Festival Internacional del Diseño

Desde mi perspectiva

José Francisco Bolaños Arquín

José Francisco Bolaños

Del 9 al 12 de marzo, se realizó el sétimo Festival del Diseño (FID), organizado por el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo del Ministerio de Cultura y Juventud, una actividad en pleno auge, con una participación de 67 participantes, de 140 que solicitaron ser admitidos. La actividad tuvo una gran afluencia de visitantes y una muy buena organización.

El FID tuvo lugar en la antigua aduana en Barrio Escalante, donde estuvo hace muchos años operando la Casa de la Moneda. En ella se hicieron presentes jóvenes emprendedores, dedicados al diseño de productos de gran calidad; donde se demuestra el gran talento que existe en nuestro país.

El edificio donde se realizó la actividad cuenta con una infraestructura muy moderna y espaciosa. Sin embargo, requiere de algunas mejoras para hacer más agradable la estadía de los participantes y visitantes.

Al ser las paredes de vidrio, el sol se introduce con todo su esplendor y genera un calor sofocante que tienen que soportar principalmente los participantes, que pasan muchas horas en el espacio asignado y los visitantes no se escapan de esta problemática que los obliga a retirarse rápidamente.

Además, tiene poca ventilación y el aire no circula, lo que complica la estancia de miles de personas que asisten a los eventos que constantemente se organizan. La acera de acceso a la entrada principal tiene un muro un poco alto, sin gradas y una rampa para facilidad de transportar los productos de los expositores y menos el acceso de adultos mayores que se mostraron extrañados a la hora de hacer su ingreso. Otro problema es que no existe un área para descargar los productos y tarimas para los expositores, enfrente del edificio.

La participación de estos emprendedores en el evento, representa un sector que requiere con urgencia de una mayor ayuda en cuanto a capacitación, asistencia técnica, asesoría y crédito oportuno para lograr un mayor crecimiento.

Por mi experiencia en el campo como asesor y profesor universitario por varios años, del curso “Desarrollo de Emprendedores para alumnos de Administración de Negocios”, cuyo propósito era de incentivarlos a ser empresarios. Los estudiantes tenían que preparar un Plan de Negocios de la empresa que les gustaría desarrollar a futuro y exponerlo antes sus compañeros y llegar a una conclusión, si era o no viable.

Para ese entonces, tuve la oportunidad de ver la frustración de algunos estudiantes que aún teniendo un buen proyecto, acudían a un banco a solicitar financiamiento por medio de la Banca para el Desarrollo, pero se desilusionaban al ver la serie de requisitos que les pedían como lo es: tener al menos dos años de operar, una garantía hipotecaría, ser afiliados a la CCSS y al INS, permisos municipales, de Salud y un plan de negocios (desarrollado en el curso) aparte del 20% de la inversión total.

Así las cosas el iniciar un negocio es bastante complicado y solo lo logran aquellos que pueden contar con recursos propios y o con ayuda de sus familias, obstáculos que los destina a ser empleados y no empresarios que es lo que requiere nuestro país.

Es por eso que considero importante definir lo que es ser un “emprendedor”.

Ser un emprendedor implica crear una empresa, tomar riesgos, contar con alguna experiencia en la actividad, ser innovador y creativo para marcar la diferencia. Es una persona que ha venido madurando una idea de negocio, que visualiza un mercado, que tiene la motivación y el conocimiento para orientar su desarrollo, que cuenta con la convicción que logrará su objetivo y está dispuesto a vencer todos los obstáculos que se le irán presentando hasta lograr el éxito.

En este artículo he considerado conveniente tener presente el sector informal que está creciendo y se calcula en la actualidad en alrededor a 940.000 personas, un 45% de la fuerza laboral y que requieren de políticas efectivas para disminuir ese porcentaje.

Un sector conformado principalmente por jóvenes, mujeres jefas de hogar y mayores de 45 años, que ante la falta de oportunidades laborales buscan la forma de ganarse la vida. La mayoría son personas con pocos estudios y capacitación y demás no cuentan con Seguro Social y las posibilidades de acceder a un financiamiento bancario por su condición, son prácticamente nulas.

Festival Internacional del Diseño

dav

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, promedio: 3,33 de 5)
Cargando…

Administrador de Negocios



Compartir:

Comentar en Facebook

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.