Epifanía

Ocean Castillo Loría

Reyes Magos

Conforme a las consultas hechas para la elaboración de este artículo, en el calendario litúrgico, en este 2018, la epifanía, se celebrará el 7 de enero. La epifanía, como otras fiestas, es una “fiesta cristianizada”, es decir, es una fiesta pagana a la que se le ha dado sustento cristiano.

En Arabia y Egipto, se celebraba del 5 al 6 de enero, el nacimiento del dios Aion, esas gentes, creían que en ese dios, se manifestaba el renacer del sol, también el 6 de enero, se celebraba al dios Dionisio.

En Oriente, la epifanía quita las fiestas paganas, al celebrar la manifestación de Jesús, como hijo de Dios. Esta manifestación se da a los magos de Oriente. La fiesta pasó a Occidente, a mediados del siglo IV. Hacia el 600, el denominado “Evangelio de la infancia Armenia”, les pone nombres a los magos: Malecon (Posteriormente Melchor), Gaspar y Baltasar.

Reflexionemos el Evangelio, Mateo 2: 1 – 11. ¿De dónde podrían venir los magos de Oriente?: si asumimos este relato, más histórico que simbólico, podríamos decir que de Persia (Donde eran una clase religiosa), Babilonia o el sur de Arabia. Algunos especialistas dicen que en un momento determinado, la comunidad Judía en Babilonia o Persia, pudieron haber influido a los magos.

Estos magos o sabios (Llamados en griego “magoi”) de Oriente, estudiaban los astros, viendo en ellos signos del curso de la historia. Para algunos especialistas, estos magos, eran sacerdotes de Zoroastro

Nótese que en el versículo 4, dice que, ante la presencia de los magos, Herodes, consultaba a los sumos sacerdotes (Los encargados del buen funcionamiento del Templo) y escribas del pueblo. ¿Quiénes eran estos?: los también llamados doctores de la ley o legalistas. Los escribas, eran los encargados de interpretar las Escrituras, en especial la Ley de Moisés. Como puede verse, por sus funciones, los escribas, eran muy prestigiosos e influyentes. Es interesante, que mientras magos de otro país, reciben noticias del nacimiento del Mesías, los sumos sacerdotes y escribas judíos no conocen del asunto (Inclusive, parecen indiferentes). De aquí surge un punto clave: Dios es Dios de todos, no solo de los que se consideran herederos de su mensaje. Ahora bien, Dios se revela por distintos caminos para las personas de distintas culturas.

Por otro lado, desde una visión histórica, si Herodes consultó a estos estratos (Escribas y sumos sacerdotes), es posible que estos le reiterarán una visión nacionalista del Mesías, es decir, un gran militar, un liberador político.

Ahora bien, en el versículo 9, se habla de la famosa estrella que guía a los magos, muchos especialistas, se han esforzado por encontrar una explicación astronómica e histórica para ese astro (Por ejemplo, la conjunción de Júpiter y Saturno, otros agregan a Marte; se ubica este fenómeno entre el 7 y el 6 a.C. otros especialistas, hablan de la aparición de un cometa en el 5 a.C.)

Pero si se asume el relato, más simbólico que histórico, se pierde esa necesidad. Puede que hablar de la estrella, sea una alusión a Números 24: 17, donde se habla de “la estrella que sale de Jacob”, que algunos textos judíos antiguos, interpretaban como símbolo del Mesías. Inclusive, el texto apócrifo, llamado “Evangelio árabe de la infancia”, dice que la estrella, era un ángel. Conforme a algunos estudiosos, los magos comprendieron que la estrella era el ángel de un gran hombre.

Otros, que Mateo, inclusive se basa en otros relatos, por ejemplo, se decía que una estrella, había advertido al faraón egipcio, el nacimiento de Moisés, por eso el rey egipcio, manda a matar a los niños. La secta judía de Qumrán, también estudiaba los astros, para ver el destino, ellos habían elaborado hasta su propio horóscopo.

Desde la perspectiva eminentemente de la fe, se puede afirmar que Dios pudo haber creado una estrella especial, para anunciar la llegada de su hijo (¿Podría estar la naturaleza inconmovible al nacimiento del hijo de Dios?). Sin importar el origen de la estrella, lo cierto es que los magos viajaron mucho para encontrar al niño y lo hallaron.

En el versículo 10, dice que los magos vieron la reaparición de la estrella y se llenaron de “inmensa alegría”, esa alegría la debemos de tener nosotros, al entrar en la presencia amorosa de Dios. Lamentablemente, en mucha gente, no es así, esperamos que Dios venga a buscarnos, que se dé a conocer, que demuestre quién es y que nos dé regalos. Pero los sabios siguen buscando a Jesús, lo adoran, no por lo que él puede dar, sino, por quién es él, Dios hecho hombre.

En el versículo 11, se habla de los dones o regalos, que le dan los magos al niño, esos regalos, son propios de las riquezas y perfumes de Arabia. Refiramos un poco al incienso y la mirra: el primero es una materia gomosa, producida por algunos árboles en Arabia. El valioso polvo producido por esta sustancia, tiene un olor dulce y era utilizado en las ceremonias religiosas judías. En el caso de la mirra, es una goma de color rojo oscuro, de olor fuerte y sabor amargo. Se produce a partir de un arbusto que tiene su origen en Arabia y África. En los tiempos bíblicos, se molía hasta hacerla polvo, para producir caros ungüentos y perfumes.

Los Padres de la Iglesia, ven símbolos, de la vida de Cristo, en estos regalos:

• Cristo es rey (Oro)
• Cristo es Dios (Incienso)
• Cristo morirá (Mirra)

Al no ser los magos de Israel, reflejan el cumplimiento de las profecías mesiánicas sobre el homenaje de las naciones a Dios mismo (Números 24: 17; Isaías 49: 23; Isaías 60: 5 y siguientes; Salmo 72: 10 – 15). Jesús que es rechazado por los suyos, dará el Evangelio a los no judíos. Esta es la epifanía (Manifestación de Jesús); este rechazo y aceptación, se va a repetir en todo el Evangelio de Mateo. Creer en Jesús como Mesías no es fácil, la fe necesita acreditarse por el testimonio.

Herodes el Grande, era considerado por muchos ilegítimo (Él no era judío, era idumeo, pero el senado romano lo nombra rey de Judea en el año 40 a.C. y toma posesión del cargo, 3 años más tarde) se enfrenta a Jesús, descendiente de David, rey legítimo, Jesús resulta rival de Herodes, por lo que éste, debe eliminarlo (Él recibe la noticia con odio).

Una de las pruebas de la línea davídica de Jesús, es que éste nace en Belén, en el siglo I, Belén es identificada como cuna del Mesías. En una lectura exclusivamente política, resultaría que a Herodes no le convendría que una población altamente creyente (Los judíos), se unieran en torno de una figura religiosa (El Mesías); además, algunos especialistas sostienen que sus consejeros, le pudieron haber dicho a Herodes, que conforme a algunas profecías de Abdías, el linaje de Esaú, sería totalmente destruido. Esos especialistas, dicen que Herodes, era descendiente de Esaú.

¿Qué podemos aprender de la visita de los magos?:

• Ya lo hemos dicho, Dios habla a la humanidad, tomando en cuenta, sus diversas culturas, a los magos, les habló por medio de una estrella.
• La verdad debe buscarse con responsabilidad, los magos vinieron de muy lejos.
• La finalidad es la adoración a Dios: los magos, adoraron por medio de sus ofrendas.
• Los magos buscaron al niño Dios:

1. Con fe sincera.
2. Con gran responsabilidad y diligencia.
3. Mirando la estrella.
4. Deseaban ver al rey.
5. Tuvieron dificultades: lo buscaron por mucho tiempo y en un momento determinado, estuvieron desconcertados.

• ¿Cómo encontraron los magos al niño?:

1. Con fe como la de un niño (Lo procuraban con ansiedad)
2. Con gran humildad y honra.
3. Con gratitud práctica.


Relacionado:
Compartir:

Comentar en Facebook

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.