¿Colaboró don Pepe con la CIA?

Declaraciones de JOSÉ FIGUERES FERRER de mayo de 1975 reproducidas por la revista Vistazo de Guayaquil (Año XVIII, N.° 48)

José Figueres, político de un país pequeño, es una figura grande del continente. Por eso, y porque ha sido tres veces Presidente de la República de Costa Rica, cayeron como una bomba sus declaraciones, para la televisión mexicana, de que él había colaborado para la CIA. (Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos) y que también lo hacían otros presidentes latinoamericanos.

Las versiones de las agencias noticiosas fueron muy breves y en algunos casos contradictorias. Por esta razón, reproducimos textualmente, palabra por palabra, lo que dijo Pepe Figueres, respecto a la CIA, al famoso programa televisado de Jacobo Zabludoski en Televisa de México.

José Figueres y Luis Echeverría en otra entrevista para el programa de Jacobo Zabludoski. Es interesante observar la informalidad de los tres personajes que aparecen en mangas de camisa. Revista Vistazo (Año XVIII, N.° 48)

José Figueres y Luis Echeverría en otra entrevista para el programa de Jacobo Zabludoski. Es interesante observar la informalidad de los tres personajes que aparecen en mangas de camisa. Revista Vistazo (Año XVIII, N.° 48)

FIGUERES:- Yo le podría decir a usted una cadena de cosas bellas de la CIA. Yo trabajé para ellos.

PERIODISTA:- ¿Usted trabaja ahora para la CIA?

F.- Como no, si llevo 30 años en la política latinoamericana. ¿Con quién no he trabajado? Yo conozco mucho de la CIA por dentro y es cierto que ha habido abuso y todo lo que usted quiera, pero Estados Unidos y el mundo occidental no tienen con qué pagarle a la CIA la excelente labor de espionaje y contraespionaje que ha hecho desde que la fundó Allan Dulles y aun las asociaciones anteriores a la CIA fueron admirables centros de espionaje. Yo no sé qué es lo que prefiere la gente. Yo también prefiero que no haya guerra, pero si hay guerra tiene que haber soldados y si hay guerra debe haber espionaje y si hay guerra debe haber política internacional. Ahora ya se pasó Vesco de moda en los Estados Unidos, pero aquí nos seguimos tragando la píldora. Ahora es la CIA, pronto no serán ni Vesco ni la CIA. Vamos a ver qué inventan. ¿No ve que tienen que vender los periódicos? Tienen que hacer escándalo a alguien, ¿no ve que son periodistas frustrados que no han podido tomar parte activa en la política y entonces se dedican a no dejar trabajar a los que trabajan? Ese es todo el problema. El problema es que todas las sociedades de Occidente y no digo que otras sociedades no lo tengan también, pero la nuestra, nuestra democracia occidental, tiene todos estos grandes inconvenientes.

P.— ¿Y de la intervención dé la CIA en los países latinoamericanos (aquí no hay temor de guerra), es una grave intervención? ¿Qué opina usted?

F.— Yo no apruebo que quiten y pongan gobiernos, desde luego. Pero véalo usted desde el punto de vista de ellos, desde el punto de vista de la histeria anti rusa y anti comunista, que tal vez en esta era actual, se sintió allá, y ante esa histeria los organismos de inteligencia se dedicaron a penetrarnos a todos nosotros para ver qué hacia la otra potencia, a la cual tampoco estoy culpando de nada. Aquí lo que ha habido es Roma y Cartago para ver cuál destruye a cuál, durante 25 años, con el pretexto de las ideologías y qué podía hacer el gobierno de los Estados Unidos sino tener una buena red de inteligencia, de espionaje que a veces llega a la acción errónea y a la acción criminal si usted quiere. Pero ¿qué hay más criminal que la guerra? Son éticas inventadas, superficiales. La guerra tiene su moral. La política tiene su moral propia y si usted acepta todo eso, no puede rechazarlo en parte. Es como esto que hacen los Estados Unidos de enviar tropas y más tropas a Vietnam y después enjuician a un oficial porque ametralló a un pequeño lugar y mató algunas mujeres. Pues, señor, se acepta todo o no se acepta por partes. A mi que no me vengan con cuentos.

P.- ¿Cuál fue su actuación dentro de La CIA?

F.- Fueron 20 mil actuaciones. He estado simultáneamente colaborando con ellos en un plan que me satisfacía moralmente. Yo colaboré con la CIA en toda América Latina cuando estábamos tumbando a Trujillo. Pero yo no quise recurrir a lo que se llegó después, como fue el asesinato político. Mire usted, en la invasión de Bahía Cochinos, a Cuba, yo estuve metido dos años, tratando de evitarla. Yo venía de una trayectoria recta. De tumbar una dictadura tras otra. Yo fundé la Legión Caribe, una especie de ejército internacional para derrocar dictaduras, para luchar por la libertad y la democracia. Casi nadie lo ha agradecido en los Estados Unidos siendo ellos los adalides, supuestamente, de esa causa democrática nuestra.

P.- ¿Es común que los presidentes latinoamericanos colaboren con la CIA?

F.- Yo creo que sí. Es una realidad política tan grande como el Vaticano.

P.- ¿Usted aprueba esa colaboración?

F.— Ni apruebo ni repruebo esa colaboración. La política y la guerra no son reglamentos de un convento de monjas. Nací en un mundo salvaje. No sé si lo podré dejar un poquito menos salvaje, pero no me hago ninguna ilusión ni soy hombre de guantes blancos y creo que mucho de lo que se habla es pura hipocresía. Creo que la mayor parte de La gente que levanta estandartes de protesta contra cual y tal cosa es simplemente porque en ese momento no conviene a sus intereses.

Yo creo haber tenido un norte, un norte noble y he luchado por causas nobles.

(Repetimos, para dejarlo bien establecido, de esta entrevista sólo hemos reproducido las palabras del señor José Figueres relativas a la CIA).


Relacionado:
Compartir:

Una respuesta a ¿Colaboró don Pepe con la CIA?

  1. MARZHA NAVARRO 07-03-2012 en 5:40 pm

    GRAVE GRAVE GRAVE y los DERECHOS HUMANOS NO PRESCRIBEN – Como habría colaborado?

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.