En la Amazonía también vive gente

Desde La Mina 2.0
Mauricio Castro Salazar
mauricio.castro.salazar@gmail.com

Mauricio Castro

Con mucho dolor hemos visto las escenas de animales carbonizados. Hemos visto bosques en llamas. Hasta hemos sentido el olor a quemado a la orilla de ríos y quebradas y las hemos visto secas y contaminadas. ¡Que dolor!

Pero lo que más me duele es pensar en la gente que vive ahí desde siempre. Dicen que desde hace más de 11 mil años. La Amazonía no solo es bosque y biodiversidad, es gente. Hay más de 350 pueblos indígenas que viven ahí, muchos de los cuales no han tenido contacto con el mundo occidental.

Hace unos años un grupo de indígenas amazónicos nos explicaba sobre su concepto de hogar: por encima de las copas de los árboles y por debajo de las raíces, porque todo está interconectado. Por eso se oponen a la explotación petrolera. Por eso se oponen a que pasen rutas aéreas por encima. Todo es uno y uno es todo.
No hay diferencias entre los humanos, las aves, los árboles, los ríos, el suelo, el cielo, todo es parte de la unidad, si uno falla el otro se debilita. Por eso tienen que actuar juntos y protegerse juntos. Imposible de entender para los que vivimos en ciudades.

Decir que una ideología es la que destruye la Amazonía es desconocer la realidad. La izquierda ha promovido la explotación petrolera y los monocultivos. La derecha ha promovido la tala del bosque y la ganadería extensiva. Y ambas han promovido las represas.

No se trata de temas ideológicos. Se trata de irrespeto a los convenios internacionales existentes, pero sobre todo se trata de irrespeto a la gente que vive ahí desde siempre. Firman y ratifican convenios de reconocimiento de derechos y los engavetan.

No hay discusión, lo importante hoy por hoy es controlar el fuego. Vergüenza le debería dar al G7 ofrecer 20 millones para detener los incendios. Para la magnitud del incendio que por lo leído es más grande que Costa Rica (solo en Bolivia es casi la mitad de la cobertura forestal de Costa Rica), 20 millones es simplemente nada. Nada de nada.

¿De verdad quieren proteger la Amazonía los del G7 y los gobiernos de países amazónicos?

Empiecen por reconocer los derechos de la gente que vive ahí. Reconocer sus costumbres y sus tradiciones. Reconocer que la gente que vive ahí lo hace en armonía con la naturaleza y que no tienen forma de entender el por qué quieren explotar el subsuelo, el suelo y el cielo que son parte de su hogar.

Nada de imponer religiones, nada de imponer sistemas educativos. Nada de imponer sistemas de gobierno. Simplemente dejar vivir a la gente como ellos decidan. Cumplan lo que dicen los convenios internacionales. Si quieren imponer algo, entonces prohíban a las empresas de sus países a hacer inversiones en la Amazonía: no más exploración petrolera, no más explotación minera, no más monocultivos, no más extracción maderera, no más represas. Nada de meter las manos en la Amazonía. Es fácil detener los incendios, ¿verdad?

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.