Empresas del Estado en tiempos neoliberales (I)

COMPARTIR:

Bazar digital

Carlos Revilla M.
crevilla@cambiopolitico.com

Ya hace algunas semanas tengo un tema pendiente, que por múltiples razones hasta ahora tengo el tiempo de tocar. Para mi es un tema muy sensible, pues tiene que ver con las empresas del Estado, especialmente aquellas que son llamadas comerciales, como los bancos, y más recientemente el INS y el ICE en su área de telecomunicaciones. Caso aparte es el CNP con la FNL (Fábrica Nacional de Licores) de la que hablaré también un poco.

Tengo algunas ideas sobre el papel de una empresa comercial del Estado en apertura y su nuevo papel desde la óptica Socialdemócrata (SD), si es que lo tienen, eso lo veremos. Adelanto que lo veo muy sombrío, casi que no creo que sean de mucho beneficio a la colectividad, aclaro, desde un punto de vista SD.

Por razones de metodología voy a analizar uno por uno los cuatro casos que ya enumeré: Bancos del Estado, ICE, INS, y CNP (con la FNL).

Creo que antes de entrar en materia debo hacer una aclaración: no soy economista, ni nada que se le parezca, ni pretendo serlo. Muchas de las opinione que daré están basadas en un conocimiento empírico de la economía, así que podría equivocarme.

Banca comercial del Estado

La idea principal de la nacionalización bancaria fue utilizar el ahorro nacional y encauzarlo para el desarrollo. El Estado por medio del Banco Central ponía topes de cartera para privilegiar diferentes actividades de acuerdo al programa nacional de desarrollo del momento.

Esto funcionaba porque los bancos eran del Estado, por lo menos los de primer piso, es decir los que manejaban depósitos del público (a la vista o a plazos), porque hay que reconocer que la banca privada nunca dejó de existir (la que llaman de segundo piso), prueba de ello fue en aquellas épocas el Banco Lyon, que quedaba al costado este del Banco Central.

En términos generales los cuatro bancos del Estado (Nacional, Costa Rica, Anglo y Bancrédito) funcionaban como una banca de desarrollo y los recursos nacionales (nuestros depósitos) se utilizaban para esto. Un caso especial es el Banco Popular, que es una banca pública, diferente a los otros.

De paso con la nacionalizacíón bancaria se desmanteló una oligarquía bancaria, y sus integrantes tuvieron que dedicarse a otra cosa. Resultado de esto en la fundación. por ejemplo de la Florida Ice & Farm (Cervecería Costa Rica), pero bueno, como se dice esto es otro cuento…

Quiero decir que el negocio bancario es un gran negocio, es más, es uno de los mejores. Como dueño, sin necesidad de poner mi plata, uso la de los demás (depósitos) y por el efecto multiplicador del dinero, coloco la plata y obtengo grandes ganancias.

Y si por casualidad algo sale mal, el Estado termina ayudándome, lo que se conoce como socializar las pérdidas y privatizar las ganancias.

La apertura de la banca se dio de forma gradual, primero bajando el tiempo de los depósitos a plazo, hasta llegar a la apertura total en el gobierno de José María Figures (1994-1998), con la posibilidad de captar a la vista (cuentas corrientes y de ahorro),

Entonces de un entorno solidario, el dinero de mis depósitos se usaba para dar préstamos a bajo interés a los sectores productivos (incluida la agricultura), pasamos a una apertura total donde la finalidad es el lucro y la maximización de utilidades. Están en competencia y no se puede ni pestañear con la banca privada.

Ahora el mercado manda, esto se ve muy claro en la Tasa Básica Pasiva (TBP), que antes de la apertura no existía, o era un instrumento muy diferente que no dependía de los vaivenes del mercado. Todas las decisiones son dictadas por la competitividad y tomadas en el altar del dios mercado. La excusa de la competitividad fue la que usaron los gerentes de los bancos comerciales del Estado cuando hace pocos días el gobierno los interpeló por lo alto que está la TBP.

Al final lo único que queda en la banca del Estado son las utilidades, que en un buen porcentaje se van para los empleados y otros, como Infocoop que se lleva otra buena tajada. Tan comercial se volvio la banca, que hubo que crear una banca para el desarrollo aparte, que por cierto después de varios años todavía no despega, y está a la espera de cambios en su ley constitutiva para quitarle un montónn de trabas, pero mientras tanto nada de nada…

Solo como consuelo está que las ganancias se quedan en Costa Rica y no se van al extranjero; algo que si sucede con la mayoría de los bancos privados.

En la segunda parte hablaré de las otras instituciones.

EVALUE ESTA COLUMNA
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (5 votos, promedio: 4,80 de 5)
Cargando…

COMPARTIR:

Revise también

Grandes diferencias

…¿Y usted qué opina? Fernando Berrocal En estos días, en que la crisis se manifiesta …

Un comentario

  1. José Rafael Calvo Fajardo

    El único banco de desarrollo que existe es el Grameen, que presta a la gente muy pobre en Bangladesh y otros 100 países, incluidos los EEUU. Aquí en Costa Rica se habla de poner un banco de desarrollo desde hace 40 años, y se han hecho varias leyes que lo establecen, pero como todavía no hay todavía ninguno, uno puede concluir que no lo tendremos, es una broma. Para no bajar las tasas de interés se alega la necesidad de competir, y es verdad que esa es la tónica. Y en un país donde la quinta parte de la población vive en la miseria, tenemos al mayor banco estatal con un gerente que gana como 35 millones por mes. En el periódico de hoy decía que los empleados bancarios son los que ganan salarios mas altos, igual que en Bangladesh, exceptuando al Grameen, y que un gerente se gana allí 8 veces lo que gana un empleado corriente, lo que el periódico justifica por la mayor responsabilidad. Es bueno recordar que los gerentes del Grameen tienen prohibida la ostentación, y que viajan en bicicleta; el vehículo que don Oscar encontraba tan abominable en el discurso que ahora está tratando de adornar, donde prometía cambiarla por un BMW si el TLC se aprobaba.

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!