El mundial visto desde Suiza

Suiza No.36

Mauricio Castro Salazar
mauricio.castro.salazar@gmail.com

Mauricio Castro

En realidad, pero en realidad no le presto demasiada atención al futbol. Cuando estaba güila y crecía libremente en Liberia entre poza y poza, apeando mangos, jocotes y recogiendo nancites, jugando bola en el “play”; recuerdo la emoción que tenía cuando la sele se iba a enfrenar a Honduras para clasificar a México 70, casi teníamos un pie adentro…ganábamos 3 a 0 y nos empataron. Fue El Salvador a México.

“Castrosalazar: mae estás hablando de hace 52 años, mae, demasiadísimo tiempo, ya nadie ni se acuerda de eso mae, que bárbaro, vas a salir con el mismo cuento de siempre, que desde ahí no te interesa el futbol…que mae tan agüevado”—se burlaron desde mis adentros

En esa época iba con la Liga, tenía una camisa con el número de Errol Daniels y a veces soñaba con que era Roberto Tyrrel o Alfonso Estupiñan y a veces Palomino Calvo…pero a partir que Honduras nos empató nunca más…Pero cuando nacieron mis güilas de tanto en tanto le pongo atención y lo hice también cuando Evaristo fue mi compañero de Consejo Universitario.

En Suiza el Mundial se vive de una forma distinta, hoy por hoy a los que les veo más emoción es a la enorme cantidad de portugueses que viven aquí, que después de cada gane salen y tocan las pitoretas de sus carros que los llevan llenos de banderas. Pero no crean que van montones, uno que otro. Pero en el silencio sepulcral de las noches, a las 10 pm oir pitos sonar…se notan.

Curiosamente sentí más emoción en lo suizos durante la Eurocopa, ni se diga el día que le ganaron a Francia 1 a 0, hasta bombetas tiraron, habían banderas y manteados con la bandera suiza que cubrían algunas calles del centro histórico, hoy no hay nada de eso, quizás ahora hace frío y la copa europea era en verano. “El frío enfría”—dicen por ahí.

“Castrosalazar: que mae tan agüevado que sos, que pereza, pero aligere el cuento, porque vas muy cansón”—me exigieron.

Ok. Okay. Me preparé a conciencia para el juego contra España. Un rato antes había venido la gente de la “Ville de Lausanne” a hacer una inspección rutinaria del apartamento, y un par de los inspectores me comentaron del juego y me dijeron, seguro para darme ánimo o quizás entendí mal—que Costa Rica ganaría.

“Castrosalazar: o sea esos maes de pitonisos nada, pero de nada…”—me dijeron con tono de burla.

Y otra gente que conocía me envió mensajes para la victoria. Yo me preparé…aunque después noté que no me había puesto la peluca, pero ni modo…

Suiza 36

“Castrosalazar: ¡qué rídiculo!. Por dicha que no le ponés demasiada atención al fútbol, si le pusieras no me puedo imaginar como andarías”—se burlaron.

Sabemos el resultado y cómo ha seguido la marcha de la sele en el Mundial. Sé que un día se gana y otro se pierde, sé que “los muchachos” se ponen las pilas y dan todo lo que tienen…pero horas antes del inicio del partido contra España, la TVE pasó un comentario de nuestro capitán y dijo algo así: ”…el fútbol de Costa Rica es muy parecido al de España, solo que estamos en un nivel inferior…” ¡puta!—me dije, con ese análisis no vamos para ningún lado, “vamos a entrar perdiendo”—me convencí.

Pasada la página y pensando en un día a la vez, espero el partido contra Alemania. Y espero también que Argentina, Brasil, Senegal, Marruecos y Suiza sigan pa’rriba.

Revise también

Carlos Revilla

La médium costarricense Ofelia Corrales

Bazar digital Carlos Revilla Maroto En esta oportunidad voy a escribir sobre algo muy interesante …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.