Cuentos para crecer: Una familia muy normal

COMPARTIR:

Una familia muy normal

Una familia muy normal

Niñas y niños tienen derecho a una familia que les quiera y les oriente, y a no ser separados de ella si no es por su bienestar.

En mi casa todos los días suena el despertador a las siete de la mañana. “Comutú”, el perro, es el encargado de ponernos a todos en pie. Se sube a las camas y nos pone el hocico en las orejas.

—Ya, Comutú, ya me levanto.

El segundo a entrar en acción es mi padre.

Recoge el periódico en la puerta, pone a hervir el agua para el café y prepara zumo de naranja para todos.

Cada uno arregla su cama, recoge la ropa sucia y ordena su cuarto.

—Héctor, no olvides dejar tu ropa sucia en la cesta.

Una familia muy normal

Mi madre nos avisa cuando el desayuno está servido y entre todos recogemos la mesa cuando terminamos.

Mi hermano y yo somos los encargados de fregar después de las comidas, un día friega él, y otro día yo.

Una familia muy normal

—¿De quién son estos zapatos que he encontrado en la sala? Si cuento tres y no aparece el dueño, los encerraré en el baúl.

Cuando se nombra el baúl, todos salimos a revisar si el desorden es nuestro. La única manera de sacar las cosas del baúl es pagando una multa. Mi padre dice que es fórmula infalible para mantener la casa en orden.

—Las verduras están en la nevera y el arroz en el horno. Calentar y listo. Nos vemos por la noche —no los dicen cuando salen.

Unos días mi madre hace la comida y mi padre los desayunos. Se van tornando. Los dos cocinan muy bien.

Los fines de semana, entre todos ordenamos la ropa y nos vamos de paseo.

Hace unos días, Sandra, la vecina de enfrente, estuvo en casa y se quedó muy sorprendida. Ella dice que su madre es la que se encarga de todo en su casa que ni ella ni sus hermanos, y menos aún su padre, muevan un dedo para colaborar.

Una familia muy normal

—¡Mi madre no se lo va a creer!… Ella cocina, organiza la ropa, los cuartos…, todo.

Más sorprendidos quedamos nosotros al escuchar eso. ¡Yo que pensaba que éramos una familia muy normal!

Gladys Herrera Patiño
Una Familia Muy Normal
s.l. , Desclée edex, 2005

El Proyecto CUENTOS PARA CRECER consiste en la publicación de relatos destinados en especial a niños y adolescentes, así como a todos los que encuentran placer en la lectura.

Debido al tipo de historias ofrecidas, este proyecto permite reflexionar sobre una serie de valores considerados esenciales para el desarrollo del carácter, como la tolerancia, la solidaridad, el espíritu de diálogo y la honradez, proporcionando además un valioso instrumento de aprendizaje.

cuentosn@cuentosparacrecer.com


COMPARTIR:

Revise también

Efemérides

Efemérides 10 de julio 2020

Recopilación Enrique Tovar ACADEMIA DE GEOGRAFÍA E HISTORIA… 80 AÑOS 10 de julio de 1940, …

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!