Bicentenario de la República

Aida Faingezicht

Aida Faingezicht

El 8 de mayo del 2018, Carlos Alvarado inauguró su administración con grandes y pretenciosos títulos, entre los que destacaban “ Gobierno de Unidad Nacional” y Gobierno del Bicentenario”.

En el primero arrejuntó políticos de diversos partidos e ideologías que le habían ayudado a conseguir el triunfo, entre ellos entregó el manejo económico a liberales antagónicos con los postulados PAC, y se lanzó al sueño idílico de llegar al bicentenario con una Costa Rica renovada y grande.

De las andanzas liberales no nos queda mas que un frondoso paquete de impuestos y un endeudamiento inmanejable, mientras sus protagonistas ya todos se han o los han ido.

Del segundo propósito, la gran agenda que iban a realizar para celebrar el bicentenario, el escenario luce tan vacío que, sabe a derrota y a hiel, como dice la canción de Ana Belén .

Los 200 años de la independencia patria nos encuentran empobrecidos, desempleados, con una administración donde brota la corrupción por doquier pero el presidente ya no tiene fuerza ni olfato, no se entera de nada o encubre todo.

Quizás por eso tampoco nos importe que la celebración se haga el lunes 13 de setiembre, en vez del 15, para que ésta sea una oportunidad de vacacionar en lugar de celebrar y educar valores cívicos. Total un día menos de lecciones después de cientos perdidos, no afectan a nadie.

Estamos en pandemia sí, desde hace año y medio. El sector público se fue a la casa con tele-trabajo, mucha tele con poco trabajo, y las instituciones medulares del progreso nacional, el ICE y AYA se desestructuraron, se paralizaron, dejándonos en un limbo y un retroceso de 50 años.

¿Y el sector educación y cultura? Ahí hay pandemia, grave e inaceptable.

El MCJ no existe, el sector cultura clama y reclama , pero no hay quien les escuche. Con lo mucho que en período de pandemia pudieran haber hecho: siendo parte de programas de educación a distancia , entretenimiento callejero , la formación artística de la juventud, la lectura , presentaciones o cuenta cuentos en los barrios , en los canales estatales, pero fue NADA, Silencio, ausencia, ni siquiera son los responsables de la gran fiesta nacional del bicentenario. El acto oficial está a cargo de la Municipalidad de San José,… ¿quién lo entiende?… ¿Y las otras provincias?

En períodos de crisis como el actual los responsables de la cultura deberían ser, junto con los maestros, los enfermeros de la salud mental y educacional, habían infinidad de recursos para hacerlo: los parques, las frecuencias de radio y TV nacionales, las aulas con grupos de 10 estudiantes por turno, las plazas de los barrios, ahí debieron estar los instrumentos musicales, los bailarines, los actores dando clases, dando espectáculos, repartiendo y leyendo libros, generando un gran hospital del conocimiento, pero a sus soldados los olvidaron y los guardaron.

En el campo de la educación la factura es grave. Ya las autoridades han reconocido el rezago sufrido por estudiantes de centros públicos, que no tenían conectividad y representan el 60% del estudiantado nacional , la perdida de lecciones entre la huelga intermitente del 2019 que les privó de casi 6 meses lectivos, y la pandemia que cerró aulas por año y medio , va a requerir 11 años para recuperarse, es un dato escalofriante, sin tomar en cuenta la deserción estudiantil que causó la parálisis lectiva.

Costa Rica llega al Bicentenario rezagada en educación, salud, economía. La administración Alvarado llega a su fin desteñida, rala en aportes para celebrar el Bicentenario. Pero a pesar de todo, con sus defectos y virtudes, ¡afortunados somos de ser hijos de ésta patria bendita¡

Comentario en radio UCR


Revise también

Mauricio Castro

El désalpe

Volví a Suiza No. 22 Mauricio Castro Salazar mauricio.castro.salazar@gmail.com Y bajaron las vacas de la …

Comentar en Cambio Político

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.