Assange, Wikileaks, OEA

Lina Barrantes Castegnaro

Lina Barrantes Castegnaro

En estos días, luego de que el Gobierno del Ecuador otorgase asilo diplomático a Assange, se han publicado varios artículos que rigurosamente se refieren al derecho de asilo como instituto del derecho internacional público. Particularmente el de Luis Varela es claro, conciso y escrito en sencillo, como para que cualquier persona entienda de que se trata.

No será mi pretensión por lo tanto, escribir sobre lo que ya está dicho y muy bien dicho por especialistas en la materia. Me referiré a este tema más bien desde un punto de vista político.

Assange, por medio de su invención, Wikileaks, reveló todos los “secretos de familia” del país que controla al mundo. Controla el mundo pero no pudo controlar la filtración de lo que sus diplomáticos y espías, repartidos por este informaban.

Como era de esperarse, el sistema hasta ese momento blindado que tenían los Estados Unidos, se volvió loco. Rápidamente encontraron un culpable: un soldado norteamericano llamado Bradley Manning, que se encuentra recluido en la misma cárcel hace mas de 800 días, sin ir a juicio, en la que purgaron penas Al Capone y algunos otros mafiosos reconocidos. Se le acusa de unos 20 cargos. Imagino que arriesga ser condenado a muerte, pena normal en el país que no reconoce casi ninguna Convención de Derechos Humanos, ni la Corte Penal Internacional. Ese país todavía no acepta el precepto de que la vida humana es inviolable.

El caso es que Assange creó Wikileaks en 2006, y publicó las primeras filtraciones de los Estados Unidos en 2010, casualmente en el mismo mes en que dos pasantes de wikileaks interponen en Suecia una denuncia contra Assange por el delito de violación.

Ante las filtraciones, los Estados Unidos se estremecieron, y procedieron: no solo con la detención de Manning, sino con lo que suelen hacer con mayor facilidad: empezaron a congelar cuentas bancarias, sistemas de pago y todo lo demás, con el objetivo de ahogar económicamente el proyecto Wikileaks. Suecia es el país de Europa que tiene más denuncias por violación, ya que su ley establece un concepto de violación que va más allá de lo universalmente aceptado. No se trata de sexo no consensual, sino que se trata de sexo con o sin protección. El caso es que en los dos años que han transcurrido Suecia en un secretismo extraño, no ha dicho cuales son los cargos que se le achacan.

Su abogado es el reconocido luchador por los derechos humanos Baltasar Garzón, quien se encuentra inhabilitado en su país como Juez de la Audiencia Nacional – por haber tratado de esclarecer crímenes del franquismo – y quien conoce bien el sistema judicial ingles, país donde se encuentra Assange, pues fue justamente Inglaterra, donde por comisión de delitos en contra de la humanidad, el mismo Garzón, años atrás interpone acciones judiciales contra Pinochet. En ese entonces, el gobierno británico, agradecido con el asesino, lo libera y le permite regresar a su país.

Assange se manifiesta de acuerdo en enfrentar el juicio por violación, pero nadie ha dado garantías de que en caso de entregarse a la justicia sueca, no sea entregado a los Estados Unidos, para ser procesado por Wikileaks. De ser así, definitivamente sería condenado a muerte. Se refugia entonces en la Embajada de Ecuador, y Ecuador inicia una serie de negociaciones para tratar de obtener esa garantía de parte de Suecia. El gobierno británico amenaza entonces con irrumpir en la Embajada Ecuatoriana, capturar a Assange y extraditarlo a Suecia. Eso precipita el otorgamiento de Asilo de parte del gobierno ecuatoriano. Gran Bretaña anuncia que no dará el salvoconducto que le permitiría a Assange salir de la Embajada para viajar a Ecuador. Todo parece indicar que Assange tendrá que ser huésped del gobierno del Ecuador por muchos años, en su Embajada en Londres.

Aunque las filtraciones puedan seguir con o sin Assange, su liderazgo, como muchos otros, le es incomodo a los Estados Unidos. Como bien dice Michael Moore: el arma de la verdad es una arma contundente en contra de las decisiones políticas de los Estados Unidos. El mundo no es el mismo antes que después de wikileaks. ¿Nos hubiera podido llevar Bush a una guerra basándose en mentiras, si hubiesen existido esas filtraciones?

El viernes de la semana pasada, Ecuador convoca a una reunión de cancilleres (asisten 12). La declaración del gobierno costarricense, en estricto apego a la voluntad expresada por los Estados Unidos y su aliado Gran Bretaña, es lamentable: no solo no respalda la institución del derecho de asilo, sino que ni siquiera la menciona. Es una declaración timorata, que no se permite ni siquiera llamar por su nombre, agresión, a la amenaza del gobierno británico de violar la Convención de Viena ingresando por la fuerza a la Embajada de Ecuador en Londres. Insta a Ecuador e Inglaterra a seguir dialogando.

Monólogos con Pele*

EVALÚA ESTA COLUMNA
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, promedio: 4,83 de 5)
Loading ... Loading ...

* Pele fue mi perro, un beagle. Durante 10 años, escuchó pacientemente las reflexiones que de vez en cuando decidí poner en blanco y negro. Por su complicidad, decidí poner este nombre a la columna. El 22 de junio de este año, le fue diagnosticado un tumor en el cerebro. De nuevo en agradecimiento a su lealtad, decidí darle una muerte digna y regalarle la eutanasia.

Comentar en Facebook

comentarios

Una respuesta a Assange, Wikileaks, OEA

  1. yayo vicente 28-08-2012 en 9:42 am

    La Costa Rica del Gobierno de Laura Chinchilla es coherente y consistente. Es más, esa posición en la OEA era anticipable.

    En la acera del frente, tenemos un bloque de países claramente apuntados alrededor de algunos conceptos. El Grupo ALBA, es una realidad que evita a sus miembros otra estrategia de aislamiento. Una simbiosis diplómatica que se adelanta a los juegos que se practicaron en el pasado.

    Con ese tipo de posiciones mojigatas y serviles, el país dejó de ambicionar un liderazgo en el grupo de países que no pertenecen al ALBA. Volvimos, una vez más, a la política internacional gris, de poca monta y de baja autoestima.

    Responder

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.