Un día como hoy 17 de abril 2024

Recopilación Carlos Revilla

El 17 de abril es el 108.º (centésimo octavo) día del año. Quedan 259 días para finalizar el año.

Para saber hablar es preciso saber escuchar.

Plutarco (50-125) Escritor griego.

DÍA INTERNACONAL DEL PRESO POLÍTICO
DÍA MUNDIAL DE LA HEMOFILIA
DÍA MUNDIAL DE LA LUCHA CAMPESINA
DÍA DE APRECIACIÓN DE LOS MURCIÉLAGOS
DÍA MUNDIAL DEL MALBEC
Variedad de uva con la que se elaboran vinos tintos.

Costa Ricaa

ABOLICIÓN ESCLAVITUD

1824 – El Congreso Federal de Centroamérica declara la abolición de la esclavitud.

CONDECORACIÓN

1858 – El Congreso hondureño condecora a José María Cañas y a José Joaquín Mora por sus actuaciones en la guerra contra los filibusteros.

CLORITO PICADO

1887 – Nace en San Marcos de Jinotepe, Nicaragua, Clorito Picado Twight; uno de los científicos más grandes de Costa Rica. Entre sus innumerables estudios se destaca el de la penicilina, por lo cual se le considera uno de los precusores de su descubrimiento.

Clodomiro Picado Twight

ORO

1899 – Se emite decreto que ordena la circulación del oro.

AVIONES SOMOZA

1948 – Aviones militares del dictador Anastasio Somoza García aterrizan en Ciudad Quesada con tropas.

Globo

BENJAMÍN FRANKLIN

1790 – Murió Benjamin Franklin, político, científico e inventor estadounidense. Había nacido en 1706.

JORGE ISAACS

1895 – Murió Jorge Isaacs, escritor colombiano, autor de la célebre novela romántica “María”. Había nacido en 1837.

BAHÍA COCHINOS

1961 – Se produjo el gran fracaso de invasión de las fuerzas anticastristas conocido como el desembarco de Bahía Cochinos, lugar de Cuba desde donde pretendieron provocar un alzamiento general contra la dictadura de Fidel Castro. Entre 1 200 y 1 500 invasores contaron con el apoyo de la Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos, aunque no de su presidente, John F. Kennedy. La acción solo sirvió para fortalecer al régimen de Castro.

DUBCEK

1969 – El Partido Comunista de Checoslovaquia releva a Alexander Dubček, llegando a su fin la llamada primavera de Praga.

CAMBOYA

1975 Los Jemeres Rojos toman el poder al capturar la capital Phnom Penh y derrocar al general Lon Nol, que rige dictatorialmente el país desde 1970. Concluye de este modo la guerra civil pero comienza una era totalitaria de horrores conocida como el «genocidio camboyano» en el que serán exterminadas entre dos y tres millones de personas.

JEAN BERNARD

2006 – Jean Bernard, hematólogo y cancerólogo francés, reconocido internacionalmente por sus trabajos para combatir la leucemia, falleció en París a los 98 años de edad. Había nacido el 26 de mayo de 1907. Por sus sobresalientes logros en el campo de la medicina, recibió premios de diversos países.

EXOPLANETA

2014 – El telescopio espacial Kepler de la NASA confirma el descubrimiento del primer planeta del tamaño de la Tierra en la zona habitable de otra estrella.

ALAN GARCÍA

2019 – En Lima (Perú), Alan García Pérez, dos veces presidente, se dispara un tiro en la cabeza, cuando la Policía iba a arrestarlo por el caso Odebrecht.

Trivia

El nombre original de Toronto era York, pero ya tenía otro nombre mucho antes. Los ojibway del sur de Ontario llamaban a la zona cercana a las orillas del lago Ontario «el lugar de encuentro». Su palabra: Toronto.

o

Yucatán, como la península, viene del maya «u» + «u» + «uthaan», que significa «escucha cómo hablan», y es lo que dijeron los mayas cuando oyeron por primera vez a los españoles.

o

La policía de Radnor (Pensilvania, EE.UU.) interrogó a un sospechoso colocándole un colador metálico en la cabeza y conectándolo con cables a una fotocopiadora. En la fotocopiadora se colocó el mensaje: «Está mintiendo», y la policía pulsó el botón de copia cada vez que pensaba que el sospechoso no decía la verdad. Creyendo que el «detector de mentiras» funcionaba, el sospechoso confesó.

Días malos en la historia

17 DE ABRIL DE 1961

¿El Álamo? Olvídalo

El mismo día en que el presidente John F. Kennedy lanzaba la desastrosa invasión de la Bahía de Cochinos en Cuba, John «Duke» Wayne se enfrentaba a su propio fiasco. Su épica película El Álamo -un proyecto para el que había volcado su corazón y su alma, junto con la mayor parte de su patrimonio personal, como productor, director y protagonista- fracasó en todas las categorías de los Oscar para las que había sido nominada, siete en total, excepto en sonido. «Hijo de puta», se lamentó Wayne a un amigo mientras tomábamos unas copas aquella noche lúgubre. «Después de tanto trabajo pensé que ganaríamos algo».

Duke tenía su propia teoría de por qué su obra de amor, un tanto hinchada y sermoneadora, pero innegablemente sincera, había sido tan criticada y prácticamente rechazada en la ceremonia de los premios de la Academia del 17 de abril de 1961. «A los críticos de izquierdas de la costa este todavía les caía mal y no les gustaba que dijera que la libertad frente a la dictadura se compraba con sangre», explicó a su biógrafo Michael Munn. «No les gustaba que utilizara El Álamo como metáfora de Estados Unidos y, aunque quería mostrar a los mexicanos con dignidad, era una advertencia contra todo lo que robara nuestra libertad y, sí, eso incluía el comunismo. Eso no les gustó. Criticaron mi política, no mi película».

En efecto, la crítica había sido despiadada cuando se estrenó El Álamo en otoño de 1960. Newsweek la calificó de «la película de serie B más fastuosa jamás realizada… B de banal», mientras que The New Yorker dijo que Wayne había «convertido un espléndido capítulo de nuestra historia en un fárrago sentimental y absurdo … . Nada en El Álamo es serio… nada en ella es cierto. El Álamo es un modelo de distorsión y vulgarización». Pero hubo algo más, aparte de los discutibles méritos de la película, que muchos historiadores del cine creen que contribuyó al rechazo final de El Álamo por parte de la Academia: una campaña de votos que resultó ser una de las más exageradas de la historia de los Oscar.

Para vender El Álamo a la Academia, Wayne contrató a Russell Birdwell, cuya campaña publicitaria anterior más notable había sido convertir los pechos de Jane Russell en el centro de la película de Howard Hughes The Outlaw. Ahora era puro patriotismo lo que Birdwell estaba promocionando, agresivamente, tanto al público como a la academia. Esencialmente, era deber de todo estadounidense ver El Alamo, y responsabilidad de todo miembro de la academia votar por ella -la democracia dependía de ello. «¿Qué dirá Oscar al mundo este año?», rezaba una pancarta sobre una imagen del maltrecho Álamo. Otro anuncio decía: «Depende de Oscar». El propio Duke fue citado en la campaña de Birdwell:

«Son tiempos peligrosos. Los ojos del mundo están puestos en nosotros. Debemos vender América a los países amenazados por la dominación comunista. Nuestra imagen también es importante para los estadounidenses que aprecien la lucha que nuestros antepasados hicieron por la preciada libertad de la que ahora disfrutamos.»

Toda este pastel de manzana forzada resultó ser demasiado para Dick Williams, columnista de Los Angeles Mírror, que se opuso al manifiesto desafío patriótico de la campaña y a la insinuación de que el «americanismo» de uno puede ser sospechoso si no vota por El Álamo. Esto es tremendamente injusto. Obviamente, uno puede ser el más ardiente de los patriotas estadounidenses y seguir pensando que El Álamo es una película mediocre.

Sin embargo, la campaña de Birdwell fue sutil comparada con la que lanzó Chill Wills, que interpretó a Beekeeper en El Álamo, después de ser nominado al Oscar como mejor actor de reparto. En una publicación de la industria cinematográfica, el publicista de Wills sacó un anuncio en el que aparecían todos los miembros de la academia. «Ganéis, perdáis o empatéis», decía el texto, «seguís siendo mis primos y os quiero a todos». (Groucho Marx respondió irónicamente en otro anuncio en Variety: «Querido Sr. Chill Wills, estoy encantado de ser su primo, pero voy a votar por [el competidor de Wills] Sal Mineo»).

Otro anuncio mostraba una foto del reparto de El Álamo en el plató, con un gran recuadro de Chill. En el pie del anuncio, que algunos, sobre todo en Texas, encontraron monstruosamente ofensivo, se leía: Nosotros, los del reparto de El Álamo, rezamos con más ahínco que los tejanos de verdad rezaron por sus vidas en El Álamo para que Chill Wills gane el Oscar al mejor actor de reparto: la actuación del primo Chill fue genial». Tus primos del Álamo».

Tan intensa fue la reacción al engreído (y sacrílego) anuncio que John Wayne se vio obligado a emitir una respuesta: «Deseo declarar que el anuncio de Chill Wills… es una afirmación falsa y censurable. Nadie en la organización Batjac [la productora de Wayne] ni en la oficina de Russell Birdwell ha participado en su publicidad en el periódico comercial. Me abstengo de usar un lenguaje más fuerte porque estoy seguro de que mis intenciones no eran tan malas como mi gusto. John Wayne».

A pesar del intento de Duke de controlar los daños, Oscar seguía frunciendo el ceño. Y por eso, Wayne seguía amargado. «Hubo muchos empujones por los Oscar, le dijo a Michael Munn. «Siempre los ha habido y siempre los habrá. Pero la única película que recibe críticas por su campaña para los Oscar es El Álamo. ¿Por qué? ¿Y qué película ganó el Oscar a la mejor película ese año? El Apartamento. Una comedia sobre lo divertido que es dejar que tu jefe use tu apartamento para cometer adulterio. El Álamo trataba sobre el valor, la justicia y la libertad. ¿Uvas agrias? Ya lo creo».

Tomado del libro «Bad Days in History»

Revise también

Efemérides

Un día como hoy 17 de mayo 2024

Recopilación Carlos Revilla El 17 de mayo es el 138º (centésimo trigésimo octavo) día del …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.