Plaza del Hospital: Parque de la Merced

Bazar digital

Carlos Revilla M.

Carlos Revilla

Este parque es uno de esos casos en que todos lo conocemos con un nombre, pero que en realidad oficialmente lleva otro. En este caso es el Parque Braulio Carrillo, en honor del gran gobernante, que tuvimos en el siglo XIX, benemérito y arquitecto del Estado costarricense, pero que nadie lo llama así; pero todos lo conocemos como el parque de La Merced.

Este espacio público es realmente muy concurrido, me atrevería a decir que es el más concurrido del centro de San José. Es utilizado no solo por la gente que va de paso, también por los que lo tienen como lugar para hacer negocios, especialmente gente de nacionalidad nicaragüense. De hecho ya hasta bromas se hacen, como por ejemplo cuando el conflicto de Calero en la frontera norte, se decía que en represalia el gobierno tico iba a expropiar el parque, para recuperar ese territorio que estaba en manos nicas. También, y en una nota negativa, se usa para negocios ilícitos, como venta de drogas y medicinas reguladas, no siempre en buen estado.

La última remodelación se inauguró en abril de 1993, durante la administración de Calderón Fournier, dejó el parque de una forma muy simétrica, quizás demasiado. Esta simetría, hace que se pueda atravesar diagonalmente en forma de x en las esquinas y en forma de + en los centros. Esa es una de las razones que sea tan utilizado como lugar de paso, además por supuesto de las paradas de buses en el costado norte, el que da a la avenida segunda.

El costado sur ahora son los últimos 100 mt del bulevar de la Unión Europea, o avenida 4 como le dice la gente, que de hecho amplía un poco el área del parque hacia el sur.

Al contrario de la mayoría de los otros parques, en el área central no hay una fuente, quiosco, o monumento. Lo que hicieron al centro es algo muy curioso, colocaron una de las famosas esferas precolombinas en una especie de pedestal, que de hecho se ve un poco fuera de contexto. Incluso eso es algo que en la actualidad no sería bien visto por la protección de la que gozan.

Del todo no tiene un quiosco, pero si tiene una pequeña fuente a media cuadra en el costado sur, y casi equidistante en el costado norte, está la estatua de Braulio Carrillo; con lo que volvemos a la casi completa simetría que tiene el parque.

Su arborización es incipiente, muy al estilo de las nuevas plazas o sus remodelaciones, aunque cerca de la fuente, en el costado sur, destaca una espectacular palmera.


 
Su entorno tiene dos edificaciones muy importantes, me refiero a la “Iglesia de Nuestra Señora de las Mercedes”, conocida por todos como la iglesia de La Merced, en el costado este, y el “Hospital San Juan de Dios” en el costado oeste. De hecho la iglesia le da el nombre no oficial al parque.

La historia de este espacio público, está muy ligada a la iglesia, por lo que vale la pena conocer un poco sobre ella. Para esto les transcribo unos párrafos del folleto “Circuito de turismo cultural: Paseo Colón (Distritos Merced y Hospital)” del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural Ministerio de Cultura y Juventud, preparado por Carlos Ml. Zamora Hernández.

En 1815 el cura Encarnación Fernández obtuvo el permiso para levantar una ermita en adobes, en el sitio en donde hoy se ubica el Banco Central. En 1822 un movimiento sísmico la dañó y el terremoto de 1841 obligó a su demolición. En 1848 se reconstruyó en ladrillo, pero un nuevo terremoto en 1888 la dejo en ruinas. Por una negociación con el gobierno se dispuso construir la nueva iglesia frente a la plaza del hospital (hoy Parque Braulio Carrillo). En 1894, en tiempos del cura Santiago Zúñiga, dio inicio la construcción.

El diseño con influencia del Neogótico estuvo a cargo del Ing. Lesmes Jiménez Bonnefil y el Arq. Jaime Carranza Aguilar. En 1907 se terminó de construir y cuenta con una armadura metálica de acero, paredes de ladrillo y zócalo de piedra canteada. Posee una única torre de aguja, ventanas ojivales, rosetones, contrafuertes y tres naves. En 1920 el italiano Adriano Arié pinto las columnas internas. La nave central tiene quince metros de altura, la base de las paredes internas cuentan con un enchape de mármol y los pisos son de mosaico de la fábrica de Doña Adela de Jiménez. Llama la atención en su interior el Cristo Agonizante elaborado por Manuel Zúñiga y los vitrales. El acceso externo se obtiene por una escalinata flanqueada por una balaustrada, ambas construidas en piedra de mollejón. El 12 de Septiembre de 1969 fue consagrada por el Arzobispo Carlos Humberto Rodríguez Quirós. En el 2002 inició un largo proceso de restauración, que le devolvió todo su esplendor.

En el 2010 se instaló en sus jardines una escultura de 3,5 mt de alto, en aglomerado pétreo dedicada a Cristo del Camino y realizada por la artista de origen argentino Josefina Genovese. Fue declarada patrimonio histórico arquitectónico el 11 de Junio de 1996”.

Las gradas de acceso a la iglesia frente al parque son lindísimas, vale la pena pasar a verlas. Aunque el templo siempre me había llamado la atención, pasa uno mucho por ahí en carro, nunca había entrado, hasta ahora. Fue una experiencia muy interesante que recomiendo que hagan, si tienen la oportunidad.

En cuanto a la historia del propio parque, de la misma fuente tenemos que:

En la primera mitad del siglo XIX, en el sitio en donde hoy se ubica la Iglesia de la Merced se localizaba una plaza para sesteo y al costado Oeste (donde hoy se sitúa el Parque Braulio Carrillo) se encontraba una enorme casona. En 1820 se había edificado este inmueble en adobe y bahareque.

Era conocida como el Mesón de Mora y la ocupaban familias muy pobres. Para 1851 la zona era reconocida como el límite hacia el Oeste de la ciudad. A fines del siglo XIX el sector se había convertido en un sitio peligroso, a causa de la delincuencia y la casona se había transformado en una cuartería o tugurio. En 1902 el Secretario de Hacienda Cleto González Víquez dispuso demoler la edificación, para consolidar una plaza pública y con ello sanear la zona y mejorar el ángulo de visión de la Iglesia de la Merced en construcción y del Hospital San Juan de Dios. En 1905 el Congreso de la República decidió transformar el espacio en un parque y bautizarlo con el nombre de Braulio Carrillo. Para 1908 ya estaba arborizado y su perímetro contaba con un muro de 1,50 mt de alto en ladrillo.”

En la actualidad luce cuidado, aunque “invadido” por gente, que podría decirse no muy deseable, pero por suerte no son la mayoría y siempre hay presencia policial.

Hay muy pocas imágenes antiguas, seguramente porque por muchos años habían construcciones, y después solo fue una plaza ligada al hospital.

Les incluyo a continuación una galería con imágenes del parque, donde podrán apreciar todo lo que les he mencionado anteriormente. También hice un álbum de Facebook, en caso que no las puedan visualizar.


 
Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…


Relacionado:
Compartir:

Comentar en Facebook

Una respuesta a Plaza del Hospital: Parque de la Merced

  1. Carlos Manuel Echeverría 19-03-2018 en 3:26 pm

    Interesante la crónica del Parque La Merced. Ayuda a imaginarse lo que era SJO cuando don Cleto decidió botar la casona. Si, la esfera de Boruca no tiene sentido allí.

    Responder

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.