Los hábiles juegos de Daniel Ortega

Monólogos con Pelé

Lina Barrantes Castegnaro

Lina Barrantes

Hace algunas horas se anunció el Premio Nobel de la Paz 2021. Los galardonados este año, son Maria Ressa y Dmitry Andreyevich Muratov ambos periodistas, y el reconocimiento fue a “sus esfuerzos por salvaguardar la libertad de expresión, la cual es una condición previa para la democracia y la paz duradera”. Efectivamente la libertad de expresión es una condición previa para la democracia y la paz, tal vez, la más importante. Sin una no puede darse otra. Por eso, las tiranías del mundo entero, se ensañan en su contra para mantener el poder. Por eso censuran, por eso persiguen a todos aquellos que ejerzan su derecho de pensar en libertad, de expresar sus opiniones.

Costa Rica se llenó de creadores y libres pensadores que huían de la dictadura argentina y de la chilena. Por eso estuvimos y ahora estamos llenos de creadores, periodistas y jóvenes nicaragüenses que son perseguidos por la dictadura de Ortega y su esposa. Costa Rica no es solo un vergel lleno de biodiversidad, también alumbramos al mundo con nuestra cultura de paz y democracia. Ser activos en lo que creemos, es ser consecuentes.

El 23 de setiembre, los siete expresidentes de Costa Rica, unieron sus voces para solicitar la ciudadanía honorifica para el Premio Cervantes, Sergio Ramírez Mercado. Sergio Ramírez es la voz que más duro golpea a dictadura de Nicaragua. Sergio Ramírez es el único latinoamericano que escribe todos los fines de semana denunciando la dictadura, en todos los grandes medios de comunicación del mundo. El país debe de estar con Sergio Ramírez y en contra de la dictadura Ortega-Murillo.

La iniciativa de los ex presidentes fue acogida unánimemente en la Asamblea Legislativa, sin embargo, días después, la diputada del Partido Unidad, María Inés Solís, quien preside la Comisión de Honores, decidió hacer exactamente lo mismo que hace Daniel Ortega: censurar al escritor.

A Sergio Ramírez lo empiezan a perseguir por que su novela “Tongolele no sabía bailar” donde denuncia las atrocidades del régimen. La diputada del PUSC, obstaculiza la declaración, por que quiere estar segura de que en su novela “La Fugitiva” el personaje descrito no sea acusado de ser hermosa y libre. Porque eso podría estar ofendiendo a sus descendientes. A Sergio lo persiguen en Nicaragua por su última novela y hay quienes quieren perseguirlo aquí por la anterior.

Mi método cartesiano de desentrañar una situación como ésta, aprendido desde chiquita en la escuela, es preguntarse: “a qui profite le crime?” en español: ¿a quién beneficia el crimen? ¿A quién beneficia que esta diputada obstaculice el proceso? La respuesta es muy sencilla: a la dictadura nica. ¿Quién podrá entonces estar moviendo sus hilos para que costarricenses honorables, asociados a grandes capitales nicaragüenses desde hace ratos cercanos a la dictadura, estén sirviendo a Daniel Ortega como tontos útiles? También la respuesta es sencilla: Daniel Ortega.

Mi esperanza: que tengamos políticos, expresidentes, intelectuales, diputados y periodistas que no se dejen engañar y no le sirvan sin quererlo a la tiranía vecina.

Pele fue mi perro durante 10 años. Hace casi 10 años, un tumor en el cerebro me hizo tomar la decisión que me gustaría que alguien pudiera tomar por mi: una inyección que lo hiciera descansar y nos hiciera dejar de sufrir a el, y a nosotros, su familia humana. Durante esos 10 años, oyó atentamente mis comentarios sobre la vida y sobre el mundo. En honor a ese monólogo prolongado llamo con su nombre mi columna.


Revise también

Hernán Imhoff

Código QR: el efecto perverso

Hernán Imhoff En sociología existe un concepto bastante difundido para explicar cómo en algunas circunstancias …

Comentar en Cambio Político

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.