La comunicación

De José Calvo

José Calvo

José Calvo

Se comunica la información, y se comunica solo inter-específicamente. Pero la comunicación ínter específica tiene un dejo de homosexualidad. ¡La misma cosa desde que aprendimos a hablar! La comunicación que ahora vale la pena es intraespecifica: con habitantes de otros soles en la vía láctea, de otras galaxias. O aún de otros universos por intermedio de los seres contactados.

Ni siquiera podemos comunicarnos con nosotros mismos, una vez que haya dejado esta vida. Lograrlo es el campo y la responsabilidad de la psicología: la p nunca se ha pronunciado, de modo que Edro es un ignorante: los investigadores serios temen ser acusados de charlatanes si tocan el tema, y la evidencia de las sesiones y de las tablas de ouija se ignora. De resultas ¡No sabemos nada! Y lo poco que sabemos, está desprestigiado.

Ahora tal vez aprenderemos algo con la búsqueda de planetas, pero costará mucho vencer el prejuicio. Que antes se oponía a Copérnico diciendo que éramos el centro del mundo, y que el sol giraba alrededor de nosotros. Ahora insistimos en que estamos solos; no obstante, que sabemos que hay infinidad de planetas habitables y que en muchos de ellos tiene que haber vida inteligente. Las meras probabilidades de que estemos solos son exiguas. Pero el pensamiento, aún el de los científicos, siempre se opone a perder el lugar predominante en el mundo.

Aún no hemos llegado a ver ninguno de los planetas supuestamente habitables: cercanos, porque están en nuestra galaxia, a unos pocos años luz de nosotros. Pero la evidencia de que existen es innegable, se sabe por la sombra que dan a su sol.

Y su existencia se generaliza correctamente a toda la galaxia, a todas las galaxias, y al universo. Tal vez es así en otros universos. Tiene que ser así.

Cuando podamos ver esos planetas, y seguro que los vamos a poder ver si existen, sabremos un poco más de ellos, aunque aún do disponemos de la energía necesaria para mandarles un mensaje: ¡así de atrasados estamos!

Cuando logremos reunir la energía necesaria para comunicarnos, tal vez tengamos la objetividad necesaria para reconocer nuestra escala modesta en la evolución universal…

Cuando logremos comunicarnos con otras especies inteligentes del universo, desparecerá el hubris que es ahora inevitable, y adquiriremos una nueva humildad, y un nuevo respeto por el creador.

Hay que tratar de entender para qué es todo esto.

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Comentar en Facebook

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.