José Figueres Ferrer el pensador

Vía costarricense

Johnny Soto Zúñiga

Johnny Soto Zúñig

Hace 29 años partió el Caudillo de Costa Rica don José Figueres Ferrer; y siendo calificado como el personaje del Siglo XX, su monumental aporte y legado al país es infinito y la historia así siempre lo recordará. En esta vida Dios El Eterno nos da a todos los seres humanos la oportunidad de distinguir entre el bien y el mal; y sin duda don Pepe escogió el bien para su Patria y sus ciudadanos; ya que “por sus obras los reconoceréis”. Al tres veces Presidente de la República se le deben obras e infraestructura, acciones y decisiones trascendentales, la creación de la Segunda República que todavía en la actualidad está vigente a través de las instituciones públicas creadas, el fortalecimiento de otras instituciones públicas fundadas en otros Gobiernos; pero lo más importante la consolidación de una serie de principios y valores en la sociedad; así como lo es la Abolición del Ejército como institución militar reconocida a nivel mundial.

No obstante, esta vez quiero destacar al don Pepe el pensador; ya que sus escritos visionarios y su manera de ver la vida; es de lectura obligatoria sus artículos, libros, discursos y charlas dictadas tanto a nivel nacional como internacional; sus anécdotas etc.; como personaje político, el General victorioso que ganó la Guerra civil en 1948, el Presidente y Estadista, el empresario, lector empírico, agricultor, y sus múltiples facetas de su vida y paso por este mundo. Lo fundamental de un pensador es poder concretar sus ideas, y en esto don Pepe siempre luchó por poner práctica lo que pensaba; porque uno podría decir que tal vez es más fácil dar ideas; pero lo realmente complicado es hacerlas realidad; y en esto el Caudillo Figueres se distinguía, y muchas soluciones fueron siempre pensando en el “bienestar del mayor número” que no es más que el de las mayorías de los miembros de su país.

En sus libros podemos encontrar una narrativa clara y a veces sencilla; porque le interesaba darse a entender; y esto pocos escritores y pensadores lo logran. De ahí que tanto un profesional, como un campesino y demás ciudadanos pueden asimilar las ideas que transmiten el pensador y escritor Figueres, en sus libros sobre temas políticos, sociales, económicos, internacionales, como libros sobre especie de cuentos sobre la vivencia agrícola etc. Don Pepe Figueres fue un demócrata en todo el sentido de la palabra; enemigo de las dictaduras comunistas y de extrema derecha. Es reconocido que se enojo con Fidel Castro cuando le dijo las verdades de que había girado el Gobierno revolucionario cubano hacia el comunismo marxista y la entrega total a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) hoy Rusia. Por este hecho Castro lo invitó a salir de la Isla.

Seguidamente algunos escritos de su pensamiento:

1-Materia Electoral: “Contra todos los argumentos de verdadera conveniencia nacional a favor de la democracia de partidos, y de la consecuente franqueza presidencial, tratan algunos de oponer razones meramente legales, con palabras o frases aisladas, de la Constitución o del Código Electoral. Así creen probar que hago mal cuando digo a cuál ideología política pertenezco, y cuáles son mis deseos para el futuro del país. Yo comprendo ese punto de vista legal, y debo tomarlo en cuenta. Si me desentendiera de las leyes a la ligera, daría el peor de los ejemplos. La dificultad está en que, de esa forma, se puede probar casi todo lo que se quiera, y hasta se podría detener el progreso del país.

En parte, porque siempre se encuentran frases o disposiciones tomadas fuera del texto general, y hasta contrarias al espíritu de la ley; y en parte también porque, inevitablemente, en nuestra legislación electoral quedan resabios del sistema político anterior. Eso es como la banca del cuartel y como la prohibición de sentarse en ella. En nuestro Código de Elecciones se dan las bases para la formación de los partidos políticos permanentes. Se imponen obligaciones de doctrina y de organización, que eran innecesarias en el sistema personalista. Sin embargo, contradictoriamente, han quedado en el Código ciertas disposiciones que vienen de la era patriarcal, y que no riman con el funcionamiento de los partidos ideológicos. Un partido doctrinario, organizado conforme al Código Electoral, impone a sus afiliados la obligación de permanecer fieles, de no negar la doctrina, de difundir las ideas, y procurar que sus programas beneficien al país el mayor tiempo posible, mientras reciban la aprobación de los votantes. Es inconcebible que los principios ideológicos se mantengan solamente durante la época de solicitar votos, y con el único fin de alcanzar el Poder.

2-Capitalización y economía: “No se crea, sin embargo, que porque la mayor parte de nuestra población vive un poco mejor que antes, el país esté gastando todo el producto de su trabajo, sin ahorrar nada. Al contrario: está capitalizando. El país es como una familia, si gasta todo lo que gana, no ahorra; es decir, no se provee de una máquina de coser o de una casa, en el nivel familiar; o de una fábrica, en el campo industrial; o de una planta eléctrica, en el plano nacional. La nación necesita acumular bienes estables, que son objetos de comodidad permanente, o instrumentos de producción de nueva riqueza. Y los está acumulando. El proceso de capitalización es un poco más difícil de entender en términos nacionales, que cuando se refiere a una sola familia, o a una empresa. La capitalización nacional es la suma de todo lo que acumulan los individuos, las familias, las empresas, más lo que acumula el Estado en nombre de toda la población.

El campesino que al final del año queda con una vaca más, o con el cafetal en mejores condiciones; la empresa que amortiza parte de sus deudas, o que instala una máquina más; el Estado que construye una carretera estable con recursos propios, o va pagando las instalaciones construidas al crédito, o aumenta el patrimonio de los bancos e institutos; todo eso, sumado, constituye el ahorro anual de la nación. Costa Rica, bajo un régimen económico ordenado, está actualmente ahorrando a un ritmo satisfactorio. Voy a dar unos cuantos números redondos, sin pretender exactitud, que pueden facilitar la comprensión de este asunto. Puede estimarse que el trabajo de toda la nación está produciendo en estos momentos un total de 2000 millones de colones por año. De esta suma global se gasta a través del Estado, en sueldos directos y en subvenciones a organismos de bien público, tal vez 200 millones.

El presupuesto que se llama de Egresos, o salidas del Erario Público, en realidad es mucho mayor que esos 200 millones, porque contiene grandes sumas que se capitalizan, ya sea en obras estables o en amortizaciones, o en creación de patrimonio de institutos.

3- La tierra y el ambiente: “Cuando el hombre apareció en la tierra, ya muchas generaciones de bosques milenarios se habían convertido en carbón, gas y petróleo, comprimiendo en poco espacio la energía solar, los nutrientes minerales y los trillones de pequeños peces, y otras criaturas, durante larguísimos períodos. Los bosques no son seres estáticos, como suele creerse. Se renuevan constantemente, árbol por árbol. Cada árbol nace, crece, da semillas y muere. En toda la tierra no ocupada por témpanos, desiertos, charrales o pastizales, villorios o ciudades, hay simultáneamente árboles jóvenes, adultos, viejos y muertos. El bosque, en conjunto, es como la población de un país; como una sociedad viviente.

En nuestra época, en Costa Rica es un error no cosechar los árboles adultos para que den albergue y comodidad antes de que comiencen a secarse. Salvo aquellos que se tengan como adorno, los árboles maduros son en realidad la Cosecha de los Siglos. Cuando se estableció la agricultura, uno de los mayores impedimentos era, paradójicamente, el bosque. Sin hacha y sin sierra, el hombre no podía limpiar de estorbos el terreno para cultivarlo. Ya con herramientas, que al principio fueron de piedra, como después los primeros arados fueron de palo, todos los pueblos pasaron por una etapa de muchos siglos de destrucción del bosque para producir alimentos o pastos, o para establecer sus campamentos y sus pueblos. La madera y la leña que se aprovechaban era una pequeña proporción de los árboles cortados. En Costa Rica, como en muchos otros países nuevos, hasta hace pocas décadas las leyes favorecían, con buena lógica, la deforestación.

Bueno, hasta aquí terminamos con algunos extractos del pensamiento de José Figueres Ferrer; que sin duda sus escritos e ideas en muchos casos están vigentes; o sirven para meditar sobre casos reales de un país pequeño como Costa Rica; o inclusive su pensamiento trasciende nuestras fronteras. Leer sus escritos siempre es de enriquecimiento para el alma; y muchas de sus ideas todavía se pueden plasmar en la realidad social, económica y política. En esta oportunidad hemos tomado como fuente el libro: “escritos de José Figueres Ferrer, política, economía y relaciones internacionales” publicado por la EUNED, 2000. Más adelante en otros artículos, podríamos seguir transmitiendo su pensamiento a través de sus escritos; porque nos sirven para lo que está sucediendo en este siglo XXI; de un hombre que tuvo una enorme visión de la realidad de su país.

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, promedio: 2,00 de 5)
Cargando…

Relacionado:
Compartir:

Una respuesta a José Figueres Ferrer el pensador

  1. Gustavo Elizondo 11-06-2019 en 8:54 am

    Ay doña Violet, los gobiernos de Calderón y Picado fueron una maravilla, nunca se persiguió a nadie, el fraude del 44 es una invención al igual que el holocausto, el Dr. Valverde murió de una pulmonía. Señora, la figura de don Pepe alzó vuelo y está donde solo los grandes estadistas pueden estar.

    Responder

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.