Figueres: 30 años

Ocean Castillo Loría

José Figuerez Ferrer

Aprovechamos el treinta aniversario de la muerte de don José Figueres (8 de junio de 1990, conmemorada el pasado lunes) para reflexionar en torno a su figura, hechos y pensamiento…

Un primer rasgo que nos resulta altamente contrastante entre la formación de Figueres y la actualidad, es su austeridad frente al actual consumismo. Al respecto, consideraba (Como se lo expresara al periodista Enrique Benavides), que una de las tareas más importantes de cara al mañana, es el combate al consumismo, aún a costa de una defensa a ultranza de la libertad.

En esta misma línea, resulta innegable que la profesión de médico de su padre (Mariano Figueres Forges), y su trabajo en San Ramón, motivaron al entonces joven José, en sus inquietudes por saber las causas de la pobreza, esto aunado a los profundos valores cristianos que se vivían en su hogar.

Valga decir que el impacto de esos valores, provocarán el anhelo en el político de que la sociedad costarricense viva cristianamente. Está por demás patentizar que, antes de la pandemia, era el individualismo y la ausencia de solidaridad lo que campeaban en nuestro país (Ya veremos que sucede cuando todo esto pase).

Otro elemento a resaltar en Don Pepe, es su iniciativa propia, iniciativa que lo hace abandonar sus clases en Boston, e iniciar su propia formación en la biblioteca pública de esa ciudad y su deseo (irrealizable), de convertirse en un hombre del renacimiento, conocedor de todas las ramas del saber humano.

Iniciativa propia, que lo conduce a afincarse en la hoy famosa finca la “Lucha sin Fin”, un lugar donde Figueres lee, trabaja (Venciendo las dificultades propias de la naturaleza y las crisis económicas), medita y conoce lo más profundo del alma nacional: el ser del campesino, en quien siempre encontró a un amigo. Pero además, no debe perderse de vista que “La lucha sin Fin”, sintetiza un principio que guiará siempre su vida.

Fruto del conflicto armado mundial, en 1942, se presenta el hundimiento en el muelle de Limón del barco “San Pablo”, donde mueren trabajadores costarricenses. De ahí, que se realizaran grandes protestas contra los partidarios del fascismo.

Los desórdenes producidos y lo delicado de la situación del país, motivan a José Figueres a pronunciar un discurso. Según el mismo Don Pepe, en ese texto, se trasmitía algo que ya se hallaba en el alma nacional: el que las cosas públicas andaban muy mal y era mucho el descontento con un gobierno que, había llegado al poder con un 84 % de los votos. De su libro: El Espíritu del 48, tomamos unas pequeñas porciones de la alocución mencionada:

… Lo que se dice es esto: La administración Pública es deficiente. Los métodos o los hombres del gobierno son incompetentes para dirigir al país, en tiempos de paz, y absolutamente incapaces de conducir la guerra…
En protesta contra el hundimiento del San Pablo… se organizó en San José un desfile, la tarde del 4 de julio.
Hubo al principio una hermosa manifestación de duelo por los muertos del barco. Luego… la manifestación se dirigió a la Casa Presidencial. Y después, paso por la pena de decirlo, el señor Presidente cometió los errores que ha lamentado tanto… Pronunció un discurso de buena fe, que enardeció al pueblo inconsciente y desató la tempestad que no pudo luego contener. La ciudad fue saqueada y la gente destruyó más riqueza… en dos horas, que la mercadería que perdimos en el San Pablo… Ahora anda la policía con carabinas para evitar el saqueo del sábado pasado…!

Unos segundos después entra la policía a la radio emisora y un coronel de apellidos Rojas Torra, toma a Figueres violentamente, separándolo del micrófono, pero don José aún pudo gritar:

“Me mandan callar con la policía. No podré decir lo que debe hacerse. Lo resumo en pocas palabras: Lo que el Gobierno debe hacer es irse…!

Figueres es hecho preso… un hombre había perdido su libertad, pero había nacido un político…

Tres días después, es llevado por avión a El Salvador, luego Guatemala y finalmente, México. Será en López 37, su oficina, donde se fraguarán ideales, encuentros y proyectos. Es de esta época su texto: Palabras Gastadas. En estas páginas, se nota el racionalismo y metodología estricta de Figueres, y su clara postura socialdemócrata no solo en su definición del socialismo, sino, en su concepción del Estado opuesta al totalitarismo.

En lo que refiere a la libertad, se observa la preocupación del escritor por los obstáculos para su desarrollo, que son por ende, los impedimentos para la dignificación del ser humano. Asimismo, la libertad debe conceptualizarse como un proceso de elecciones racionales, en pro del bien colectivo.

Es por ello que Figueres se dedica a meditar y actuar en pro de la justa distribución de la riqueza, que es el centro de su concepto de socialismo, donde cabe el principio de economía mixta (Conjunción de la propiedad privada y pública) y se refirma el concepto de Estado no como un fin en sí mismo, sino como un instrumento para el bienestar del mayor número.

Vale detenerse para observar como las cosas han cambiado en este tiempo, hoy por hoy, un concepto como el socialismo, para muchos ha pasado al olvido, y para otros, es hasta una visión censurable y opuesta al desarrollo. La libertad, es entendida como la libertad económica – empresarial y el Estado, como una estructura que debe ser reducida.

El 21 de mayo de 1944, Figueres regresa al país, siendo recibido por un desfile en San José. En ese momento, pronuncia un discurso desde los balcones del “Diario de Costa Rica” (periódico de la oposición), donde anuncia la construcción de la “Segunda República”. El camino a las elecciones de 1948, vivido desde el año anterior, fue altamente violento. Ya para ese momento, era idea de Figueres ofrecer al pueblo, si esa elección era burlada, la posibilidad de pelear.

La oposición presenta como candidato a Otilio Ulate y el bloque oficialista, al Dr. Calderón Guardia. Ulate gana las elecciones, pero antes de su declaratoria, un incendio destruye bastante documentación electoral, pero gracias a documentos complementarios, Ulate es electo presidente provisionalmente. La ratificación definitiva, corría por parte del parlamento.

Dos días antes, el Dr. Calderón Guardia pide la nulidad de las elecciones y el 1 de marzo, el congreso declara nulas las justas de 1948. Ese mismo día, el Dr. Carlos Luis Valverde (Dirigente de la oposición), es herido de muerte.

Ante estos hechos, Figueres considera la situación del país como una cosa de vida o muerte. El 12 de marzo, el público se entera del estallido del conflicto armado, cuyas fuerzas insurgentes eran lideradas por Don Pepe. La motivación filosófica de tal acción, era el ver la burla de las elecciones como una pérdida de soberanía que exigía el deber de pelear, tanto frente a agresiones internas como externas.

Durante la guerra, aparecen dos proclamas conocidas como las “proclamas de Santa María de Dota”. En la primera (de carácter incendiario), se llama a la población a colaborar con los insurgentes y la promesa de la fundación de una nueva Costa Rica.

En la segunda, se anuncia la promoción de una democracia política, social y económica. Las orientaciones ideológicas del movimiento armado, quedan claras en esta proclama. La concreción de aquellas palabras, se daría con el triunfo de los rebeldes. Con tal concreción, quedan confirmadas las profundas diferencias entre los sectores oligárquicos y Figueres.

En términos militares, el Ejército de Liberación Nacional, toma San Isidro de El General, defiende la posición de El Empalme y logra tremendas victorias en: Limón, Cartago y El Tejar. No se puede olvidar, como con la derrota de la llamada Unidad Móvil, en criterios de formalidad, el gobierno quedaba en indefensión, pasando su cobertura a las tropas de los comunistas, quienes iban siendo derrotados, lo cual no significa, que no mostrasen heroísmo y también le asestaran importantes golpes a las fuerzas “Figueristas”.

La búsqueda de la pacificación del país, se lleva a cabo en la embajada de México, donde negocian el líder del PVP, Lic. Manuel Mora Valverde en nombre del oficialismo, y el Pbro. Dr. Benjamín Núñez Vargas, en representación del movimiento rebelde. Para entonces, ya el Presidente de la República, Lic. Teodoro Picado M. había capitulado, y casi todos los hombres en armas por parte del gobierno, eran del PVP y el Lic. Picado no podía desarmarlos.

En aquel momento, el Lic. Mora, pone como condición la salvaguarda de las garantías sociales para promover dicho desarme. El Padre Núñez, asegura que Figueres está de acuerdo con la línea progresista que sustenta estas reformas. Ante esta posición, Mora pide a Núñez firmar el acuerdo de paz, pero éste, expresa que no está investido de tal autoridad, y el único con tal potestad es el mismo Don Pepe. De ahí la petición de que Figueres se trasladara a la embajada, pero Núñez no considera que ese lugar fuera seguro para el líder insurgente.

Es de esta manera, que se fragua el encuentro en Ochomogo (Cartago). De esta reunión, surge un documento que es presentado en la embajada de México el 19 de abril, donde se confirma la no anulación de la reforma social, impulsada por la alianza PRN – PVP.

Una vez logrado el triunfo bélico por parte de Figueres, comienza una nueva lucha. Ya que ciertos sectores que lo apoyaban, promovían la terminación de las garantías sociales, cosa contraria a los discursos de la campaña electoral de 1948 y al acuerdo en la reunión de Ochomogo.

El 1 de mayo de 1948, se firma el pacto Ulate – Figueres. De éste, surge la posibilidad de que una junta de gobierno, tenga el poder por 18 meses sin congreso, extensibles a 24 meses por mutuo acuerdo de las partes. Figueres explica que esta medida era necesaria, en el tanto, si se le daba directamente el poder a Ulate, había que instalar un parlamento que favorecía a la alianza de partidos políticos que habían perdido la guerra.

De la acción de la Junta de gobierno, se ejecutan 834 decretos y parte de ese esfuerzo, fue la llamada a una nueva constituyente. Para Figueres, la transformación del país se debe a esos 834 decretos, más que a la nueva constitución, con la que se pidió al electorado una ratificación de dichos decretos.

Resulta interesante este punto de vista, dado que para algunos estudiosos de esta época, el que la Asamblea Nacional Constituyente rechazara el proyecto de la Junta de gobierno, fue una derrota sustancial para el movimiento revolucionario. Sin embargo, los constituyentes socialdemócratas lograron introducir elementos de tal proyecto en la discusión que dio como fruto la Carta Magna actual.

Si hay una característica fundamental en los decretos dados por la Junta de gobierno, es la incorporación de una concepción de tipo social en la Costa Rica liberal de Don Cleto González Víquez y Don Ricardo Jiménez. Tal concepción contempla:

  • La planificación económica.
  • La intervención del Estado en la economía.
  • La Justicia distributiva.

Como diría el mismo Figueres, su pensamiento político se ubica en la misma línea de personajes como: Alfredo González Flores, quien visualizaba un sistema impositivo justo, la idea de que el Estado manejara los recursos hidroeléctricos y un fuerte nacionalismo; Roberto Brenes Mesén, cuyas aspiraciones contemplaban la modernización del Estado costarricense y, Omar Dengo, fuerte antimilitarista y altamente convencido de la liberación del ser humano.

Es en este marco, que se establecen medidas como el impuesto del 10 % al capital; la nacionalización bancaria (Con lo que la burguesía cafetalera pierde el control sobre el crédito); creación del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE); la abolición del ejército, ella sustentada en el principio filosófico de su inutilidad en esta etapa de la civilización, y que es una nota particular en América Latina.

Así las cosas, la Costa Rica marcada por la década de los cuarentas, es consecuencia de la obra del Dr. Calderón Guardia y el comunismo costarricense, así como, a la obra del reformismo socialdemócrata, impulsada por el grupo de Figueres, éste último, con una clara visión de fortalecimiento de la clase media. Esto no obsta para reiterar, que ambos proyectos de país también poseían profundas diferencias que son puestas en juego en el conflicto armado del 48.

Vale la pena aquí contrastar de nuevo la historia con nuestra actual realidad. En primer lugar, debe observarse como la coyuntura de los cuarentas es en el fondo una política de alianzas o pactos. De igual manera, durante 1995 se llevó a cabo el denominado pacto “Figueres – Calderón”, el llamado “pacto de los hijos de los caudillos”; pero sus objetivos eran muy distintos a los que se dieron en la década de los cuarentas. Tal pacto, procuraba la profundización del modelo de liberalización económica, de cara a dejar la planificación económica en manos del mercado, disminuir la intervención del Estado en la economía y permitir que la distribución de la riqueza se diera de manera más focalizada.

Del mismo modo, en 1996, se da el rompimiento del monopolio en el manejo de cuentas corrientes por parte de los bancos estatales, con lo que se da un fuerte golpe a la nacionalización bancaria. En ese mismo año, se acelera el proceso para romper el monopolio del ICE, que desembocará en las protestas contra el llamado “Combo eléctrico en el 2000, ya bajo la administración del Dr. Miguel Ángel Rodríguez.

El rompimiento del monopolio en telecomunicaciones, se concretará con la aprobación del DR – CAFTA; la focalización de las políticas sociales, se profundizará en la administración de Laura Chinchilla (2010 – 2014)

El actual gobierno, llega al poder, entre otros factores, impulsado por un pacto entre el ex candidato presidencial Rodolfo Piza (PUSC) y el hoy Presidente de la República, Carlos Alvarado. Esto condujo, a profundizar la presencia de economistas monetaristas, en el equipo económico de la presente administración. A esto, hay que sumar, la construcción del mito de “gobierno de unidad nacional”.

Por su parte, la abolición del ejército sigue siendo uno de los grandes hitos de la política costarricense. Esto es tan cierto, que este año, se ha aprobado la iniciativa de que el 1 de diciembre, sea por primera vez feriado de ley.

Volviendo a la época de Don Pepe, el 12 de octubre de 1951, se funda el Partido Liberación Nacional (PLN), con una carta fundamental de fuertes bases cristianas y democráticas. En este punto, cabe decir ciertas cosas, respecto a una especie de “reinterpretación liberal”, que han tratado de hacer de la historia, ciertos analistas y escritores (Los mismos que repiten cada cierto tiempo, que el comunismo ha robado la veracidad de ciertas fechas patrias, o los que se “adueñan” de personalidades que son más de izquierda, pero dicen que son “liberales”)

Una cosa es el Partido Republicano Nacional (El partido de don Ricardo Jiménez Oreamuno), ese partido tiene un giro ideológico, bajo lo que podríamos llamar un sector católico dentro de ese partido, que le permite entre otras cosas, la candidatura de Calderón Guardia, el Republicano, pasa de liberal a socialcristiano.

El Partido Unión Nacional (La agrupación de don Cleto González Víquez, Otilio Ulate y Mario Echandi), era un partido liberal, que se opone al Caldero – Comunismo y que, termina cobijando a la oposición (Incluido el sector socialdemócrata), eso sí, esta oposición no era homogénea. Una evidencia de ello, es que el mismo Don Pepe, fue de los pocos miembros de la oposición, que no le dio declaraciones al periódico “La Nación”, contra las garantías sociales y un impuesto al capital.

Ciertamente, con el resultado de las elecciones por Constituyente y el rechazo al proyecto de nueva Constitución de la Junta Fundadora de la Segunda República, se hace conciencia a los socialdemócratas de su debilidad electoral.

Pero en ese contexto (Y esto es lo que no contemplan los analistas y escritores liberales mencionados), Figueres le arrebata el liderazgo político a Ulate. Recuérdese que León Cortés (Uno de los primeros caudillos opositores al Caldero – Comunismo), había muerto en 1946. Súmese que en su momento, Ulate y muchos de sus allegados, había tratado de pactar acuerdos de transacción con el Calderonismo.

Al momento de la fundación del Partido Liberación Nacional (PLN), corrientes como el Cortesismo y el Ulatismo no eran tan fuertes. Los Calderonistas y los Comunistas, estaban proscritos y los liberales debilitados (Recuérdese que Ulate gobierna de 1949 a 1953, como reconocimiento de la legalidad de la elección presidencial de 1948)

Así las cosas, no es válido decir que Figueres refunda al Partido Socialdemócrata, cambiándole el nombre por el de Liberación Nacional: esto, por cuanto lo mencionan investigadores como Jorge Enrique Romero Pérez: el PLN, captó electorado del Partido Unión Nacional, del mismo Partido Socialdemócrata y “Cortesistas”.

En la primera campaña que participa el PLN, es la de 1953, bajo el liderazgo de Don José Figueres Ferrer. Tal justa electoral es caracterizada por la cercanía de los acontecimientos de 1943 a 1948 (Por lo que también es poco creíble lo que dicen ciertos historiadores “liberales”, en el sentido de que el nuevo partido, tuvo que “evocar en la imaginación popular el drama de la lucha armada”)

Entonces, en esa contienda, no era descabellada la visión del PLN como el enemigo a derrotar, esto, por los furibundos ataques de sus opositores. Sin embargo, la violencia verbal no se compara con las de campañas anteriores. El PLN obtiene el triunfo con un 65% de los votos, y un abstencionismo del 33%.

Durante este gobierno, se fortalece la descentralización administrativa, se promueve el desarrollo industrial y se aumenta la infraestructura educativa. En la esfera internacional, se apoyan estructuras como la ONU, la OEA y CEPAL. Asimismo, queda demostrada la visión latinoamericana de Figueres con elementos como el anti colonialismo.
Asimismo, no se puede olvidar de este periodo, la derrota de la invasión Calderonista, generada en Nicaragua en 1955…

Para 1956, Don Pepe publica su libro: Cartas a un Ciudadano, con lo que demuestra su idea pedagógica del ejercicio de gobierno, y donde se desarrolla una nueva visión de las metas del país…

De este periodo es la creación del Instituto Costarricense de Turismo (ICT) y el Consejo Nacional de Producción (CNP), cuyo objetivo era promover la producción agrícola e industrial, y la estabilización de precios en ambos campos.

En el ámbito social, una de las principales medidas, fue la creación del Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU), con las metas de procurar vivienda a los habitantes, planear el desarrollo urbanístico y estudiar esta materia.

Durante la segunda administración Arias, se buscaba que el INVU retomara sus objetivos de cara a la clase media y el CNP se mantuvo solo como administrador de la Fábrica Nacional de Licores (FANAL)

Por cierto, que por lo menos desde la década de los ochentas hasta hoy, se ha buscado la desaparición del Consejo Nacional de Producción y hasta antes de la pandemia del COVID – 19, se proponía la venta de FANAL.

Una vez fuera del poder, Figueres asume un papel moderado dentro del PLN pese a ser su líder natural, y vuelve a ganar las elecciones en 1970, con la diferencia de que para lograrlo, tuvo que derrotar en una convención interna al Lic. Rodrigo Carazo (Generando además, sin excluir divisiones personales, la postergación de las aspiraciones de Daniel Oduber, quien había sido derrotado en 1966), y en la contienda nacional, al Lic. Mario Echandi, a la sazón, ex presidente de la República.

Asimismo, debe imponerse a la asamblea nacional de su partido en la elección de candidatos a diputado. En esa contienda, Figueres es acusado de comunista, pero a pesar de lo turbulento de la campaña, el PLN vence con un 54, 8 % de los votos.
En esta tercera administración, se realizaron entre otras, las siguientes obras:

    Nacionalización del ferrocarril al Atlántico.

  • Creación del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS).
  • Programa de apoyo a las pequeñas industrias.
  • Creación del Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes (MCJD).
  • Reorganización de la Orquesta Sinfónica Nacional (OSN).
  • Creación de la Orquesta Sinfónica Juvenil (OSJ).
  • Creación de la Compañía Nacional de Teatro (CNT).
  • Creación del Departamento de cine.
  • Creación del Departamento de Radio.

Debe destacarse el énfasis social de la creación del IMAS, cuyos objetivos, eran el combate de la pobreza extrema y la coordinación de los organismos de bien social. Esta institución refleja las preocupaciones de Figueres por el bienestar del pueblo y sus niños.

Por otro lado, no pueden olvidarse las polémicas propias de esta etapa, sobre todo, por las relaciones de Don Pepe con el financista Robert Vesco. De este periodo, los conocidos hechos como el bofetón al estudiante José Pablo Azofeifa; su intento de repeler un secuestro de un avión de Lanica ametralladora en mano y su salida del país sin permiso para ir a ver el lanzamiento del Apolo 16.

Una vez finalizado su último periodo gubernamental, Figueres continúa siguiendo de cerca los acontecimientos nacionales. Por ejemplo, en 1976 es invitado al simposio: “La Costa Rica del año 2000”, donde resume de este modo su visión de Costa Rica: “En lo económico, si hablamos de una Costa Rica ideal, preferiría un sistema económico socialista. Y en lo ético, que es lo principal, preferiría una sociedad cristiana.”.

Valga decir, que estas palabras de Don Pepe, hoy han sido reinterpretadas de manera equívoca. Cuando Figueres hablaba de un sistema económico socialista, no refiere, como lo piensan algunos militantes del PAC o del mismo Frente Amplio (FA), al socialismo marxista y menos, al mal llamado socialismo del siglo XXI. Cuando Don Pepe habla de socialismo, habla de democracia social, reformismo, socialdemocracia: capitalismo regulado.

El 20 de marzo de ese mismo año (1976), Don Pepe lamenta el que no se haya reformado el artículo 32 de la constitución, que impide a los ex presidentes volver al poder, intenta promover la reforma pero fracasa.

En las elecciones de 1978, triunfa la oposición. Durante la administración de Don Rodrigo Carazo, en muchas ocasiones, Don Pepe mostró solidaridad con éste, sobre todo ante el conflicto con Nicaragua durante la época del Somocismo.

En esta misma línea, Figueres siempre mostró apoyo al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) Es en esta coyuntura, que declara su amistad con ellos, considerándolos unos valientes, aunque – según sus propias palabras –, a veces cometieran tonterías.

Para la campaña de 1982, Don Pepe emite unas declaraciones al periódico mexicano “El Día”, en el que destaca en el rol de partidos políticos al PLN y al comunismo (Desconociendo a la coalición en aquel momento en el gobierno), asimismo, confía en el triunfo de su partido, por las deficiencias sentidas en el gobierno de Carazo.

La actividad político electoral vuelve a convocar a Don Pepe de cara a las elecciones de 1986, con la propuesta de la denominada “fórmula mágica”. En idea de su amigo, el Dr. Luis Burstin, debía promulgarse la reforma constitucional para promover la candidatura presidencial de don Pepe, junto a la vicepresidencia de don Daniel Oduber, quien a la larga asumiría la presidencia, pues Figueres renunciaría a los pocos meses, dado sus quebrantos de salud. El Dr. Oscar Arias, se opuso al planteamiento, con lo que consolidó sus posibilidades de llegar a la presidencia de la República, cosa que logró en febrero de ese año.

No sería justo no abordar aunque sea brevemente, la faceta de escritor de don Pepe. Ya a lo largo de este ensayo, hemos citado algunas de sus obras de índole político, pero también, él concretó obras como: “Cubaces tiernos en abril” (Un cuento publicado en 1975), “Así nacen las palabras y los cuentos” (1977), un texto donde se observa su consagración como escritor de ficciones.

En 1980, publica “Franjas de Luz: arboricultura en el paralelo 10,”donde se expresan experiencias en el cultivo de árboles en la finca “La Lucha”. Se calcula que Figueres escribió más de 15000 cartas, cuyas temáticas fueron la política y el amor, y su fructífera producción, ha permitido la aparición de por lo menos tres voluminosas recopilaciones.

Figueres muere el 8 de junio de 1990, a las 7: 20 AM, como consecuencia de dolencias renales, cerebrales y cardíacas. La Asamblea Legislativa lo declara Benemérito de la Patria el 13 de noviembre de ese mismo año.

Solo queda concluir que la obra de don Pepe, lo constituye en el personaje del siglo XX, puesto que sus aciertos superan en mucho sus errores, y su capacidad de desafiar problemáticas a las que nadie le gustaba enfrentar, hacen que a él se deba el perfeccionamiento de la democracia costarricense.

Revise también

Así arrastra al mar tierra adentro la increíble fuerza de los huracanes

Así arrastra al mar tierra adentro la increíble fuerza de los huracanes

Efectos del huracán Ian en la ciudad de Naples (Florida) el 28 de septiembre de …

Un comentario

  1. Gustavo Elizondo

    Me parece bien esta remembranza de don Pepe, lo que no hizo el PLN, gracias al señor Castillo, pero extraigo una frase que no es de toda correcta: «De ahí, que se realizaran grandes protestas contra los partidarios del fascismo». Las protestas se hicieron contra distinguidos comerciantes y empresarios cuyo único pecado era tener un origen alemán o italiano, algunos amigos de don Pepe y con quienes hacía negocios para su Finca Santa Elena y La Lucha. Esa injusticia fue lo que enardeció a Figueres, lo escuché de sus labios el día que la vida me dio la oportunidad de conocerlo.

Comentar en Cambio Político

Cambio Político
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.