El ocaso del arismo

COMPARTIR:

Bazar digital

Carlos Revilla

Carlos Revilla M.
crevilla@cambiopolitico.com

Con el anuncio de don Rodrigo Arias (RAS) de retirarse de la lucha política para la próxima convención del Partido Liberación Nacional (PLN), estamos siendo testigos de la conformación de un hecho muy común, pero que la mayoría de los políticos ignoran: en política no siempre se cumple la regla de tres (muy útil por cierto es otros campos), es decir por ser hermano de Oscar Arias, heredero del arismo y tener el apoyo de la mayoría de la dirigencia del partido, entonces debió ser el candidato del PLN.

Pero ¿qué motivó que el proyecto de RAS nunca despertara las simpatías del electorado? Porque al final esa fue la razón principal para su retiro, la dijo en su conferencia de prensa. Las otras razones que esgrimió: gasto de mucha plata y una campaña en su contra de algunos medios, pues la verdad no son cosas de peso. La primera porque él y su hermano tienen mucha plata y con sus amistades podían levantar aún más y la segunda porque a lo largo de los años he visto levantarse a muchos políticos de acusaciones falsas y campañas sucias. Claro, ante un resultado tan bajo en las encuestas, los posibles donantes, incluido su hermano Óscar, se cuestionaron el dar plata para la campaña. Algo muy lógico y realista como reconoció el propio RAS al hablar de las encuestas.

Veamos los argumentos planteados que supuestamente le garantizaban la candidatura en el PLN.

Hermano de Óscar Arias. Algunas veces el ser pariente cercano de alguien funciona. Por ejemplo, muchas veces se cumple el adagio “hijo de tigre sale pintado”, esto lo vimos con José María Figueres y Junior Calderón, eso si aclarando que en el caso de junior más que todo por lo corrupto y no por ninguna otra cosa.

En esto de los hermanos, hay también varios casos en la historia política de Costa Rica. Recuerdo varios: los Tinoco, los Picado y los Calderón. Todos estos casos con resultados no muy felices por cierto.

En el caso de los hermanos Tinoco, recordemos que que fueron culpables de la dictadura más cruenta que hemos tenido y que le costó la vida a muchos costarricenses. De los hermanos Picado y Calderón ni se diga, ya todos conocemos el resultado: la guerra civil del 48. En el caso de los Calderón, siempre se dijo que el poder detrás del trono era de “Paco” Calderón y no de Calderón Guardia. Incluso se dice que fue Paco quien convenció a Calderón de pedir la anulación de las elecciones de 1948, que fue el detonante de la Revolución. Pero esto quedará tal vez para conversarlo en otra ocasión…

Y tenemos recientemente el caso de los hermanos Arias. Hay que reconocer que Óscar Arias tenía lo que se conoce como “ángel”, es decir, casi todo le salía bien. Ha salido bien librado de sus gobiernos, por lo menos no se pueden catalogar de malos, un premio Nobel, y muchas otras cosas positivas que no es necesario enumerar. Algo así como el Rey Midas, y hablo en pasado, porque con doña Laura y ahora con RAS las cosas no le salieron tan bien.

RAS en ambos gobiernos de su hermano se desempeño como ministro de la presidencia, era el brazo derecho de su hermano, pero con el gran problema, que se vio posteriormente, que no era su hermano, no me refiero con esto a lo obvio, si no más bien a que no tiene el “ángel” de Oscar Arias. Y es que esto del “ángel” es muy importante, porque sin él todo es más difícil, por lo menos de cara al electorado.

Entonces la gente vio a RAS nada más como el hermano de Óscar Arias y no compró esa imagen que se le quiso dar en la publicidad de gran político y estadista. Ahí quedarán de recuerdo las imágenes de RAS con grandes personalidades de otros países. Ya lo había dicho Antonio Álvarez en otra oportunidad, “yo también puede sacar un montón de fotos con grandes personalidades, pero eso no significa nada”.

Resumiendo este punto: el ser hermano de Óscar Arias no le ayudó.

Heredero del arismo. Este punto es muy importante, dado que tiene que ver con el aspecto ideológico. No voy a profundizar mucho sobre que es el arismo y solo me voy a referir a un aspecto, que es lo que el arismo llamó inicialmente “socialdemocracia flexible” y que poco después, ante el desparpajo ideológico de esa definición cambio a “socialdemocracia moderna”.

Cuando el arismo tomó el PLN, también impuso a contrapelo la “socialdemocracia moderna” y digo a contrapelo, porque nunca se hizo un congreso ideológico para cambiar hacia esos derroteros. Simple y llanamente, como tenían el poder, se abocaron a implementar a todo nivel de las estructuras del partido su particular visión de la socialdemocracia. Esto provocó heridas profundas y la salida de queridos compañeros, que se fueron hacia otras tiendas políticas o que simplemente se retiraron a sus casas.

Este viraje ideológico, como ya dije, fue impuesto y mantenido a base de P21 (orden laboral en el gobierno). Oscar Arias mantuvo una Asamblea de partido sumisa y complaciente, fiel representante de la política del “Yes Sir”. Y por supuesto, directorio político y comité ejecutivo incluidos.

Entonces esa visión empezó a hacer aguas, cuando ya finaliza el gobierno de Oscar Arias. Esto porque ya no valía la excusa de que hay que apoyar a Oscar Arias, a pesar de… por que es el único que puede hacer ganar al PLN. Ya había ganado y había “salvado” al PLN, incluso le dio otro gobierno con Laura Chinchilla, aunque después se arrepintiera de darle el apoyo.

Entonces esa herencia del arismo, resultó más bien ser un fardo muy pesado. Y la verdad es que RAS también comparte la misma visión, pero todo parecería indicar que el electorado ya no. Además está muy claro que en el mundo la socialdemocracia ya hace un buen rato que abandonó esa visión. La Tercera Vía, referente de esa “socialdemocracia moderna” en Europa, ya solo queda como matería de estudio en los libros de texto. En cambio aquí parece que todavía tiene sus adeptos.

En cambio en la acera de enfrente, quien era su contrincante Johnny Araya, mantiene más bien un discurso de volver a retomar la socialdemocracia y el liberacionismo histórico. Esto pareciera —por el gran apoyo que muestran las encuestas— caló mucho en el electorado y convirtió el tema en un factor decisivo de cara a la convención.

Apoyo de la dirigencia. Ya muchas veces se ha demostrado que el apoyo de la dirigencia no significa que esto redunde en beneficios electorales. El tener el apoyo de prácticamente toda la dirigencia del PLN puede ser que inicialmente hiciera pensar a RAS que “la tenia ganada”. Es un poco el cuento de “El traje nuevo del emperador”, en que los cortesanos (dirigencia) lo tenían engañado de que vestía un gran traje y que solo cuando salió creyendo que andaba vestido, un niño (encuestas) gritó “El Rey anda desnudo”.

Y es que en estas cosas la mayoría de la dirigencia es muy oportunista, está donde mejor le calienta el sol (operación frijoles le llaman algunos). Esto quiero dejar claro no lo digo para demeritar a nadie ni mucho menos, es una realidad que se vive en todas las campañas.

Para finalizar, efectivamente como dijo RAS, la política en una ciencia de realidades. Y me parece que estamos viviendo la realidad de estar ante el ocaso del arismo. No hay mucho que llorar, ni hay que estar tristes, más bien alegres, porque vamos a ser testigos de un nuevo despertar de la socialdemocracia y el PLN.

EVALÚE ESTA COLUMNA
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, promedio: 3,33 de 5)
Cargando…

COMPARTIR:

Revise también

Lafitte Fernández

El verdadero reto de Alvarado aún no empieza

Vértices Lafitte Fernández Carlos Alvarado lo hizo bien, por lo menos al principio de esta …

2 comentarios

  1. Muy interesante y sesudo el analisis de nuestro estimado amigo y compañero Revilla. Poco habría que añadirle. Sin embargo, hay un detalle al que quiero referirme: En la historia de “los hermanos” se menciona el caso de Francisco “Paco” Calderón, como la mano negra detrás del trono, que influyó en el Dr. Calderón Guardia para la anulación de las elecciones de febrero del 48.

    Puedo decir, con buen conocimiento de causa que tal cosa no es cierta. A la inversa, don Paco, a la cabeza de un grupo que pensaba como él, estaba en contra de esa barbaridad y pretendía buscar alguna fórmula política inteligente para salir de la crisis que vivió el país en aquella ocasión. El grupo afín al Dr. estaba empeñado en hacerlo presidente a ultranza y calificaba al grupo de don Paco como “traidor”. Recuerdo que la casa de don Paco quedaba cerca de la del Dr. (Barrio Escalante) y el grupo “doctorista”, enfrentado como dije al grupo “paquista” bautizaron su casa, como la “casa de la transa”, en alusión a que ahí se deseaba una “transacción”, e incluso llevaban control de quien entraba y salía de la casa de Paco. La leyenda negra de don Paco siempre la orquestó el grupo “doctorista” echándole a él la culpa y la responsabilidad de todo lo malo que acontecía, en tanto que el doctor era el “santico” incapaz de matar una mosca. Si queremos buscar factores que influyeron en la trágica y estúpida decisión del Dr. Calderón de anular las elecciones, busquémoslos más bien en la persona que a toda costa quería ser primera dama, para igualarse a aquella otra primera dama que fue doña Ivonne (chercher la femme, como dicen los psicólogos que hablan francés).

    Desde aquellas lejanas épocas, como adolescente, ya este “adulto mayor” andaba metiendo la nariz en vericuetos políticos y lo que he expuesto aquí puedo decir que me constó personalmente.

    En honor y en justicia de la verdad. Don Paco y don Manuel Mora siempre se opusieron a aquel disparate que ensangrentó al país y dividió por muchos años a la familia costarricense. Sin embargo- ¡oh! ironías de la vida y de la historia…! el Dr. Calderón tiene estatuas de prócer y fue declarado Benemérito de la Patria, con los votos del Partido Liberación Nacional y, para que no le falte don Pepe Figueres le hizo un homenaje con placa y todo en el edificio Avenida Chapultepec 512- México, D. F- donde Calderón vivió su exilio. Por cierto que el Padre Núñez rehusó participar en tal homenaje por las justas razones que le expuso al propio don Pepe.

    Esa es la historia. Feliz Año Nuevo para todos.

    J. A. Robles

  2. Freddy Pacheco León, PhD

    Si el “alcalde chino” (como le dice Oscar Aguilar Bulgarelli) pierde -como se espera- la elección presidencial frente al candidato de la Coalición 2014 (por la que hay que trabajar decididamente) se podría vaticinar el regreso (¡aunque nunca se ha ido!) de Oscar Arias. Aparte de que para optar a un triunfo electoral, Choni Araya tendría que pactar el apoyo de los aristas por lo que, tratando de ser realista y ajeno al PLN, don Oscar (principalmente) seguirá jugando para no dejar un vacío que podría ocupar José María. Y juego de “analista” diciendo esto porque pienso que el “arayismo” no existe al interior del PLN, y el “mongismo” nunca ha existido como tal (Luis Alberto siempre dependió de las “muletas”). Sí siguen jugando, y esperando los mejores momentos para ellos, el figuerismo y el arismo.

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
A %d blogueros les gusta esto: